SANTA LAURA: LA CUNA DEL FÚTBOL CAPITALINO

DE LOS RECINTO MÁS TRADICIONALES E IMPORTANTES DEL DEPORTE CHILENO. UN ESTADIO DE BARRIO QUE HA PERDURADO EN EL TIEMPO, Y QUE LOS HINCHAS DEL FÚTBOL RESPETAMOS Y QUEREMOS. ESTA ES SU HISTORIA.

Si nunca has visto un partido en el Santa Laura, y te dices ser fanático del fútbol. Tenemos un problema. Ir al recinto de Independencia tiene que ya estar tachado en tu lista de estadios por conocer. Por historia y porque es de los lugares donde mejor se puede ver y disfrutar este deporte. El apodo de La Catedral del futbol chileno no se lo ganó gratis. Ha sido refugio de varios equipos de Santiago, no solo de Unión Española. Así que no estaría equivocado al decir, que todos los hinchas le tenemos cierto cariño. Respeto sin lugar a dudas.

He aquí la historia de este épico lugar.

 

EL DUEÑO DE CASA

Para encontrar los inicios de Union Española, nos tenemos que remontar hasta 1897. El 18 de mayo de aquel año, un grupo de españoles residentes en Chile, fundaron el  Centro Español de Instrucción y Recreación. Durante el transcurso de los años, dos ramas deportivas comenzaron a crecer y desarrollarse de manera rápida, por lo que decidieron administrar sus recurso de manera independiente, y formar su propio club: Club ciclistas Ibérico y Club Ibérico Balompié. Tras obtener buenos resultados, y ante la necesidad de tener un propio recinto para practicar sus respectivas actividades, ambas entidades deciden fusionarse en una sola institución en mayo de 1922, llamada Unión Deportiva española. Comienza a gestionarse la idea del estadio Santa Laura.

Rápidamente, el 21 de octubre del mismo año, la nueva institución adquirió los  terrenos de la chacra La Obra, ubicada a pasos de la Plaza Chacabuco. El sector estaba muy lejos aún de ser llamada como la comuna de Independencia. Con la compra-venta ya efectuada de manera oficial, comenzaron las obras de construcción del estadio.

INAUGURACIÓN

El 10 de mayo de 1923, el estadio Santa Laura es inaugurado con una capacidad para 5.000 espectadores. La cancha, a su lado poniente, cuenta con tribunas de 8 gradas, muy firmes y techadas con madera. Al lado contrario se levantan aproximadamente 60 metros de graderías.

Esa tarde se enfrentaron el local –Unión deportiva española– ante Audax Italiano por la copa Guillermo Gellona, donada por el empresario italiano del mismo nombre, vecino del barrio donde se instaló el estadio. Entre los asistentes, se encontraron grandes jugadores y directivos del fútbol chileno, disputados, senadores, más embajadores de Italia y España. Pero la prensa escrita de la época, destacó sobre el resto, la gran presencia femenina que hubo en aquel partido.

Además de la cancha principal, el recinto se completó con 4 canchas de tenis, una piscina y un velódromo con una pista de 500 mts.

El triunfo fue para los italicos por 1-0.

 

El Santa Laura fue muy importante para levantar del fútbol en la capital. Los recintos deportivos escaseaban para practicar este deporte. Junto a los Campos Sports de Nuñoa y el Estadio de Carabineros, recibían todo el panorama futbolistico, siendo el recinto de Independencia el único de esos tres que sigue con vida.


#DATO El estadio se llama Santa Laura, porque esta ubicado en la calle que llevaba el mismo nombre. Hoy se cambió a Julio Martínez Pradanos.


Hasta la inauguración del Estadio Nacional en 1938, la Catedral era el recinto n°1 del país. Ese status le dio la chance de ingresar en la historia deportiva de Chile, al recibir en su cancha el primer partido del fútbol profesional que se disputaba en nuestro territorio. Ese épico evento ocurrió el 22 de julio de 1933 a las 16 hrs, enfrentándose Audax Italiano ante Morning Star por la primeras fecha del Campeonato de Primera división. El resultado fue favorable para los italicos por 3 goles a 1.

LOS JUGADORES DE UNIÓN Y COLO COLO SALIENDO AL CÉSPED DEL SANTA LAURA EN 1925

Un año después se realizó la fusión entre la Unión Deportiva Española y el Centro Español de Instrucción y Recreación. Y el club paso a llamarse definitivamente Unión Española. Desde este punto en adelante, se comenzaría a construir una rica historia entre el club y el estadio Santa Laura.

GUERRA A DISTANCIA

El estadio tuvo que ser clausurado debido a una situación que pasaba a miles de kms de Chile. Cuando en 1939 la Guerra Civil Española estaba en su desenlace, en nuestro país la colonia de residentes de españoles entro en conflicto, y durante los partidos, los espectadores se manifestaron insultando y agrediendo a los jugadores. Todas las ramas deportivas del club se vieron afectados por estas lamentables -pero entendibles- situaciones. Por lo que los dirigentes hispanos decidieron disolver todas las disciplinas del club, y entrar en un receso administrativo. El estadio Santa Laura cerro sus puertas por todo ese año, a pesar del pedido de la Asociación Central de Fútbol -la ANFP de la época- de mantenerlo abierto para que se disputaran otros partidos, dando a entender lo importante y necesario que el recinto era para que el torneo funcionara.

 

 


#DATO Desde 1945 hasta 1971, el estadio Santa Laura tuvo de vecino al Estadio de Independencia donde hacia de local Universidad Católica. Los recintos se encontraban a tan solo 4 cuadras de distancia.


EL SAPITO LIVINGSTONE JUNTO A JUGADORES DE CATOLICA EN EL SANTA LAURA.
ÉPOCA DE ORO

La década de los 70´ es llamada de esta manera por los hinchas de Unión Española. Los hispanos armaron un gran plantel, y rápidamente se vieron los efectos positivos, al clasificar a su primera Copa Libertadores en 1971. El Santa Laura se hacia grande al recibir el torneo continental. Unión ganó su grupo tras hacerse fuerte de local, superando a Colo Colo, Cerro Porteño y Guaraní de Paraguay. En segunda ronda fue eliminado.

La Libertadores de 1975, es la mejor de su historia, al logra el sub-campeonato. El rival en la final fue Independiente de Argentina, pero lamentablemente los Rojos no pudieron hacer de local en el Santa Laura, debido a que el recinto no era de nivel internacional. Jugaron en el Estadio Nacional, logrando los hispanos la victoria por 1-0. Me imagino que todos saben como termina esta historia, así que es mejor no recordarlo.

UN PARTIDO EN LA CATEDRAL
PELEA INTERNACIONAL

La selección chilena de fútbol también disputó partidos en el Santa Laura. Era que no. Pero uno es el más recordado de todos, no tanto por la calidad del partido, si no por los golpes que jugadores de dieron en plena cancha. El 25 de junio de 1975, Chile recibía a Uruguay por el marco de la copa amistosa llamada Juan pinto Duran, en honor al ex dirigente. La Roja alineaba con un equipo alternativo, ya que los titulares estaban con su clubes jugando Copa Libertadores. Mientras que los charruas llegaron con un equipo juvenil. El partido rápidamente se puso de pierna fuerte, dejando en claro que de amistoso esto no tenia nada. La selección celeste, conocida por su juego brusco, comenzó a darle a cada jugador chileno. Lo que encendió los ánimos, en la cancha tanto como en las tribunas. El arbitró Sergio Vasquez no controló el partido desde el primer minuto, y el asunto se les fue delas mano. Tras una infraccion, los jugadores de ambos lados no aguantaron más, y se dieron con todo a puñetazo limpios y patadas voladoras. Cuando el ambiente se calmo, el inexperto juez expulsó a ¡19 jugadores! Solo se salvaron ambos arqueros y un joven jugador nacional. Los uruguayos tuvieron que espera varios minutos en cancha, hasta que se fuera todo el último hincha chileno, y así poder retirarse tranquilos rumbo a camarines.

VOLVAMOS CON UNIÓN….

El equipo hispano participó en la Libertadores un total de 6 ocasiones durante esta década. Además de obtener tres títulos nacionales el 73´, 75´y 77´. Estos logro posicionaron a Unión como uno de los clubes más grandes de la capital. En buena medida gracias a que -a diferencia de los otros equipos- poseían el estadio Santa Laura, un lugar fijo para entrenar y jugar.

En los 80´, el rendimiento de Unión Española fue bastante irregular, por no decir malo. Estuvieron al borde del descenso un par de veces, y sus vitrinas estuvieron vacías en lo que a títulos se refiere. Pero el Santa Laura seguía en un gran momento, como el recinto de todos los hinchas del fútbol chileno. No hay equipo de Santiago que no haya disputado alguna vez un partido de local en La Catedral. Los 4 partidos que se jugaban ahí en los fines de semana, eran fiel reflejó de eso. Pero luego comenzaron a inaugurarse los estadios de La Cisterna, el Municipal de La Florida, San Carlos de Apoquindo, la re-modelacion del estadio Monumental; disminuyendo la afluencia de duelos en su cancha.

Atrás quedaban las jornadas dobles, e incluso triples que se celebraban en el complejo de Independencia.

ALTIBAJOS

Era el momento de los años 90´. Una década de alegrías y tristezas para Unión Española. De la mano de Nelson Acosta clasificaron a la Copa Libertadores del 94´, tras 16 años ausentes en el torneo. Finalizaron segundo en la fase de grupos, otorgándoles una plaza en los octavos de final. En esa instancia se enfrentarían al temible Cruzeiro.

Pero antes de ese trascendental partido, el estadio Santa Laura se vistió de gala para recibir un invitado de lujo para estos lados del mundo: Real Madrid. El conjunto español realizó una gira, y enfrentar a los Rojos tenia que ser parte de esta. El 22 de mayo la gente se acercó en maza a Independencia para presenciar el partido ante el club merengue, que contaba en sus filas con jugadores de la talla de Prosinecki, Paco Buyo, Martín Vásquez e Ivan Zamorano. Los locales estaban con buen ritmo debido a la Copa Libertadores, y gracias a un gol de Rodrigo Pony Ruiz -tras gran habilitación de Sierra– derrotaron por la cuenta mínima al gigante europeo. Este es el último partido que el Madrid a disputado con un equipo chileno.

De vuelta a la Libertadores de 1994, el 21 de abril se vivió uno de los momentos más recordados en la historia del estadio Santa Laura. Unión recibía a Cruzeiro por el partido de ida de los 1/8 de final. El Pelado Acosta -con cariño y mucho respeto- tenia un gran equipo, en el que destacaban jugadores como el Pony Ruiz, el Coto Sierra, Pablo Galdames, Mario Salas, Mario Lucca y Cristian Montecinos entre otros. Pero al frente tenían un equipo grande de Brasil y del continente, que esa noche alineo en sus formación titular, a unos jóvenes Dida y Ronaldo. En una de las mejores exhibiciones que se hayan visto en La Catedral, los hispanos manejaron el partido de gran manera y antes de finalizado el primer tiempo, se deberían haber ido arriba en el marcador. Pero los goles se hacen, no se merecen. Pero llego el minuto 76 de partido, y Juan Candonga Carreño controló la pelota en el área, y como buen goleador, la mando a guardar al fondo de la portería, para darle la victoria final a los Rojos. Uno de los goles más gritado el Santa Laura. Gol que le valió la clasificación tras empatar sin goles en el partido de vuelta en Brasil.


#DATO El estadio de Unión Española fue parte de la segunda división los años 1998 y 1999 por única vez en su historia, cuando los Rojos perdieron la categoría.


UNA MANITO DE GATO

En el año 2005, Unión Española se convirtió en SA bajo la presidencia de Salvador Calera. Dentro de los planes del mandamas, estaba la realización de un proyecto inmobiliario, donde se ubica el estadio Santa Laura. Esta obra consistía en un centro comercial, un supermercado, salas de cine, UN patio de comidas, y 2000 estacionamientos. Además de reconstruir el estadio y modernizarlo para utilizarlo en diversos eventos de entretencion y deportivos. Al final el proyecto nunca se concreto.

El año 2008, el club pasó a estar bajó la administración de la Universidad Internacional SEK Chile, que incluía la concesión del estadio por los próximos 30 años. Esvpor eso que hoy en día es conocido oficialmente como estadio Santa Laura-Universidad SEK. El nuevo presidente –Jorge Segovia– anuncia la inyección de un gran capital para arreglar el recinto: camarines, oficinas, palcos, marcador, y remodelar las 2 tribunas con asientos individuales, para alcanzar una capacidad de 20.000 espectadores.

Era necesario meterle una remodelacion al Santa Laura. Estamos en el siglo XXI, y aún parecía estadio de los años 80. La precaridad de las tribunas ya no eran seguros para el publico. Recuerdo que una vez un hincha paso derecho para abajo tras querer sentarse a ver un partido, por lo que se tuvo que reducir el aforo permitido hasta que se solucionaran esos problemas.

 

En el 2008, los hinchas hispanos vivieron de cerca el fantasma de la B. En la  penúltima fecha del torneo, el Santa Laura fue testigo de uno de los últimos goles de uno de sus hijos prodigios: Jose Luis Sierra. Los locales tenia que derrotar a Rangers para alejarse de la zona descenso directo. La gente se tomaba la cabeza a pocos minutos del final del partido, cuando el resultado era un empate a 1. Pero apareció la zurda mágica del 1o, para cambiar por gol un tiro libre, y celebrar al borde las lagrimas con sus compañeros.

Ese tanto le dio respiro a los de Independencia, pero ahora había que jugar el partido por la liguilla de promoción ante Deportes Puerto Montt. En la ida en el sur, los de la capital obtuvieron un resultado favorable de 2 a 1. Para el partido de vuelta, se respiraba cierto aire de tranquilidad y confianza entre los casi 7.000 hinchas que llegaron ha apoyar el equipo. Nadie se imaginaba el calvario que iban a tener que vivir. A los 13´de la segunda mitad, Los Salmoneros iban 3-0 arriba en el marcador, silenciando el estadio por completo. Pero el Santa Laura viviría una de sus jornadas más epicas,  que esta guardada en los corazones de los hinchas hispanos, como si se hubiera tratado de un titulo. La locura se desató en las tribunas, cuando a 15 minutos del final, llegó el tan ansiado gol del empate. Los Rojos se salvaban del descenso, y en Independencia fue todo fiesta. A los jugadores solo les falto dar la vuelta olímpica.

UNO DE LOS ACCESOS AL ESTADIO
CELEBRA EL DUEÑO DE CASA

Tras ese mal rato que tuvo un final feliz. Los hinchas de Unión Española pudieron celebrar unos años después, su primer titulo como dueños de casa. Si, en los 90 años de la institución, nunca habían gritado campeón en el Santa Laura. Pero siempre hay una primera vez para todo, por muy tarde que venga. Eso sucedió el 2013 en el Torneo de Transición. a la última fecha, llegaban hispanos y cruzados en igualdad de puntajes. Pero los de colonia tenían mejor diferencia de gol. Por lo que un triunfo sobre Colo Colo seria suficiente para que bajaran la séptima estrella del cielo. Recién a los 78 minutos, la Furia Roja pudo soltar el grito de gol, gracias al tanto de Patricio Rubio. Ese 1-0 fue lo justo y necesario para que Unión pudiera al fin festejar en La Catedral.

El DT de ese equipo era Jose Luis Sierra.

En el 2018, los directivos del club tenían el plan de realizar un proyecto inmobiliario como en algún minuto paso más de 10 años atrás. En la cancha nº2 que se encuentra a un costado del estadio, se iban a levantar dos torres habitacionales, más un centro comercial y estacionamientos. El estadio no sufriría ningún cambio. Pero algunas fundaciones, más los vecinos de la zona, se opusieron a este proyecto, manifestando que el sector de Plaza Chacabuco sera declarado zona típica. Por lo que el Santa Laura no se podrá tocar. Por ahora, en Independencia el fútbol le esta ganando a los empresarios.

SUERTE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.