UN FINAL FELIZ (?)

ESTE DOMINGO CONOCEREMOS AL CAMPEÓN DE LA TEMPORADA 2016 DE LA FÓRMULA 1, QUE SALDRÁ ENTRE LOS COMPAÑEROS DE EQUIPO -PERO NO AMIGOS-NICO ROSBERG Y LEWIS HAMILTON. UNA TEMPORADA SIN MUCHO QUE DECIR, PERO QUE ESPERAMOS TENGA UN GRAN FINAL.

Definitivamente la categoría reina del automovilismo a perdido toda la gracia que la ha caracterizado a través de los años. Hace ya un buen rato que el gran “show” con que era promocionada la Fórmula 1, se ha ido transformando en un espectáculo aburrido y monótono. En palabras de Gary Medel: “le falta chispeza”.

Personajes históricos e importantes de este deporte, han tirado a partir el actual momento de la disciplina. Entre ellos Bernie Ecclestone y Fernando Alonso. Este último ha dicho, que si la cosas no cambian, puede seguir su carrera en otra categoría del automovilismo.

En el Gran Premio de Brasil de hace dos semanas atrás, pudimos observar una de las razones del enojo de los fanáticos. Interlagos como siempre sacó su carácter -que lo tiene catalogado como un histórico circuito y siempre está ubicado en el último tramo de la temporada- y decidió que la lucha por el título tuviera el ingrediente extra de la lluvia. Pero a esta F1 no le gusta el agua. Es un elemento que impide el correcto desarrollo del espectáculo. Así que la carrera se atrasa y en el peor escenario largamos con Safety Car. Lo más alarmante, es que los mismos pilotos no querían largar la carrera. Ya no están acostumbrados a correr en esas condiciones, y prefieren no hacerlo si les dan la oportunidad. ¿Qué hubiera sucedido con Hamilton y Rosberg si largaban correctamente y a la hora estipulada? Quizás otra situación estuviéramos viviendo en la previa del GP de Abu Dhabi. Pero los pilotos de Mercedes preferían salir resguardados y correr en seco para no hipotecar sus chances con miras al título mundial.

Por suerte apareció Max Vertappen, y demostró que bajo condiciones no favorables, igual se puede conducir de gran manera y sin miedo. A todos se nos vino a la memoria el recuerdo del mejor piloto de todos. Es de esperar que a las cabezas encargadas de planificar el futuro de la Fórmula Uno, también hayan entendido el mensaje.

EL VASO MEDIO LLENO

Pero siempre hay que tratar de ver el lado positivo de las cosas. Por muy que estemos viviendo una época “negra” en la F1, esta temporada tendremos un final- sin exagerar mucho- emotivo.

Los últimos campeonatos obtenidos por Vettel y Hamilton, fueron una paliza, cual estilo del mejor Barcelona de Pep Guardiola que no tenía rival que les hiciera el peso. Varios puntos de ventaja, el mismo líder de principio a fin y títulos obtenidos un par de carreras antes de que finalice la temporada. Pero este año la lucha llegó hasta la última carrera -y ojalá hasta la última vuelta- lo que ha atraído la atención a lo que pueda ocurrir en el circuito de Yas Marina con los pilotos de Mercedes.

Porque sí, la relación tensa de los ahora ex amigos, aumenta la expectación de lo que pueda suceder en la carrera nocturna. Si hay que poner el saco de dinero en alguna parte, está claro que Nico Rosberg es el nombre a elegir. Ya que con un segundo o tercer lugar, logrará su primer campeonato. Aunque Hamilton gane la carrera. Habrá que ver si el alemán sale a buscar la victoria, o si hace la pega fácil y se mantiene en lugares de podio. Porque ahora no tendremos lluvia ni algún otro elemento extraño que haga la carrera distinta. Como vuelvo a repetir, si sucedió en Brasil.

El británico ya le tiró un palo al puntero en la conferencia de prensa previo a los entrenamientos libres, dejando en claro que tiene muchas cosas que decir con respecto a distintas situaciones que han pasado este año. Niño mimado Lewis también, que siempre tiene excusas al momento de perder. Quiere ser el N°1 cueste lo que cueste, y eso no sólo le ha traído problemas con Rosberg, sino que también con su equipo.  Bernie Ecclestone ayudó en alimentar ese ego, cuando hace pocos meses dijo:

“QUE GANE ROSBERG NO AYUDA A LA F1. PREFIERO QUE LO GANE HAMILTON, DE NICO NO HAY NADA QUE ESCRIBIR”.

Esta dura declaración trajo rápida respuesta de Toto Wolf y Niki Lauda, asegurando que si el alemán es campeón, será totalmente merecido. Y tienen razón, el que hace más puntos durante el año, es el mejor! Así es en todos los deportes. Pero viéndolo a través de los ojos del “dueño” de la Fórmula Uno, el estilo de manejo de Hamilton es más agresivo y vistoso para el ojo del espectador, además de que como persona es más carismático. Esto ayudarían a levantar esta alicaída disciplina.

Al final de cuentas, el domingo uno tendrá que felcitar al otro aunque su cabeza diga otra cosa.

En estos momentos, lo principal es volver a disfrutar con las carreras. Que los esfuerzos para ver los distintos GP en horarios incómodos valgan la pena. Este domingo habrá que sentarse al frente de la TV y rezar para que tengamos las mejores 55 vueltas del año, y que no se acabe todo después de la largada.

SUERTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.