SUPERCLÁSICO: LA HISTORIA ENTRE ALBOS Y AZULES

CONOCE LOS INICIOS DE ESTE TRASCENDENTAL PARTIDO DEL FÚTBOL CHILENO AL ESTILO PALO CTM. Y COMO SE HA IDO DESARROLLANDO A TRAVÉS DE LOS AÑOS HASTA LA ACTUALIDAD.

El post es largo, ya que vamos con toda la información necesaria, además de muchas imágenes y vídeos. Como estamos acostumbrados. Pero si la quieres hacer corta, recomiendo pincha en el siguiente link para ver las mejores fotografías tomadas en los Superclásicos

SUPERCLÁSICO EN PIXELES

LOS PRIMEROS AÑOS

La historia de estos clubes vienen prácticamente de la mano.

En 1925, un grupo de jugadores de Magallanes, liderados por David Arellano, deciden fundar un nuevo club por diferencias con los dirigentes. Así nace Colo Colo. Mientras que Universidad de Chile hizo oficial su fundación en 1927.

En sus inicios ambas instituciones eran de carácter amateur.

El primero en ingresar al profesionalismo fueron los albos en 1933. Bajo ese contexto, el primer partido entre ambos clubes no se considera oficial. Ya que los azules aun se regia por el amateurismo.

Este primer enfrentamiento ocurrió el 9 de junio de 1935 en los Campos de Sports de Nuñoa, terrenos en donde actualmente esta ubicado el Estadio Nacional.

EL PRIMER CARA A CARA

Este partido de carácter amistoso se realizó para observar y analizar, por un lado a un club con algunos años dentro del fútbol rentado, y por el otro, uno que seguía siendo amateur.  En la previa los medios escritos de la época metían presión, al mencionar que si la U ganaba el partido, significaría la supremacía del fútbol amateur sobre el profesional.

Víctor Cañón Alonso abrió la cuenta para los universitarios a los 30′ minutos de iniciado el partido. Pero luego el goleador albo Luis Carvallo anotó a los 34′ y 38′ dando vuelta el marcador. Pero nuevamente Alonso marcó el empate antes del cierre del que era un excelente primer tiempo. En los segundos 45′ minutos, Colo Colo comenzó a controlar el partido y tuvo las mejores llegadas, marcando la esperada diferencia. Pero solo pudo ampliar el marcador cuando restaban 5 minutos del final, y fue gracias a un lanzamiento penal, que cambio por gol Enrique Tigre Sorrel. La victoria fue para el equipo profesional.

Los medios de comunicación dejaron para la historia que fue un partido apretado, en donde el físico y la rudeza de los jugadores se sobrepuso a la técnica y buen trato del balón, presagiando en lo que se convertiría este partido en el futuro.

Luego se enfrentaron en dos ocasiones más. El segundo fue a modo de examen, para saber si Universidad de Chile tenia lo necesario para jugar en el Campeonato Profesional de 1938. El resultado final fue un empate a 3 goles, por lo que los azules se ganaron el  derecho en cancha de participar en el torneo.

IMAGEN DE ALGUNOS DE ESOS PARTIDOS
PROFESIONALISMO

Ahora si podemos hablar de partido oficial.

El 17 de agosto de 1938, en los pastos del Sports de Nuñoa, Colo Colo y Universidad de Chile se enfrentaron por primera vez por el Campeonato Nacional de fútbol de la primera división. La casa de estudios fue ampliamente superados por los albos, que obtuvieron una solida victoria por 6 goles a 0. Esta es de hecho, la mayor diferencia lograda hasta el día de hoy en la historia del Superclásico.


Goles de Colo Colo: Segundo Flores (3), Manuel Arancibia (2) y Carlos Arancibia


En el segundo partido de aquel año que se enfrentaron, Colo Colo volvió a pasar por arriba de su rival, ahora por un 6-1. Aquel enfrentamiento se disputó en el Estadio de Carabineros, y como curiosidad, les cuento que el publico asistente fue de solo 800 personas. Esta claro que por esos años el Clásico aún no generaba mucha expectativa en la sociedad chilena.

En este primer año se notaba que la U aun estaba en rodaje tras saltar del amauterismo al mundo profesional. Fue sobrepasado por todos los equipo que disputaron el torneo, no solo por Colo Colo. Pero al próximo año -en 1939- las cosas cambiarían.

El 23 de julio se jugaba el Superclásico por primera vez en su historia en el Estadio Nacional, ante 20.000 espectadores. Universidad de Chile obtendría su primer triunfo sobre su futuro archirrival. Fue un 2-1 gracias a los goles azules de Guillermo Riera y Eduardo Holzaphel, mientras que para los albos descontó Tomás Rojas.

Los universitarios celebraron mucho esta esperada primera victoria, pero fue solo un espejismo de la época, ya que Colo Colo fue superior en los próximos años. Las estadísticas marcan 6 victorias de manera consecutiva para el Cacique, y 12 partidos sin perder. Los hinchas universitarios tuvieron que esperar hasta 1945 para recién celebrar una segunda victoria, y así poder cortar su peor racha hasta el día de hoy en la vida de los Superclasicos.

¿CLÁSICO? 

Pasaron los años, y este partido cada vez generaba más atención de los hinchas y de la prensa. Pero todavía no se hablaba que albos y azules eran archirrivales, ni enemigos n°1. De hecho el clásico principal del país por aquellos años, era el que se enfrentaban a las máximas entidades educativas del país: la Universidad Católica y la Universidad de Chile.

Carlos Campos, mítico delantero del Ballet Azul, recuerda:

«HABÍA PREMIO DOBLE CUANDO JUGÁBAMOS CON COLO COLO, PERO ANTE CATÓLICA EL PREMIO ERA TRIPLE»

El hecho que la Católica haya descendido a segunda división en 1973, ayudo a potenciar el partido entre CC y la U en la década de los 70´ y 80´. Aunque muchos aseguran que desde el comienzo -con ese primer amistoso en 1935- ha existido rivalidad. Lo cierto es que para los colo colinos jugar ante la U tampoco les quitaba el sueño por aquellos tiempo. El partido a muerte era ante Audax Italiano y Magallanes.

Pero hay que detenerse en 1959 para encontrar un partido que generó un gran cambio en la historia entre estas instituciones.

NACE LA RIVALIDAD

Este es un punto importante y trascendente en la historia de este partido. Para la mayoría, en este año se da el inicio de la rivalidad entre colocolinos y universitarios, y daría el pie para ser llamado el Superclásico del fútbol chileno.

En el campeonato de ese año participaron 14 equipos, y el que sumara más puntos tras dos rondas con el sistema de todos contra todos, seria el campeón. Colo Colo era líder, y llegó a tener 6 pts de ventaja con Universidad de Chile.  Pero esa cifra se acortó, y en la penúltima fecha se enfrentaron con solo 2 pts de diferencia . Los albos dominaban el partido con un marcador favorable por 2 goles a 0 hasta los 40 minutos del primer tiempo. Pero los hinchas azules gritaron de alegría cuando dieron vuelta el marcador con un gol al final de Carlos Campos, igualando en puntaje a su rival en la punta del campeonato. En la última fecha Colo Colo derrotó 2-1 a Everton en Viña del Mar. Mientras que la U goleo 5-0 a Unión Española. Ambos equipos finalizaban con 38 pts. Por lo que el titulo se definiría en una final única.

Era la primera vez que estas instituciones se veían las caras en una definición. Casi 50.000 personas coparon las tribunas del Estadio Nacional aquella tarde. Las notas de prensa dicen que los hinchas no presenciaron un gran partido de fútbol, pero si mucha fricción entre los jugadores.

Leonel Sanchez abrió la cuenta a los 40´ minutos, tras un tiro libre que el propio jugador describe así:

«FUE DESDE UN POCO MÁS ADELANTE DE LA MITAD DE CANCHA, Y LE DI CON UN ZURDAZO QUE LE DOBLO LAS MANOS A MANUEL ESCUTI»

Hasta el día de hoy hay varios mitos que giran entorno a esta jugada. Especialmente por la real distancia de la cual la falta fue ejecutada.

El argentino nacionalizado chileno Ernesto Alvarez anotó el segundo gol para los universitarios en el minuto 50´. El descuento albo cayó en el 70´ de la mano de Juan Soto. Pero a pesar de la emoción que se vivieron en los últimos minutos, el marcador no se movió, y así Universidad de Chile ganaba la final 2-1, obteniendo la segunda estrella de su historia.

PARA UN LADO Y PARA EL OTRO

Este victoria coincidió con el inicio del Ballet Azul, una de las mejores etapas de en la vida del club Universidad de Chile. En los próximos 10 años, la U fue considerada uno de los mejores equipos del continente. Dentro de sus proezas, destacó derrotar en un amistoso diputado en Santiago, al Santos de Brasil que contó con el mismismo Pelé en cancha, obtener un triunfo sobre el Inter de Milan en el estadio San Siro, ganar 5 títulos a nivel nacional, una semifinal de Copa Libertadores y ser la base de la selección chilena para el Mundial de 1962.

Ante Colo Colo, lograron varias victorias en ese tiempo. Pero sobresale la que ocurrió el 19 de enero de 1963, cuando la U ganó por 6 a 3. No es la máxima diferencia que los azules le han sacado a sus máximos rivales en un solo partido. Pero hasta el día de hoy, es la mayor cantidad de goles que le han convertido en 90´minutos.


GOLES U: Carlos Campos (3), Ernesto Álvarez, Braulio Musso y Rubén Marcos.

GOLES CC: Abdón Portillo, Bernardo Bello y Luis Hernán Álvarez.


Luis Alamos fue el entrenador artífice de ese gran equipo. Pero tras terminar su periodo en 1966 -y posteriormente ser el director técnico de diversos equipos- en 1972 llegó a la banca de Colo Colo. Convirtiéndose así en el primer entrenador en estar en las dos veredas del Superclasico.

Al mando de los albos también gestionó un gran equipo, que logró el titulo nacional el año que llego. Ese misma temporada, la U se dio un gusto al derrotar a este plantel por 3-0. Todas las anotaciones fueron obra de Jorge Lulo Socias. Recordemos que este equipo de Colo Colo al otro año perdió la final de la Copa Libertadores en un tercer partido de desempate ante Independiente.

EL DT DANDO INSTRUCCIONES
GUERRA DE GOLES

El 18 de julio de 1977, 60.000 personas presenciaron uno de los mejores partido entre estos dos equipos.

En la primera mitad, con un autogol de Manuel Pellegrini, más anotaciones de Luis Diaz y Ramón Héctor Ponce, Colo Colo se fue en ventaja por 3 goles a 1. Alberto Quintano había descontado para la U. Pero en la segunda fracción, los azules lograron el empate gracias a las anotaciones de Eduardo Peralta y Jorge Neuman. Pero los albos reaccionaron, y Juan Carlos Orellana más el segundo tanto de Héctor Ponce, pusieron las cosas de nuevo en su lugar. Ghisso de lanzamiento penal logró un nuevo descuento. Pero no le alcanzó a los universitarios. Un 5-4 que quedó en la historia.

LA SEGUNDA OPORTUNIDAD

En 1979 en la final de la Copa Polla Gol -antigua Copa Chile– la U se vengó de la eliminación del mismo torneo el año anterior, y se titulo campeón del certamen ante 80.000 espectadores, derrotando por 2-1 a su archirrival en la segunda final que disputaban.


GOLES CC: Atilio Herrera

GOLES U: Luis Alberto Ramos y Héctor Hoffens


SUPERCLÁSICO NACIONAL

El partido más importante de Chile nunca se ha dado en Copa Libertadores. Si albos y azules se han enfrentado varias veces en la liguilla pre-libertadores. Como ocurrió en 1981 ante la ferviente mirada de 74.750 hinchas que repletaron las tribunas del Coloso de Nuñoa.

En las míticas jornadas dobles, el partido de fondo entre esto dos rivales decidía el paso al torneo continental. Severino Vasconcellos abrió el marcador de tiro libre a pocos minutos de que se acabara la primera mitad. Ya a los 15´ del complemento, Sandrino Castec anotó el empate para la U. A 5 minutos del final, Carlos Rivas desperdicio un penal para Colo Colo que le costo caro, ya que poco segundos después, Arturo Salah marco el gol de la victoria para los universitarios, dándole así la clasificación a la Universidad de Chile a la Libertadores del 81´.

UNA POSTAL DE AQUELLA TARDE

Dos años después, en la liguilla para el torneo continental de 1983, Colo Colo tendría su revancha. Nuevamente como partido de fondo, Carlos Caszely abría el marcador recién ¡a los 18 segundos!  Universidad de Chile logro dar vuelta el marcador gracias a un golazo de tiro libre de Jorge Lulo Socias que dejo sin chances al Condor Rojas.  Pero el conjunto albo reaccionó y Raul Ormeño anotó el 3-2 definitivo, dándole al Cacique la clasificación a la Libertadores.

LOS 80: BARRAS Y ARREGLOS

La asistencia a los partidos entre albos y azules ya eran muy altas en esta época. El Estadio Nacional siempre estaba a su máxima capacidad cuando les tocaba enfrentarse. Sin importar el torneo que fuese. La gente juraba defender los colores de su equipo, especialmente cuando les tocaba enfrentar al otro.  Al mismo tiempo, comenzaban el surgimiento de las barras bravas en nuestro país que se organizaban para ir a alentar a sus equipos. A finales de la década de los 80 se creaba la Garra Blanca y Los de Abajo.


#DATO La mayor asistencia controlada para el partido entre Colo Colo y Universidad de Chile, ocurrió el 16 de noviembre de 1986. Al Estadio Nacional llegaron 77.584 espectadores aquella tarde.


Ha mediados de los ochentas, el club Universidad de Chile tuvo grandes problemas financieros, que afectaron el rendimiento del equipo en el torneo nacional. En 1989 peleaban el descenso palmo a palmo con otros equipos, y en la penúltima fecha del torneo enfrentaban a Colo Colo. En la previa de aquel trascendental partido, hubo mucho morbo ya que corría el rumor de que la gran amistad entre Manuel Pellegrini – DT de la U– y Arturo Salah -DT del Cacique– afectaría en el resultado del partido, favoreciendo a los azules que necesitaban los puntos. Uno de los entrenadores que más hablo de este tema en la semana previa, fue Nelson Acosta. Que por ese entonces entrenaba a O´higgins, uno de los equipos que luchan con la U por no descender. El resultado de ese Superclásico fue un solido triunfo por 3-0 de Universidad de Chile. Obviamente aumentaron las sospechas del arreglo entre amigos.

Jugadores albos descartaron dejarse perder, pero el que hablo más fuerte fue Pellegrini, que se fue directo contra el DT uruguayo/chileno:

«ESTOY MUY MOLESTO PORQUE NELSON ACOSTA DESTROZO EL ÚNICO CLÁSICO DEL FÚTBOL CHILENO»

Tras el pitazo final de este partido, los hinchas del cacique comenzaron quemar los tablones de la galería norte y lanzarlos a la pista de recortan.


GOLES U: Jorge Perez, Cristián Olguin y Roberto Reynero.


ERA MODERNA

En los 90′ el Superclásico agarro otra faceta, otro carisma. Las hinchadas ya habían agarrado la notoriedad suficiente durante estos años, por lo que este partido ya era de vida y muerte para ambas parcialidades. Lamentablemente muchos se tomaron eso de manera literal, y las batallas campales entre hinchas se hicieron frecuentes, antes, durante y después del partido. Fue el comienzo para que hoy en día este gran partido se juegue al mediodía, bajo una fuerte custodia policial, y sin poder vender la totalidad de los asientos de los estadios.

Pero en la cancha también se vivieron grandes batallas. Tanto de fútbol como de puños.

MUNDOS DISTINTOS

Tras retornar a primera división rápidamente, Universidad de Chile estuvo 4 partidos sin ganarle a Colo Colo. Ambos clubes vivían mundos opuestos. Uno comenzaba a tener un renacer después de años oscuros que incluyó un descenso a segunda división. Mientras que el otro venia de ser tri campeón de Chile y campeón de América.

Con esas diferencias, el 12 de julio de 1992 se enfrentaron en el Estadio nacional. Por un lado estaban los dirigidos de Mirko Jozic,y por el otro los de Arturo Salah, que se pocos años antes había entrenado al cacique. A los 37 minutos, Gino Cofre abrió el marcador batiendo a Morón. En el segundo tiempo sucedió unas de las jugadas más recordadas del Superclásico chileno. En los 50´, Jaime Pizarro es derribado en el área, y el arbitro Carlos Robles apunta el punto penal. Claudio Borghi se pone al frente de la pelota. Bajó los tres palos estaba el Superman Vargas. El Bichi en una primera instancia le pega de una manera algo displicente al balón. Vargas la ataja, pero rechaza la pelota hacia el centro. El 10 albo tiene una segunda oportunidad -incluso más fácil que la primera- pero decide impactar al pelota de rabona, que nuevamente es atajada por el arquero argentino. Goles que no se hacen en un arco, se hacen en el otro dice el famoso refrán futbolero. Acá se cumplió al pie de la letra, ya que 15 minutos después de la locura -o tontera de Borghi– nuevamente Gino Cofre anoto un gol tras clavarla en un angulo del pórtico que defendía Daniel Moron. Era un gran triunfo de la U a uno de los mejores equipos que la historia del fútbol chileno ha tenido. Los jugadores albos no aceptaron la derrota y cuatro de sus jugadores vieron la roja durante el partido: Jaime Pizarro, Marcelo Barticcoto, Javier Margas y Lizardo Garrido. Por la U Rogelio Delgado también se fue a las duchas antes de tiempo.

El 10 de enero de 1993, nuevamente se volvieron enfrentar en la liguilla pre libertadores. Los albos venían de ser campeones del torneo un par de años antes, mientras que los azules no clasificaban al torneo desde hace 12 años. Los universitarios necesitaba el empate para volver al ruedo internacional. Y todo indicaba que lo lograban ya que en el minuto 87′ el resultado era un empate sin goles. Pero un centro de Lizardo Garrido encontró la cabeza de Hugo Rubio que batió a Sergio Vargas en el minuto 88′. El mundo colocolino celebró como un titulo el hecho de negarle la clasificación a su rival.

NACEN LOS ÍDOLOS

Uno de los máximo ídolos de Universidad de Chile en la era moderna, es Marcelo Salas. Pilar fundamental para el bicampenato del 94′ y 95′ después de 25 años de sequía. El Matador se metió de lleno en los corazones azules y en la historia del Superclásico el 10 de abril de 1994. Por la primera fase de la Copa Chile, Colo Colo y la U. de Chile se enfrentaron en un Nacional a medio llenar. Fue un 4-1 a favor de los universitarios. En donde Salas aportó con un hat trick, venciendo en tres oportunidades a Daniel Moron. Esteban Valencia marcó el otro, y Rubén Vallejos descontó para los albos.

En 1995, en la otra vereda, también vimos el nacimiento de un ídolo en un Clásico. En tiempos que el fútbol chileno abría la billetera sin pensar en el futuro, y contrataba jugadores de gran nivel internacional, Colo Colo sumó a sus lineas al seleccionado argentino Marcelo Espina. Y en su primer enfrentamiento ante el máximo rival, anotó dos goles en la victoria 3-0 que tuvo como escenario el estadio Monumental.

Un año después, el cabezón dejaría una postal iconica. Albos y azules se enfrentaban por las semifinales de la Copa Chile en partidos de ida y vuelta. En el estadio Monumental, los visitante dieron el batacazo al obtener la victoria por 3 a 2. Pero en la revancha diputada en el recinto de Nuñoa, los albos ganaron 2-0, logrando la clasificación a la final. El segundo tanto fue obra de un tiro libre de Espina, que festejó con su camiseta en el banderín del corner a modo de bandera,  corriendo por la pista de recortan por la galería norte. Donde se ubica la Garra Blanca.

Pasaron 365 días, y en el clásico por el torneo de apertura jugado en el Estadio Nacional, Victor Hugo Castañeda anotó el 1-0 de lanzamiento penal, y claramente aún con sangre en el ojo por la celebración del cabezón un año antes, lo imitó corriendo con el banderín y su camiseta por la galería sur. Donde se ubican Los de Abajo. Este triunfo dejaba a la U como puntero del campeonato, sobre Colo Colo y la UC. Lamentablemente para Castañeda y Universidad de Chile, Pedro Reyes empató el marcador en el último minuto de partido. Con el empate, los azules quedaron fuera de la lucha por el titulo, que terminaron definiendo albos y cruzados.

MÁS QUE SOLO FÚTBOL

Como buen derby N°1 de un país. En los partidos entre Colo Colo y Universidad de Chile, aparte del fútbol, también se han podido presenciar otros deportes en la cancha: tales como lucha, boxeo y peleas callejeras.


#DATO Con 37 apariciones defendiendo la camiseta de Colo Colo, Misael Escuti es el jugador que en más oportunidades ha disputado en este partido.


Una de las primeras mochas de este época moderna, tuvo el agregado de que sucedió en dos capítulos. O dos rounds si prefieren. Todo comenzó el 8 de octubre de 1995. En un partido valido por la fecha 21° del torneo, los azules derrotaron 2-0 a los albos, con tantos del Polaco Godberg y Marcelo Salas. En un minuto del partido, hubo un fuerte choque en el área azul, entre el Superman Vargas y el jugador colocolino Fernando Vergara. Tras lo cual el arquero le puso dos combos al delantero. Para el recordado arbitro Mario Sanchez,  decidió solucionar todo con solo tarjeta amarilla para ambos jugadores. Paso un año completo, y por el partido de ida de las semis de la Copa Chile -disputado en el Monumental– llego el segundo asalto. Los universitarios ganaban 2-1, uno de los tantos fue un golazo del Leo Rodriguez. Y tras un centro del Coto Sierra, apareció Hector Tapia para conectar de cabeza y anotar el empate. Comenzó la celebración del equipo albo, pero Fernando Vergara no corrió junto a sus compañeros a gritar el gol. Prefirió gritárselo en la cara a Sergio Vargas. Este le contesto con un golpe al mentón, y de ahí se armó. A punta de puñetes, Vergara metió a su rival dentro del arco. Ambos fueron expulsados, y cuando quedaban pocos minutos, Cristian Traverso de palomita le dio la victoria a los visitantes.

Otro claro ejemplo de que estos partidos se juegan una intensidad muy alta, es lo que paso el 9 de febrero de 1999 en el Estadio Nacional. Como pre temporada para el campeonato nacional que comenzaba en una semanas más, Colo Colo y U. de Chile disputaron un amistoso bajo la denominación Copa Ciudad de Santiago. En lo que a fútbol se refiere, los albos fueron ampliamente superiores durante todo el partido. En un instante, cuando los jugadores del cacique tocaban la pelota y los oles bajaban desde las tribunas, Luis Musrri no aguantó más y le pone una chuleta -esas que el tan bien sabia hacer- a Cristian Uribe. Este desde el suelo responde tirandole la pelota en la cara. A lo que el gran capitán azul devuelve con una bofetada. Ahí se arma el típico tumulto, y en una de esas, el defensa azul Ricardo Rojas – que años después jugó por Colo Colo– le colocó tonto cornete a Marcos Villaseca,  dejandole un corte en el pómulo. Si el Rambo Ramirez no agarraba a Villaseca, se armaba una pelea a muerte en la mita de la cancha.

El partido finalizo con un 5-1 a favor de Colo Colo, que derivo en la renuncia de Roberto Hernandez como DT de la U. Los dos jugadores que pensaban que estaban en la calle peleando, terminaron detenidos en la comisaria por la ley de violencia en los estadios.


GOLES CC: Manuel Neira (3), Marcelo Espina y Cristian Montecinos.

GOLES U: Leonardo Rodriguez


 


#DATO El Colo y la U se han visto las caras solamente una vez en el ámbito internacional. Eso sucedió el año 1999 por el marco del desaparecido torneo Mercosur.


CLÁSICO AZUL

Ese mismo año -1999- en el mes de diciembre se volvieron a ver las caras en el Coloso de Nuñoa por la última fecha del torneo nacional. Universidad de Chile ya era campeón una fecha antes. Así que la celebración en la cara del rival se venia con todo. El plantel completo dio la vuelta olímpica antes que comenzara el partido, para asegurarse que los hinchas albos vieran todo. Ahora cuando la caravana intento pasar por el sector norte del estadio, la lluvia de piedras y proyectiles no se hicieron esperar por parte de la Garra Blanca. La fiesta tuvo que esperar hasta que sonara el pitazo final, ya que Colo Colo ganó por 3 goles a cero. En el último gol de penal del Coto Sierra, Sebastian González mostró una polera bajo su camiseta, con la frase: Campeón hay uno solo.

El 9 de septiembre del 2001 es una fecha muy recordada en la historia del Superclásico. Especialmente para los hinchas de la U por una buena y una mala razón. Los universitarios pararon un equipo en su mayoría con jugadores jóvenes y suplentes, que en sus cuerpos tenían muy poca experiencia en clásicos. Johnny Herrera atajó esa tarde con tan solo 20 años. El local se puso en ventaja con goles de Sebastian González y un autogol de Cristian Castañeda, mientras que el descuento fue obra de Arilson. El momento especial para los azules fue cuando Diego Rivarola anotó el gol del empate y se subió al reja para celebrar con Los de Abajo, mostrando una polera con la cara de Gohan convertido en Supersaiyajin. Los relatores no eran expertos en el anime japones, por lo que bautizaron a Rivarola como el padre de Gohan: Goku. Apodo que se le conoce al delantero hasta la actualidad. La celebración fue mayor cuando Carlos Garrido convirtió el gol del triunfo para la Universidad de Chile.

¿El punto malo de esta historia? Fue la última vez la U ganó en Macul.

UN JOVEN HERRERA

EL PARTIDO DE LA VERGÜENZA

En el torneo de apertura del 2005  se enfrentaron en el Estadio Nacional. Por el lado colocolino habían jugadores de la talla de: Claudio Bravo, Arturo Sanhueza, Miguel Ramirez, Jorge Valdivia, Matias Fernandez y Hector Tapia. Mientras que por la U: Johnny Herrera, Waldo Ponce, Manuel Iturra, Esteban Valencia, Diego Rivarola y Sergio Goino.  Los universitarios pegaron primero de la mano de Nelson Pinto. En el segundo tiempo CC se fue con todo a buscar el empate, que lo consiguió tras un tiro libre de Maurcio Donoso, que Angel Carreño toco con el taco. Siguiendo el ejemplo de Fernando Vergara una década antes, Jorge Valdivia celebró el gol a Johnny Herrera en su cara. Este último no se quedo de brazos cruzados, y encaró al Mago, que con cara de inocente parecía decir yo no hecho nada.

Después la lógica manda a decir que se metieron jugadores, reservas, utileros, masajistas, fotógrafos, carabineros, hasta Marcelo Espina se metió en la trifulca. Quizás con la adrenalina aun a flor de piel, ya que hace solo un año se había retirado del fútbol. En fin. Enrique Osses, que dirigía su primer Superclásico, finalizo todo con 4 expulsados -2 por cada lado- y ambos técnicos dirigiendo desde las tribunas. Cuando finalizaba el pleito, Nelson Pinto literalmente cogoteo a Rodolfo Madrid, y también se fue a las duchas antes de tiempo.

5 rojas en total y empate a un gol.

PINTO CREÍA QUE ESTABA EN LA CALLE
PENALES ALBOS

Hablemos un poco de fútbol ahora. El 2006 Colo Colo y Universidad de Chile se enfrentaban nuevamente en una final de campeonato, después de más de 40 años. Aquella vez en 1959 fue a partido único. Ahora serian partido de ida y vuelta.

En el primero los albos se impusieron 2-1 gracias al doblete de Matias Fenandez. Pocos días después en la revancha, Luis Pedro Figueroa anotó el único gol del partido, dándole el triunfo a los azules. El titulo se definiría desde los 12 pasos. Marcelo Salas mandó a callar el estadio cuando anotó el primer lanzamiento. Después los jugadores de la U no estuvieron efectivos al momento de tirar sus penales. En la cabeza de todos quedó grabado cuando el colombiano Mayer Candelo le pico la pelota a Claudio Bravo a lo Panenka, pero el futuro capitán de La Roja con gran agilidad, se levantó del suelo y paro el disparo. Miguel Aceval conectó el ultimo lanzamiento, y el pueblo colocolino comenzó a celebrar la que seria su estrella N° 24.

Ya se contaba con tecnología en los celulares por aquellos años, por lo que podemos disfrutar ese último penal desde las tribunas con los hinchas.

MUCHAS, MUCHAS, MUCHAS HISTORIAS

Ese mismo año en el torneo de apertura, Colo Colo venció a su archirrival después de 7 años si poder lograrlo en su casa. Chupete Suazo anotó dos pepas. Alexis Sánchez también convirtió para la victoria final por 4-2. Los dos goles de los universitarios, fueron obras de Marcelo Salas que convertía por primera vez en el estadio Monumental con la camiseta azul.

El 2007 se enfrentaron en partidos de ida y vuelta por las semis del torneo de clausura. En el primer pleito jugado en Macul, los albos se hicieron con la victoria por 2 a 0. La imagen de ese partido, fue ver a uno de los lideres de la barra de Los de Abajo en plena cancha apretando a Pedro Morales cuando se disponía a ejecutar un tiro de esquina. Al parecer vendían ubicaciones VIP para algunos.

DE NO CREER LA IMAGEN

En la vuelta jugada en Nuñoa, terminado el primer tiempo, Enrique Osses expulsó a Rafael Olarra por una agresión. Los jugadores de la U se fueron encima del saquero, por lo que tuvieron que actuar las autoridades. Ya en el segundo tiempo, el uruguayo Biscayzacú marco el 1-0 con lo que sentenciaba la llave. Los hinchas de la U así lo vieron, por lo que comenzaron a lanzar piedras y los tablones del antiguo Estadio Nacional a la cancha. Osses dio por terminado el partido antes de tiempo y Colo Colo clasifico a la final.

El 5 de octubre del 2008, el Superclásico disputado en el estadio Monumental tendría las dos caras de la moneda para jugadores de cada lado.  Por el lado colocolino, Lucas Barrios se graduaba de ídolo al anotar los dos únicos 2 goles del partido. El segundo una obra de arte que le tomo 50 mts construir. Por el otro lado, Marcelo Salas disputaba su ultimo clásico, y a diferencia de lo que sucedió 14 años antes donde tuvo su tarde de ensueño ante el máximo rival, ahora se fue con derrota, y además fallo un lanzamiento penal. Un final para el olvido.

El 7 de noviembre del 2010 sucedió uno de los hechos más curiosos en la historia de este partido. Bajo una intensa e inesperada lluvia primaveral, albos y azules se vieron las caras en el Estadio Nacional. Colo Colo llegaba como líder del torneo, mientras que Universidad de Chile tenia que ganar si quería acercarse a la punta. Los condimentos necesarios para que sea un gran partido. Esteban Paredes abrió la cuenta mediante un tiro libre que fue inatajable para Miguel Pinto. Luego Juan González consiguió el empate, pero Matías Rodríguez dio vuelta el partido para los universitarios. Parecía sentenciado el resultado, pero en los descuentos un tiro libre de Macnelly Torres fue cabeceado por el argentino Javier Campora marcando el empate. La repetición de la jugada a través de la televisión, mostraba que el delantero estaba en clara posición de adelanto. Pero al momento de que era ejecutada la falta, al guarda lineas de aquel sector –Patricio Basualdo– se le cayó el banderín, justo al momento de que la deberia haber levantado. Todas las criticas del pueblo azul estuvieron dirigidas a la terna arbitral -con justa razón- culpándolos de haber perdido dos puntos. El linea declaró unos días después:

«HAN HABIDO GRADES AMENAZAS DE MUERTE. ME LLAMAN, DICEN QUE DONDE TE PILLEMOS TE PEGAREMOS. TE HABLAN DE TU FAMILIA SABEN DONDE VIVES, TIENEN MI DIRECCIÓN, MI CELULAR. ME DICEN QUE LE VAN A HACER ALGO A LA CASA»

Al clásico del 30 de abril del año 2011, Universidad de Chile llevaba 3 años sin derrotar a su archirrival. Jorge Sampoali ya estaba en la banca del club laico. Mientras que el Tolo Gallego estaba por el lado del conjunto albo. En un Estadio Nacional, que ya contaba con un aforo reducido, 35.000 espectadores vieron como bien entrada en le segundo tiempo -a los 64n minutos- Ezequiel Miralles abrió la cuenta para Colo Colo. Sampaoli ante la necesidad de ganar, metió a los delanteros Gustavo Canales y Diego Rivarola.  El partido se acababa y todo indicaba que la paternidad alba seguiría. Pero en el minuto 87´ Enrique Osses marco desde el punto penal después de una falta sobre Charles Aranguiz, que Canales cambio por gol. Empatar un partido así en los últimos minutos, se saborea casi como una victoria. Pero en el 89´ paso lo impensado, y Diego Rivarola convertía un golazo de cabeza desatando la locura en el Coloso de Nuñoa. Al igual que 10 años antes en el Monumental, la polera de Goku aparecía como la salvadora en un Superclásico.

Ese mismo año, pero en el torneo de apertura, albos y azules se enfrentaron en el estadio Monumental. Y también tendríamos un final de infarto. El equipo de Sampaoli llegaba invicto, y con la misión de ganar tras 10 años en ese reducto. Como todos sabemos, el casildense nunca pudo lograrlo. Quizás su única espina en su estadía en la U.


#DATO El maximo goleador del Superclásico es Carlos Campos, que con la camiseta azul marcó 16 tantos. Esteban Paredes es el jugador activo que más cerca esta de esa marca. Al delantero albo solo le falta un gol.


En esta ocasión las cosas comenzaban bien, ya que Charles Aranguiz abrió la cuenta mediante un lanzamiento penal que batió sin problemas al uruguayo Juan Guillermo Castillo. Pero el Príncipe -que un par de años antes había jugado este partido desde la vereda de al frente- fue expulsado pocos minutos después por agredir en el piso a Marco Medel. En los descuento de la primera mitad, Esteban Paredes anotó el empate también desde los 12 pasos. Osvaldo González causó el penal por una mano, que le valió la segunda amarilla del partido, por ende la U se quedaba con 9 jugadores antes de llegar al descanso. En el minuto 60´ Esteban Paredes batió a Johnny Herrera por segunda vez en el partido, y los 40.ooo asistentes celebraban lo que parecía una victoria segura. Pero a los 73 minutos, el arquero Castillo se ganó la segunda tarjeta amarilla por reclamar. La cancha se emparejaba un poco más. Raúl Olivares ingresó en el arco local, y recordada es la jugada en donde sufrió un duro golpe en su cabeza en un choque con Albert Acevedo.

El arbitro Claudio Puga dio 10 minutos de descuento por todos lo incidentes que hubieron en el partido. Cuando ya iba  bien avanzado los descuentos, un centro a la olla fue conectado de mala forma por el albo Osmar Molina, que desconcertó a Olivares y la pelota se introdujo en el arco decretando el empate final. Jorge Sampaoli y su cuerpo técnico invadieron la cancha a celebrar con mucha euforia el agónico empate, que como les dije anteriormente, era con gusto a victoria. Durante la semana se hizo conocida una fotografía en donde se ve a Marcelo Díaz dedicandole un Pato Yañez a los hinchas colocolinos. Estas cosas caldearon los ánimos de los locales, y tras el pitazo final, varios jugadores de ambos equipos casi terminan a los puños. Ademas miembros de la Garra Blanca ingresaron a la zona de vestuarios para encarar y agredir a los jugadores azules. Un final escandaloso.

El año 2012 fue especial, ya que se disputaron 4 Superclásicos. Y todos tuvieron su propia historia. Algunos por fútbol, y otros por polémicas.

El 29 de abril en el Estadio Nacional, se produciría un hecho histórico, ya que la U logró su victoria más abultada  ante Colo Colo. El resultado fue un 5-0. El partido estaba parejo, hasta  que Mauro Olivi fue expulsado por una fuerte – y tonta- entrada sobre Marcelo Díaz. ¿Venganza quizás? En los segundos 45´minutos, Universidad de Chile fue una aplanadora, y anotó todo los goles. Recodado es el tanto de Ángelo Henríquez que debutaba en este tipo de partidos. Los dirigidos por Sampaoli celebraban en camarines sacándose una foto grupal con la mano abierta mostrando los 5 dedos.

Después llegarían los partidos de semifinales del torneo apertura de ese año. El partido de ida disputado en el Monumental fue a puertas cerradas. Colo Colo fue sancionado por hechos de violencia, por lo que este partido de mucha trascendencia, fue sin publico. El conjunto albo se cobro revancha de la goleada sufrida pocos meses antes, y con un gol de Paredes y otro de Bryan Rabello, obtuvieron la victoria por 2-0.

Pero una semana después jugaron la vuelta en el Estadio Nacional, y los azules dieron vuelta la llave de gran manera tras ganar el partido por 4 goles a 0.


GOLES U: Junior Fernandez (3) y Ángelo Henríquez.


Pasaron los meses, y el estadio Monumental fue testigo de otro clásico con un final bastante polémico, que hasta el día de hoy da que hablar.

En un partido apretado y donde los equipos no se podían sacar diferencias, Carlos Muñoz rompió el cero a cero con un zapatazo en el minuto 77´ que dejo sin chances a Johnny Herrera. En la ultima jugada del partido, el propio Herrera subió al área a rival a buscar el empate en un tiro libre. Pero no paso nada y el partido terminó con resultado a favor de CC por la cuenta mínima. Acto seguido, el arquero albo Francisco Prieto, le dedica una burla a la barra Los de Abajo que estaba tras su arco. El famoso «Te paseo». Herrera que estaba merodeando por ahí cerca, no la pensó dos veces al ver esta situación, y  fue a encarar a su colega. Un par de pechasos, algún que otro empujón, y una acción por parte de Prieto que se ha convirtió en lo más penca que se ha visto en el fútbol chileno en los últimos años.

Camino a camarines el técnico de Colo Colo Omar Labruna, se tiro la frase para el recuerdo:«Se acabo la moda». Eso fue lo mejor que hizo en su paso por el equipo albo. Este fue el último Superclásico de Jorge Sampoli antes de pasar a dirigir a la selección chilena.

El 5 de mayo del 2013 en un vibrante partido disputado en el Estadio Nacional, la U ganó en el final 3×2, gracias a un gol del príncipe Aranguiz. Esta fue la última vez que la Universidad de Chile le ganó a Colo Colo.


GOLES U: Juan Ignacio Duma (2) y Charles Aranguiz

GOLES CC: Carlos Muñoz y José Pedro Fuenzalida


En el 2015 ambos equipos disputaron la final de la Copa Chile en la ciudad de La Serena. En aquella ocasión los chunchos gritaron campeón, pero no derrotaron en los 90 minutos a su máximo rival. El partido finalizó igualado a un tanto, y en los penales los azules marcaron diferencias.

Los Superclásicos se han teñido de blanco en el último tiempo. Hace rato que los albos no pierden. En el Monumental tiene una paternidad ya de de varios años sin perder.

AZUL Y BLANCO

Tantos años siendo parte de los clubes más importantes del futbol chileno. No es de extrañar que haya un catastro de cuantos jugadores han defendido la camiseta de ambas instituciones. Hasta la fecha, más de 70 «traidores» han cruzado a la vereda del enemigo. No es fácil estar ganarse al hincha, si en el pasado estuviste identificados con los colores odiados.

Repasemos los casos más iconicos de este duelo:

En los comienzos la rivalidad entre Colo Colo y Universidad de Chile no distaba de dos equipos que solo querían ganar en la cancha. Afuera todo era pasividad. Es por eso que los primeros jugadores no sufrieron la furia de los hinchas.

EL PRIMERO

Claro ejemplo de eso, es lo que sucedió con el delantero Alfonso Domínguez, que tiene el privilegio de ser el primero jugador de la historia en haber cambiado de equipo. Y curiosamente no lo hizo tan solo una vez. ¡Sino que 2 veces!

Desde 1939 hasta 1943 no se canso de romper redes con el club albo. De hecho es el cuarto jugador con más goles del club. En 1943 fue enviado a préstamo a U. de Chile donde alcanzo a jugar un clásico con esa camiseta. Unos años después retorna a CC para quedarse por tres años más, y seguir aumentando su cuota de goles. Con esa camiseta le marco 8 veces a los universitarios, equipo al cual paso -nuevamente- en 1949 para retirarse.

DE AZUL A BLANCO

En esa misma época, tuvimos el primer cambio desde el lado del conjunto universitario hacia el rival. El portero José Sabaj debutó en el futbol en Universidad de Chile, donde resguardo la portería durante todo 1943. Pero tras un gran temporada, paso a Colo Colo en donde jugó por los próximos 4 años.. Es ahí en el cuadro popular donde logro su mejor rendimiento, y levanto títulos.

¿ÍDOLO?

Pero si tenemos que busca a ese jugador que por primera vez hizo noticia por pasar de un bando a otro, tenemos que hablar de Leonel Sánchez. Considerado uno de los mejores delanteros chilenos, fue la punta de lanza del Ballet Azul que lo ganó todo en la década de los 60′. El Gran Leonel hizo inferiores en el conjunto laico, debuto en 1953 y hasta 1969 marco más de 160 goles y conquisto 6 títulos nacionales. Pero a finales de 1969 abandona el club de toda su vida, e increíblemente -con el pase en su poder- firma en Colo Colo. Después reconocería que esa fue una etapa triste de su vida, y que esa decisión la tomo por culpa de la dirigencia de Universidad de Chile, que lo saco del club. Sánchez solo estuvo la temporada de 1970 con los albos, donde se alzaron con el trofeo del torneo nacional.

EXTRANJEROS

El argentino Luis Alberto Ramos se convirtió en el primer extranjero en jugar por ambos equipos. Primero en 1977 se vistió con la camiseta de Colo Colo, y en 1979 firmo con la U.

Severino Vasconcelos trajo todo su talento desde Brasil en 1979, para dejar una huella en Colo Colo, donde es ídolo hasta el día de hoy, ya que obtuvo tres títulos con los albos hasta 1985. Después de emigrar al extranjero, vuelve a nuestro país, en donde recae en el club universitario en 1989. Con los azules es recordado porque fue pilar del equipo que retornó a la primera división en 1989.

¿DE QUE COLOR ES EL PATO?

Patricio Nazario Yañes volvió de Europa como figura para jugar en Universidad de Chile en 1990. Pero las constantes lesiones no le permitieron rendir como se esperaba. Es por eso que al año de su llegada, deicidio irse a Colo Colo, donde las cosas fueron muy distintas. Obtuvo dos títulos nacionales, pero lo más importante, levanto la Copa Libertadores.

Solo como opinión personal. Siento que hoy en día no es querido por los hinchas de ninguno de ambos clubes.

POR SOLO UNA VEZ

El caso de Rogelio Delgdo es curioso. El paraguayo llegó a Universidad de Chile en 1992, y rápidamente se convirtió en el patrón de la defensa estudiantil. Dos años después -el ultimo de su carrera profesional- fue pilar fundamental para lograr el título del torneo nacional, que llegaba después de 25 años de sequía para el club laico. Es por eso que el Leon guaraní se convirtió en uno de los tantos ídolos de ese equipo para la hinchada azul.

En el 95´, Delgado se incorporo como ayudante técnico de su compatriota, Gustavo Benítez, a la banca de Colo Colo. Incluso para un partido de la liguilla pre libertadores de fines de ese año, se puso la camiseta alba y salto a la cancha. Una traición que se pudo haber evitado. ¡Era solo un partido!

LOS AÑOS 90

Fabián Estay y Marcelo Vega fueron dos talentosos que en la década de los 90 hicieron noticia gracias al buen juego que mostraban. También por cambiarse de bando. Diez años después de jugar en Colo Colo, el Toby arribó a Universidad de Chile para jugar su ultima temporada como futbolista el año 2003. Y llegó al club azul con todo, declarando que, «toda su vida había hinchado por la U».

Pedro Reyes fue otro caso emblemático, que varias temporadas defendiendo la camiseta popular y ganar varios títulos, unos años después fichó por el archi enemigo.

SIGLO XXI

La lista de nombres siguió aumentando con la llegada del nuevo siglo. Luis Pedro Figueroa, Roberto Cereceda, Emilio Hernández, Patricio Rubio, Ramón Fernández, etc….

Los más destacados son:

En el 2009 Charles Aranguiz llegó a Macul desde Cobreloa. A pesar de ser parte del plantel campeón de ese año, la temporada siguiente jugó poco y fue transferido al extranjero. Solo 1 año después el Príncipe fichó en Universidad de Chile. Fue en ese club donde exploto de la mano de Sampaoli, ganando varios títulos y convirtiéndose en ídolo para los hinchas.

El cambio más polémico de los últimos años, incluso décadas, es la que vivió Jean Beausejour el 2016, al fichar por Universidad de Chile tras dos años jugando por Colo Colo. La razón de porque fue tan mediático ese traspaso. Es que pocas veces se ve a un jugador pasar directamente de un equipo al otro. Los hinchas albos trataron de mercenario al lateral, mientras que los fanáticos azules no lo querían ya que su pasado popular era muy reciente.

 

Si quieres ver las mejores foto del Superclásico, pincha en el siguiente link

SUPERCLÁSICO EN PIXELES

 

 

SUERTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.