OLD FIRM: LA HISTORIA ENTRE RANGERS Y CELTIC

EL PARTIDO MÁS IMPORTANTE DEL FÚTBOL ESCOCES. UNA RIVALIDAD QUE TIENE MÁS DE 100 AÑOS, Y QUE TRASPASA LOS LIMITES DE LA CANCHA. CONOCE AQUÍ SU HISTORIA

Al buscar información en Internet sobre este partido, se pueden encontrar articulos bajo el nombre de: la rivalidad más peligrosa del mundo o el derby del odio. Sin lugar a dudas llaman la atención la gravedad de estos títulos.

¿Que puede ser tan peligroso que no se haya visto en otros clásicos alrededor del mundo?

Al leer el extenso material que encontré, me fui dando cuenta de las razones para describir de esa manera a un partido de fútbol. Es que ahí esta el problema. Este derby no solo define el resultado de un partido, suma datos a una estadística, o incluso otorga un titulo. En estos 90 minutos se juegan ideologías y posturas de vida distintas. Se enfrentan dos sectores de la sociedad que fuera de la cancha han acarreado problemas de hace cientos de años. La ciudad de Glasgow prácticamente se divide en dos debido a los color azul y albiverde.

“HAY GENTE QUE INSISTE EN QUE OTRAS RIVALIDADES FUTBOLISTICAS PUEDEN GENERAR TANTA INTENSIDAD COMO LOS CHOQUES ENTRE RANGERS Y CELTIC….CREEDME, NO HAY NADA COMPARABLE» sir Alex Ferguson

 

LOS COMIENZOS

El primero de estos dos clubes en ser creado, fue el ahora conocido como Rangers FC. Pero seguro que para la mayoría les suena más el nombre Glasgow Rangers.

Hace 147 años atrás -1872 para ser exactos- cuatro amigos decidieron fundar un club de fútbol. Los hermanos McNeil ,Moses y Peter, más William McBeath y Peter Campbell se reunieron una tarde de febrero y le dieron vida a esta institución. El nombre que eligieron fue copiado de un equipo de rugby ingles. Deporte más popular que el fútbol en el Reino Unido por aquellos tiempos. Se fundaba el Rangers.


#DATO Los hinchas del Rangers son apodados Gers, Osos de peluche y los azul claro


Más de 10 años después -en 1887- en la Iglesia de St. Marys, un marista irlandés fundaba el Celtic. ¿Su escudo? un trébol de cuatro hojas, símbolo de Irlanda. El club fue creado para fines humanitarios más que deportivos en un comienzo. Funcionaba como un medio para recolectar dinero y productos básicos para la vida diaria, que serian entregados a irlandeses católicos que estaban arribando a Glasgow. Debido a esto, la popularidad del equipo comenzó a crecer rápidamente entre un sector de la población que eran marginados de la sociedad. Esto eran en su mayoría: católicos, republicanos, socialistas, y en general, de ascendencia irlandesa.


#DATO A los seguidores del Celtic se les conoce como Los Bohys, los celtas y los Hoops


Este último dato que les acabo de compartir es relevante para este relato. Ya que en sus comienzos, el Rangers no tenia una postura ni religiosa ni política. Pero comenzó adoptar ciertos movimientos, tales como protestantes y conservadores, tras el nacimiento del Celtic.

LA PRIMERA VEZ

En los primeros años, las aguas estaban calmas aún en Glasgow. De hecho la prensa de fines del siglo XIX,  habla de amistad entre ambos clubes. Bajó ese escenario, se disputó el primer partido entre ellos el 28 de mayo de 1888, con una victoria 5 a 2 del Celtic sobre el Rangers. Como era su primer año de vida, el equipo ganador estaba compuesto en su mayoría  por jugadores invitados procedentes del equipo Hibernian. Es tras esta derrota, cuando los simpatizantes del Rangers comienzan a tomar una postura más rigida y más distante de la de su nuevo rival.

Solo un año después de aquel partido, se disputó la primera temporada de la liga escoces de fútbol. Comenzaron entonces los enfrentamientos oficiales entre ambos equipos, que hasta el día de hoy supera los 400 partidos.

Hay mucho que contar. Han sido advertidos.

EL OLD FIRM

La traducción literal es «la vieja firma».  Otra seria «la vieja fabrica». Así es conocido este trascendental partido. Y hay más de una teoría del porque ese apodo.

La primera corresponde a aquel primer partido que disputaron entre ambos equipos en 1888. Algún periodista -o comentarista- que presenció el encuentro, lo definió como Like two old firm friends. Que vendría siendo algo como como dos firmes viejos amigos. Reflejando el ambiente pacifico y sano que se vivían por esos años.

Otro relato cuenta, que en 1904, en la previa a la final de la copa escocesa entre ambos equipos, apareció en un periódico local una caricatura de un hombre con una pipa, con un cartel en donde se puede leer la frase patronise the Old Firm. Osea, patrocinar la vieja firma. A este dibujo se le atribuye la primera vez que se refieren al partido de esta manera, pero no  necesariamente el hecho del porque a este derby se le conoce con ese titulo.

Para encontrar la razón mas aceptada del porque el apodo de Old Firm, tenemos que llegar al año 1909, cuando ambos equipos se enfrentaron en la final de la Copa de Escocia. La rivalidad entre ambas instituciones venia creciendo año tras año tras la profesionalizacion del deporte. Eso se veía reflejado en las grandes asistencias de publico cuando Rangers y Celtic se veían las caras.

Por aquellos tiempos, los tiempo extras y penales no existían. Por lo que si un partido decisivo finalizaba en empate, se tenia que definir en un nuevo partido a tiempo completo. En esta final del copa, el partido termino igualado a 2 goles. Por lo que se agendo una nueva fecha para definir al campeón.

Hampden Park – el estadio nacional de Escocia-estaba a tope en sus tribunas ese día. Nadie quería perderse este segundo partido de la final. Todo marchaba de la mejor manera. El nivel en la cancha era muy intenso, y el resultado parcial era un vibrante empate a 1. Pero a 10 minutos que sonara el pitazo final, los jugadores de ambos equipos optaron por relajase, y dejar de atacar. En las tribunas los hinchas comenzaron a sospechar de esta actitud tan pasiva. Algo no estaba bien.  Rápidamente comenzó a circular el rumor de que los clubes habían arreglado el resultado en empate, para así tener que disputar otro partido más, para generar más ingresos y beneficiarse a costa del pago de entradas de los fanáticos.

Tras el final del partidos, los aficionados de Celtic y Rangers saltaron al campo de juego, pero no para agredirse entre ellos, si no que para desatar su ira hacia los jugadores y dirigentes. Pero la policía logró resguardar su seguridad. Primero ingresaron a camarines, y luego abandonaron el estadio. Todo sin mayor complicaciones. Pero en la cancha la cosa no se tranquilizo. Se dio inicio un enfrentamiento entre hinchas y la policia, en donde estos últimos estaban en desventaja numérica. Los arcos fueron destrozados, el césped fue cortado, y las casetas de entradas ardían en llamas. Por esos años prácticamente todo el estadio era de madera, por lo que los bomberos tuvieron que llegar rápidamente para apagar el fuego. Pero los fanáticos les despedazaban las mangueras para que no pudieran hacerlo. Refuerzos policiales llegaron de todos lados de la ciudad, logrando sacar a todos del interior del estadio. Pero en las calles la situación siguió, culminando 2 horas después, con daños en las casas aledañas y en la vía publica. Al menos 100 personas terminaron lesionadas, en su mayoría policías y bomberos.

Al otro día tras reunirse con la Asociación de futbol de Escocia, ambos clubes decidieron no disputar otro partido. Hasta el día de hoy el titulo de la Copa de Escocia de 1909 esta vacante.

Un periódico local titulo la noticia como The Old Firm of Rangers and Celtic (La vieja firma de Rangers y Celtic). Asegurando que el partido fue una estafa.

Se supone que días después fue confirmado el arreglo entre dirigentes del Celtic y Rangers.

Nace el Old Firm

VAMOS A LA CANCHA

Metiéndonos en lo netamente futbolistico, Rangers y Celtic se convirtieron rápidamente en archirivales. Los duelos entre ambos eran feroces, y eran los equipos con las más grandes aficiones en la ciudad. Además comenzando el siglo XX ya marcaban una clara superioridad en la liga, repartiéndose los títulos entre ellos.


#DATO El equipo católico hace de local en el estadio llamado Celtic Park. Mientras que el equipo protestante lo hace en el estadio Ibrox


Pero en 1912 ocurrió una situación ajena al deporte, que ayudo mucho a iniciar el sectarismo que sigue acompañando a este derby hasta nuestros días. La constructora naviera llamada Harland and Wolff, aterrizó en Glasgow tras tener problemas económicos en Belfast. Esta empresa tenia como política no contratar a trabajadores católicos. Es así como sus empelados -protestantes y de descendencia escocesa- comenzaron a seguir al equipo que más cerca se encontraba de su lugar de trabajo: el Glasgow Rangers.

Las diferencias políticas, religiosas y sociales, ya estaban demasiadas marcados a esta altura de la historia. Esa diferencia se puede ejemplificar con algo muy simple. Desde aquellos años, hasta hoy en día, es muy difícil apreciar alguna bandera de Escocia en los encuentros entre los dos equipos más importantes de la liga de fútbol de aquel país. Por un lado ondean la bandera del Union Jack -representativa de Gran Bretaña– mientras que en la vereda del frente, flamean con orgullo la tricolor irlandesa.

Ya durante estos años se comienza a cimentar la enemistad entre los simpatizantes de ambos clubes. Una rivalidad hostil y violenta, como mucho otro lugares del mundo. Pero con la diferencia que aquí se juega más que solo un partido de fútbol.

Las razones históricas de odio que genera este derby, dan para escribir un articulo solamente sobre ese tema. Pero aquí estamos para hablar de lo que sucede en la cancha también.

EL JOVEN MÁRTIR

Pero comienzo con una historia triste. En 1931 ocurrió una tragedia en pleno partido.

John Thomson tenia 17 años cuando firmó por el Celtic como arquero. Rápidamente se hizo de la titularidad gracias a su habilidades. Fue apodado el príncipe de los porteros. Con tan solo 22 años ya había disputado más de 200 partidos con Los Celtas, cuando llego el fatídico partido ante el Rangers Transcurría el primer tiempo, cuando el joven arquero fue por una pelota al mismo tiempo que el delantero del rival Sam English, sufriendo ambos un terrible choque. Los medios de la época mencionan que al momento de la colisión solo se escucho un grito desde las tribunas, en donde habían 80.000 fanáticos. Era su prometida que fue al estadio a apoyar a su futuro marido.  El portero sufrió la peor parte al impactar su cabeza con la rodilla del rival, fracturándose el cráneo. En la cancha no se dieron cuenta, y fue sacado en camilla, suponiendo que solo había perdido el conocimiento. Thomson murió a las pocas horas en el hospital.

35.000 personas asistieron a su funeral, y hasta el día de hoy jugadores e hinchas del club van a dejar ofrendas a su lapida.

EL PORTERO

IMAGEN DEL FUNERAL DE THOMSON

 

LA BOLETA IRLANDESA

Los irlandeses del Celtic tienen una ventaja para jactarse de sus rivales. La mayor goleada el Old Firm corresponde a ellos. Y no ocurrió en un simple partido de la liga, si no que en la final de la Copa de Escocia.

En una soleada tarde de octubre de 1957, en el estadio Hampden Park, Celtic derrotó 7-1 a los Gers. Fue tanto la euforia de los hinchas triunfadores, que fue creada una canción en honor a ese día.

 

SIN RESPETO

Ahora una anécdota -si es que se le puede llamar así- para reafirmar el concepto de desigualdad religiosa que marcan a estos equipos. Como todos bien sabemos, el 22 de noviembre de 1963, John F. Kennedy fue asesinado en EEUU. Al otro lado del charco, cuando en el estadio del Glasgow Rangers se pidió al publico 1 minuto de silencio para honrar su muerte, los hinchas se abstuvieron, debido a que el ex presidente era católico. Es mas, comenzaron a cantar:

«ahorquemos al papa de Roma con una soga naranja»

El naranjo es el color de los paramilitares del Ulster, movimiento político de carácter protestante.

A TRIBUNA LLENA

Finales de los años 60, y volvimos a vivir una final de la Copa de Escocia. El escenario se repite para estas instancias: Hampden Park. El fervor de este clásico ya se pal´pitaba en cada rincón de la ciudad para esta época. La increíble cifra de 132,870 espectadores para este partido confirma eso. Eran tantos los hinchas en el recinto, y bien sabido es que la cerveza es casi más importante que el agua en el Reino Unido, que las latas se amontonaba a un costado del estadio.

En la cancha solo hubo un equipo: Celtic salio campeón tras ganar 4-0.

¿ALGUIEN DIJO CERVEZA?
HAMPDEN PARK COPADO

LA TRAGEDIA DE IBROX PARK

Ese es el nombre del estadio donde Glasgow Rangers disputa sus partidos de local, y donde se vivieron momento de terror en un Old Firm jugado en 1971, que lamentablemente terminó con personas fallecidas.

El 2 de enero el derby se jugó bajó la atenta mirada de 80.000 fanáticos, que en su mayoría eran de la parcialidad del equipo de camiseta azul. El partido estaba igualado sin goles hasta el minuto 89´, cuando el jugador Jimmy Johnstone abrió el marcador para el Celtic. Lo seguidores del local comenzaron a abandonar el estadio antes de tiempo, algo que el hincha acerrimo sabe que nunca hay que hacer. Bueno, en el último segundo de partido, un gol de Colin Stein igualaba el marcador.

De aquí en más comienzan a ocurrir los trágicos eventos.

Los hechos ocurrieron en la escalera n°13, por donde cientos de aficionados ya se estaban retirando. El gol in extremis del Rangers, provocó gran excitación en todo el estadio. En la escalera ya mencionada, se generó una avalancha humana ante la euforia desatada. Dicen que todo se habría originado por un hombre que llevaba un niño en sus hombros, y que cayo al suelo. En consecuencia, las personas que venían detrás de ellos, comenzaron a caer  uno encima del otro, causando un amontonamiento de cientos de personas. La hipótesis no comprobada, dice que los hinchas que estaban más arribas de las escaleras, querían retornar para celebrar el gol, pero no veían lo que estaba sucediendo, por lo que siguieron avanzando.

Las barreras metálicas de seguridad -ante la presión de tanta gente- sucumbieron. Hombres, mujeres y niños se comenzaron a apilar uno sobre el otro sin posibilidad de ir a ningún lado.

Imágenes posteriores de la fatídica escalera n°13.

 

Más de 100 fanáticos resultaron heridos, mientras que lamentablemente 66 perdieron la vida aquella tarde. La mayoría por asfixia ante las escasez de aire tras ser aplastados por la masa. Hasta casi los 2 mts de altura llegaban los cuerpos apilados.

Por años este fue la peor tragedia del fútbol británico, hasta que ocurrió el desastre de Hillsborough en 1989. En Glasgow todavía son recordados  los hinchas que fallecieron en aquel Old Firm. La directiva de turno del club protestante, no deja pasar el aniversario de ese trágico día.

Por mucho tiempo hubó una pequeña placa conmemorativa en la esquina del estadio donde sucedió todo. Pero en el año 2001 se inauguro un monumento más grande, en donde se pueden leer los nombres de los 66 fanáticos que perdieron la vida. Además levantaron una estatua del jugador John Greig, capitán del equipo el día que ocurrió la tragedia.

 

En el primer Old Firm del año 2011, ambos equipos realizaron un minuto de silencio en el aniversario n°40 del desastre. Jugadores e hinchas del Celtic muestran respeto ante los nombres de las victimas de ese 2 de enero de 1971.

Pero como sucede en todas las rivalidades alrededor del mundo, también hay los que quieren aprovechas la ocasión para generar más odio y violencia con situaciones así.

 

LA ERA IRLANDESA

A finales de la década de los 60, e inicio de los 70, es la llamada época de oro del Celtic. Sus 9 títulos consecutivos de la liga escocesa es suficiente para avalar esa frase. Pero además, su único titulo internacional – algo que rival no puede decir- fue conseguido en 1967 tras ganar la Liga de Campeones de Europa. La Copa de Escocia también la tenían de regalona, obteniéndola en reiteradas ocasiones. Es en este torneo donde analizaremos el siguiente partido.

NO MÁS COPAS

Para la final de la copa de 1973 que enfrentaban al Rangers, los irlandeses eran ampliamente favoritos para hacerse con el torneo. Eran un equipo poderoso dentro de Europa, que casi consigue su segundo titulo internacional en 1970, pero perdió la final ante el Feyenoord. Su rival tenia que hacer algo para contrarrestar esta situación que lo tenia muy mal posicionado en esta lucha eterna. El partido decisivo se disputó como siempre en Hampden Park. Unos eufóricos 122.000 fanáticos, estaban ansiosos por ver fútbol y goles. Y eso recibieron, ya que en un gran enfrentamiento, el derby y el titulo quedó en manos del de Los Gers tras derrotar a su rival 3-2, cortando la racha de títulos de Los Celtas.

 

¿ALCOHOLIZADOS?

1980 seria un año especial y distinto, tanto para Rangers como para Celtic. Ya que por primera vez de los últimos 14 campeonatos, ni uno ni el otro fueron campeones de la liga. El equipo afortunado – y de los pocos que han podido celebrar aparte de los equipos de Glasgow– fue el Aberdeen. Pero el Old Firm decidiría la final de la Copa de Escocia….nuevamente. Así que hacerse con esa copa era importante para ambos clubes para no quedarse con las manos vacías ese año.

Hampden Park el escenario: 70.000 hinchas llenaban sus tribunas, una mitad azul y la otra albiverde. No hubieron goles durante los 90 minutos, por lo que el partido se alargó a tiempo extra. En esa instancia, George Mcluskey marcó para los celtas el único gol del enfrentamiento. El equipo de descendencia irlandesa, levantaba su 26° Copa de Escocia. Pero más importante aún, impedía que su archirival levántese una copa durante un año calendario.

Pero no es por lo que pasó en la cancha la razón por la cual se recuerda esta final. Osea, en verdad si. Pero no principalmente por lo que hiceron los jugadores con la pelota. Si no más bien los hinchas con las armas.

Tras recibir el trofeo, los jugadores del equipo campeón fueron a celebrar con sus fanáticos a uno de los costados de la cancha. Como suele pasar en muchos estadios del mundo en situaciones como esta. Los hinchas del Celtic comenzaron a saltarse la reja de seguridad, para ir a celebrar con los jugadores.

Varios hinchas del Rangers aún no se retiraban del sector que les correspondía. Y todo marchaba de lo más normal, pero al parecer un hooligan del Celtic cruzó la cancha completa, y golpeo una pelota dentro del arco frente a sus narices. Esto fue tomado como manera de burla por parte de la hinchada perdedora, y fue el gatillante para que comenzara el caos.

Los hinchas del Rangers también ingresaron a la cancha, y comenzaron a perseguir a los del Celtic en busca de sangre irlandesa., Estos no arrancaron, más bien se plantaron para defenderse. A diferencia de lo que sucedió 70 años antes, cuando ambas hinchadas solidarizaron para enfrentar a las autoridades, ahora se dieron con todo. Botellas, latas, palos, ladrillos, barras de metal; todo lo que estaba a mano lo utilizaban como arma. Las autoridades se vieron superadas, ya que la mayoría de los oficiales de policía estaban en los alrededores del estadio para impedir que las barras se enfrentaran en las calles. Nadie se imaginaba que el problema seria adentro del recinto.

La batalla campal que se armo fue épica. Las imágenes de las autoridades a caballo intentando frenar la violencia, recorrieron el mundo y dieron mucho que hablar en todo Gran Bretaña.

 

Tras el incidente, el gobierno culpó al alcohol de la violencia desatada. Es por eso que desde ese momento se prohibió la venta de cerveza, whisky y cualquier otra bebida alcohólica dentro de los estadios de escocia. Esta norma sigue vigente en la actualidad.

El trago no fue el problema. Obvio que ayudó a que el conflicto subiera de niveles de una manera muy rápida. Pero como han podido leer hasta ahora, esta escrito en la historia que ambas aficiones no se aguantan, y el odio hacia los otros colores son parte del ADN de este clásico.

 

RANGERS DE ORO

La mejor época para el equipo de azul llegaría a finales de los 80 y comienzos de los 90. Durante estos años, igualaron el récord de nueve títulos consecutivos logrados por sus máximos rivales alguna décadas antes.

El partido por la liga de 1988 fue un bálsamo para los hinchas Gers, ya que después de 28 años volvieron a golear al Celtic por un marcador de 5 goles a 1. De hecho tras esa victoria, se inicio la racha de títulos del equipo protestante, que culminó en 1997.

CAMBIO DE BANDO

Desde las ligas profesionales de primer nivel, hasta los campeonatos amateur que se realizan en los barrios, el hecho de que los jugadores defiendan ambas camisetas son un tema importante para las aficiones. Y generalmente estas situaciones generan conflictos y polémicas.

Hay varios jugadores que pasaron de un equipo a otro en el Old Firm. Pero hay uno que fue tema país, y que fue odiado por las hinchadas de ambos equipos.


#DATO El delantero izquierdo del Rangers Alec Smith, es el jugador que más ocasiones ha disputado un Old Firm con 87 apariciones.


Halamos de Maurice Jo Johnston: delantero escoces, que desde 1884 hasta 1987 defendió la camiseta albiverde. Convirtió varios goles en esas tres temporadas, transformándose en un jugador querido por los hinchas. Sus goles lo llevaron a internacionalizar su carrera, fichando por  el Nantes francés.

Varias décadas antes, el club Rangers decidió -tras terminar la primer guerra Mundial- nunca más fichar a un jugador de religión católica. Norma que por 60 años fue respetada. Pero la llegada del destacado entrenador Graeme Souness -en 1986- cambiaría las cosas. Dentro de sus prioridades, se puso como objetivo fichar a un jugador católico.

Mientras tanto, tras disputar 2 temporadas en Francia, Johnston se disponía a volver a Escocia para continuar su carrera. Todo indicaba que volvería a vestir la camiseta del Celtic. De hecho en las oficinas del club irlandés sabían que estaba desesperado por volver a Parkhead. El propio jugador declaró alguna vez:

«No podría jugar por otro club en Gran Bretaña que no sea el Celtic»

Con toda esta información, se daba por hecho el fichaje de Mo en el equipo que alguna vez defendió. De hecho anunciaron en algún minuto el fichaje del jugador, siendo que Johnston jamás firmó un contrato. Solo una carta de promesa. Algunas semanas después comenzó el rumor de que el jugador había cambiado de parecer, y de que el Rangers se estaba metiendo en la disputa. Los hinchas de ambos lados no hacían caso a estas informaciones, por el simple hecho de que Johnston era católico. Era imposible. La directiva del Celtic cometió un error por exceso de confianza. Solo realizaron el pago de una parte de la transferencia, poniendo el riesgo las negociaciones.

Finalmente las negociaciones se quebraron.

En la otra vereda aprovecharon su oportunidad, y bajó la solicitud del entrenador Souness, ¡ficharon a su primer jugador católico en 60 años!

Para hacer todo aún más espectacular y épico, los directivos del Rangers Escondieron muy bien la noticia del fichaje de Johnston, algo que hoy en dia es imposible de hacer con el manejo de la información. Pero por aquellos año se podía jugar con cosas así. Cuando citaron a una conferencia de prensa, los periodistas creían que el jugador presentado seria otro. Por eso cuando apareció el ex Celtic, el caos se apoderó de la sala. Nadie lo podía creer.

Las repercusiones fueron inmediatas. Un grupo de hinchas del nuevo club de Johnston fueron a protestar afuera del estadio, señalando cosas como:

 «es un día triste para el Rangers»

«no quiero ver a un católico jugando en Ibrox Park»

Al otro lado las cosas no fueron distintas. Los hinchas del Celtic tildaron a su ex figura como sucede siempre en estas situaciones: Judas. En este caso siendo un equipo de hinchas católicos, el apodo estaba muy bien utilizado.

Mo Johnston sabia que esta nueva etapa de su vida no seria fácil. En realidad todos los sabían. incluso la directiva del Rangers, y por eso le otorgaron al jugador una clausula especial en su contrato: si tenia muchos problemas para adaptarse, se podía ir antes de tiempo.

Y pasaron cosas. Además de las clásicas -pero idiotas- amenazas de muerte recibidas por el jugador y su familia. También hubieron hinchas que pidieron que se les devolviera el dinero de sus abonos ya comprados. Y el utilero del primer equipo se rehusaba en dejarle preparado el uniforme a Johnston antes de los partidos.

Lo cierto es que la asistencia a los partidos de local del Glasgow Rangers no se vieron afectadas. Dando señales que todo este asunto de odio hacia Mo y su catolicismo, no era compartido por todos los hinchas. Pero al final de cuentas, toda esta polémica generada tuvo un final feliz. Al menos para un lado de esta historia, ya que los hinchas protestantes se les olvido la religión del jugador cuando a los pocos meses de haber llegado, anotó el gol del triunfo en el minuto 90 del Old Firm de 1989. Johnston celebró como si hubiera defendido el color azul toda su vida. Los fanáticos del Celtic tuvieron una razón para odiarlo aún más.

Goles son amores dicen. Este caso define al 100% esa frase. El hostigamiento hacia la personas de Johnston bajo circunstancialmente tras este partido. En la actualidad, los hinchas Gers más antiguos y tradicionales, aún objetan este tan polémico fichaje. Lo cierto es que el delantero es muy importante para la historia del Rangers. Tras su llegada, el club, que prohibió la llegad de jugadores católicos por 60 años,  le abrió la puerta a seguidores de aquella religión.

EL OLD FIRM DE LA VERGÜENZA

Así fue bautizado el enfrentamiento diputado en octubre de 1987 en Ibrox Park.

Rápidamente a los ´17 minutos de iniciado el partido ocurría la situación principal por el cual este match es recordado.  El delantero del Celtic Frank McAvennie y el portero del Rangers Chris Woods, comienza a intercambiar un par de empujones y manotazos. Luego aparecen dos jugadores más del equipo local, y es ahí cuando McAvennie acusa de recibir un golpe, realizando toda la parafernalia que tan bien manejan los jugadores de fútbol. El árbitro decidió solucionar la situación con un expulsado por lado: el arquero y delantero. Un jugador de cancha del Glasgow Rangers se puso al arco, ya que por aquellos años aun no existía el arquero suplente.

Después vendría un partidazo, que es una de las jornadas más memorables que han vivido en Ibrox Park. Antes de finalizar el primer tiempo, la visita se puso 2-0 en ventaja. En los ´65 los hinchas Gers se tomaban la cabeza ya que se quedan con 9 jugadores tras otra tarjeta roja. El derby estaba definido. Pero estos partidos por algo son llamados «distintos», en donde ocurren cosas inesperadas. El estadio casi se viene abajo cuando en el ultimo suspiro de partido cayó el gol que significó el empate -con sabor a victoria- para el Rangers. Era el final que todo hincha sueña vivir alguna vez.


#DATO el goleador histórico de este clásico es el delantero del Rangers Ally McCoist con 27 goles en 55 partidos.


Pero aquí no finalizó este partido.El Old Firm se continuo jugando en tribunales días después, ya que las autoridades ordenaron una investigación por los hechos de violencia ocurridos dentro de la cancha. Los 4 jugadores involucrados en la riña del primer tiempo, fueron acusados de violar la paz. Tras acudir a la corte y después de varias sesiones de juicio, dos jugadores del Rangers fueron declarados culpables, por lo que fueron condenados y multados. Para el tercero no hubieron pruebas, y McAvennie -único jugador del Celtic– fue absuelto de todo

 

GAZZA MUSICAL

Paul Gascoigne fue uno de los jugadores más talentosos de la decada de los 80 y 90, llegando a tener el mejor contrato de la historia de la Premier League cuando ficho por el Tottenham. Pero las polémicas también rondaban la vida del jugador ingles, debido a su personalidad extrovertida y fiestera. En el año 1995 llego a las filas del Glasgow Rangers, convirtiéndose inmediatamente en ídolo para la hinchada. En la capital escoces Gazza recuperó el fútbol que había perdido en Italia, dejando su huella en la liga, como también en el derby maximo del país.

En el Old Firm de 1998 jugado en la cancha del Celtic, tras marcar un gol, Gascoigne celebró tocando la flauta (mímica), y provocando a los miles de hinchas del Celtic que repletaban el estadio. ¿La razón? El gesto hace referencia a  The Sash, una canción  muy popular entre los protestantes del Ulster, y muy rechazada por los católicos.

El jugador comenzó a recibir distintas amenazas de muerte en los dias posteriores al hecho. Y no eran de simples hinchas. Las amenazas eran firmadas por la IRA. Si. El grupo paramilitar irlandés -que muchos estados los catalogaron como terroristas- estuvo muy identificado con el Celtic. Gascogine y las autoridades se tomaron en serio la situación. La policía le entrego un espejo especial para revisar la parte de abajo de su auto, y el propio volante reconoció sentir miedo, tanto cuando estaba dentro de la cancha jugando, como fuera de ella cuando estaba con su familia. Como deben suponer,  jamas sucedido nada que pusiera en riesgo su vida, y el talentoso jugador siguió llenando de polémicas su carrera.

 

EL OLD FIRM DE LA VERGUENZA II

1999 es un año que esta guardado en los corazones de los fanáticos del Glasgow Rangers. Ya que por primera vez se titularon campeones en la cancha de su maximo rival.

A tres fechas del final del campeonato, el Old Firm se disputaba un 3 de mayo en el estadio Parkhead. Como era de esperarse en un enfrentamiento que valía un titulo, fue un clásico áspero y de pierna fuerte dentro de la cancha, y con violencia fuera de ella.

Corría el minuto ´41 del primer tiempo, y el equipo protestante ganaba por la cuenta mínima, y además contaba con un hombre de más por la expulsión de un descontrolado Stephane Mahe en los locales. El estadio completo se quería comer al arbitro Hugh Dallas, que vivió los 5 minutos más extremos de su carrera en este partido.

Los hechos ocurrieron de la siguiente manera:

El Rangers se disponía a lanzar un tiro de esquina, cuando un hincha del Celtic ingresó a la cancha con la intención de hacerle daño al referee. Estuvo cerca de lograrlo, pero los propios jugadores del equipo local lo impidieron. El juego estaba listo para reanudarse, cuando se ve que una moneda estuvo cerca de impactar al jugador que se proponía a lanzar el corner. Segundos después, otra moneda lanzada desde la tribuna alcanza su objetivo: la cabeza de Hugh Dallas. Se ve al árbitro arrodillado, pero no exagerando la situación. Por el contrario, se le ve muya tranquilo mientras lo examinan.  Tras comprobar que fue solo una herida superficial, se incorpora para reiniciar el partido, como si nada hubiera pasado. Te aseguro que otros no la hacen.

Bueno. Después de varios minutos de pausa, se logra lanzar el tiro de esquina, y viene lo impensado. Sin importar que 70.000 almas le están gritando hacia su persona -sumado a que fue agredido con un objeto- Dallas tiene los cojones para cobrar un penal a favor del Rangers. Parkhead se convirtió en una olla a presión.

Rápidamente se puede ver a otro hincha ingresar a la cancha par agredir al arbitro, pero fue reducido por la policía.

El penal se cambió por gol, alargando por 2 goles la diferencia para la visita. Antes de que el Celtic reanudara el juego, un tercer hincha se lanzó a la cancha para -yo creo a esa altura- matar a Hugh Dallas.

El estadio hervía, y como han podido leer, los fanáticos locales estaban descontrolados en las tribunas. Eso que quedo demostrado poco minutos antes del entre tiempo, cuando un hincha celta cayó desde el nivel superior de las gradas. Y a pesar de ser retirado en camilla para evitar un lesiona grave, siguió alentando para que su equipo revirtiera la situación. Amor incondicional hacia los colores.

En la segunda mitad, Neil McCann anotó su segundo gol personal de la jornada, y el tercero para el Rangers, sentenciando el partido.

Al final este caliente clásico tuvo 3 tarjetas rojas en total. Tras el pitazo final, comenzó la celebración de los jugadores del Rangers con sus hinchas, debido al nuevo titulo conseguido. A los seguidores del Celtic no  les gusto que festejaran en su casa, y siendo los peores anfitriones, despidieron a los jugadores campeones bajo una lluvia de diversos objetos.

 

«Habia gente borracha en todas partes»

Esas declaraciones fueron las más repetidas.

Más tarde esa noche, un ladrillo atravesó una ventana de la casa de Hugh Dallas.

Tras este accidentado partido, la federación escocesa de fútbol comenzó a programar los Old Firm a las 12 de la tarde para que los hinchas lleguen un poco menos alcoholizados a la cancha.  Y en una postura que a mi parecer me parecer ridícula y extrema. Se hace todo los posible para que Rangers y Celtic no se enfrenten en instancias que se tiene que decidir un titulo. Una tontera.

IDA Y VUELTA

La Liga escocesa nos regala situaciones especiales gracias a su extraño formato de competición en comparación al resto del mundo. Al ser tan pocos clubes en el torneo de primera división -solo 12- los equipos participantes se veN las caras 3 veces en total durante el año de corrido. Es así como en una temporada, el fixture tenia organizado un Old Firm en Agosto, y otro inmediatamente en Noviembre.

El primero se disputó en la cancha del Celtic, en donde los locales arrasaron desde el comienzo anotando 3 goles en los primeros 11 minutos. El resultado final fue un 6-2 a favor de los locales con dos anotaciones de Henrik Larsson.

Pasaron solo 3 meses y llegó el momento del enfrentamiento en cancha del Rangers. hay una frase cliche de este deporte, que es perfecta para utilizar con respecto a lo que sucedió aquella tarde : el fútbol da revanchas. Con tan poco tiempo entre un partido y otro, el equipo protestante se las arregló para marcar una clara diferencia con su rival y golearlo por 5 goles a 1. Tore Andre Flo y Ronald De Boer anotaron alguno de los goles.

FIN AL SECTARISMO (?)

Con al llegada del siglo XXI las cosas parecieran que comenzaban a cambiar en la capital escocesa. La adherencia religiosa esta disminuyendo, mientras los matrimonios entre protestantes y católicos ha aumentado. Ya no se ve tan marcada las diferencias.

Hoy en día hay estudios que confirman que la mayoría de los hinchas de ambos equipos no apoyan, ni tampoco se involucran en el tema del sectarismo. Pero sin lugar a dudas aún existen muchos fanáticos que añoran los tiempos pasados en donde la violencia era parte de la vida en la ciudad, y se las arreglan para cometer incidentes graves cuando se disputan los Old Firm. Durante la historia muchas muertes se han relacionado con este partido, y la policía anuncio que los fines de semana de clásico, reciben denuncias de ataques violentos  al menos nueves más que un fin de semana normal.

Los jugadores no están ajenos a esta violencia. Bien lo sabe el ex defensor de los Rangers: Barry Ferguson. En el año 2000, tras perder muy feo por 6 a 2 ante el Celtic -en donde fue expulsado y se retiro de la cancha realizando gestos pocos amigables a la hinchada local-  decidió ir a tomarse unos tragos junto a unos amigos al bar de un hotel. Ahí se encontraron con un grupo de fanaticos Celtas, y cuento corto, terminó con la cara cortada debido a un botellazo.

Ambas instituciones decidieron abordar el tema del fanatismo y sectarismo en el fútbol. Tanto de manera independiente como a través de proyectos lanzados por el gobierno y otras organizaciones. Prohibir las banderas divisoras, las canciones sectarias y suspender a su hinchas más problemáticos, fueron algunas de las acciones realizadas.  Hasta la UEFA se involucro para ayudar y erradicar por fin el sectarismo en Escocia. Pero no es algo fácil de lograr.


#DATO La supremacía de estos 2 equipos en la liga es ridícula. El Rangers posee 54 títulos, mientras que el Celtic 50 (el 88% de los torneos Escoceses)


Lo cierto es que las hinchadas respectivas reaccionaron y entendieron que ya no pueden seguir comportarse como se hacia en la década de los 60. Pero a pesar de las distintas iniciativas para frenar las intolerancia, nunca se ha logrado llegar a un acuerdo definitivo, ya que se ha hecho muy difícil determinar cual es un comportamiento sectario, además de que banderas y canciones son aceptadas.

ASÍ FINALIZABA UN OLD FIRM EN EL 2008

EL SANTO ARQUERO

Para clarificar esta situación, tenemos la historia y caso del portero del Celtic: Artur Boruc. El polaco siempre demostró ser muy abierto hacia la fe católica. Por eso la polémica se instauro en la sociedad escocesa, cuando en el 2006, la misma policía le puso una advertencia por realizar gestos provocadores a la hinchada del Rangers en un derby jugado en Ibrox Park. No hay imágenes de la acción, pero según las autoridades, mientras Boruc caminaba hacia su arco y de frente a los hinchas protestantes locales, se habría realizado la señal de la cruz sobre si mismo, mientras también se reía y provocaba a los locales. Para la policía el acto fue catalogado como una «conducta para incitar el desorden».

Como era de esperarse, la Iglesia Católica condenó el hecho por el cual fue acusado el portero, tildando de ridículo al gobierno escoces. Mientras que el gobierno tuvo que emitir un comunicado, en donde especificaba que la advertencia hacia Boruc, «fue porque realizo el gesto hacia los hinchas del Rangers, realizando una violación a la paz. Y que no se actuaria de igual manera hacia personas que cometieran algún acto religioso en la vía publica».

Esta situación trajo de vuelta el tema del sectarismo al país, en una época que se hacia esfuerzos para erradicar aquel pensamiento de la sociedad. Es quizás por eso que cuando a finales de ese mismo año, Boruc nuevamente se bendijo al frente de los fanáticos del Rangers, ahora las autoridades decidieron no hacer nada declarando que no se cometió ningún delito.

El portero polaco sin lugar a dudas se metió en la lista negra delos hinchas del Rangers, cuando en abril del 2008 mostró una camiseta con la leyenda «Dios bendiga al Papa» y una imagen de Juan Pablo II.

 

NO MÁS OLD FIRM 

En el año 2012, y tras sufrir varios problemas financieros durante la última década, el club Glasgow Rangers fue liquidado tras alcanzar la quiebra. Una nueva administración logró que los activos deportivos fueran adquiridos por una compañía. Desde este momento en adelante, la histórica institución de la capital escocesa pasaría a llamarse Rangers FC.

 

Este colapso financiero que derivo en un nuevo comienzo del club protestante, también repercutió en el aspecto deportivo, ya que no se le permitió seguir jugando en la primera división. Pero eso no fue todo, ya que se tomo la decisión de que el Rangers tendría que iniciar su retorno a la competencia, desde la cuarta división del fútbol escoces. Esto significaba que tras 120 años de enfrentamientos continuos, se dejaría de disputar el Old Firm. Y por muchos años más..

Pero hay otro factor que afectó a este derby. Se comenzó a cuestionar su estado, ya que la lógica para muchos era que cuando «murio» el tradicional Glasgow Rangers, también fue el momento que la histórica rivalidad con el Celtic expiró. Por mucho que el «nuevo» Rangers utilizara los mismos colores, jugara en el mismo estadio, y fuera apoyado por los mismos fanáticos, este seria un distinto Old Firm entre dos equipos que nunca se habían enfrentado. Los seguidores del Celtic que abrazaron a esta idea, comenzaron a referirse al equipo rival como SVECO -nombre original de la sociedad tras la quiebra- y a sus hinchas como Zombies. Haciendo referencia a que los hinchas del Rangers renacieron con este nuevo club.

Todo esto le agrego un nuevo factor a la ya complicada rivalidad que hace años se vivía en la capital de escocia. Porque en estos partidos las situaciones entre hinchadas no son simplemente burlas o acciones de bullying que incluso a veces pueden ser hasta cómicas. Aquí la cosa va en serio, y en todo momentos se busca atacar donde más le duele al otro.

Los hinchada del Celtic atacaron primero, al exhibir una pancarta en donde se puede ver a un fanático del Rangers convertiendose en mono antes de morir. Para después verlo resurgir en este llamado zombie protestante. Y también a un paramilitar irlandés disparandole.

Esto genero un gran revuelo en el país.

Pero los fanáticos Gers respondieron con una frase para el oro:

Los zombies son ficticios. Los pedofilos son reales

Esto en relación a todos los problemas que la Iglesia Católica ha tenido en relación a los abusos de menores alrededor del el mundo.

Respecto al fútbol, le tomo 4 años al Rangers volver a la máxima categoría de la liga escocesa. En ese tiempo, el Celtic no tuvo rivales para ganar el titulo en cada temporada. Lo más carca que otro equipo pudo estar de los irlandeses por aquellos años, fue de 15 pts. Durante ese periodo, el Old Firm se disputó solo en dos ocasiones, ambas en semifinales de la Copa de Escocia.

Pero en la temporada 2016-2017 este derby volvió a disputarse en la division de honor, cuando el «nuevo» Rangers volvió consiguió el ascenso. Y la vuelta fue en grande, ya que fueron 6 enfrentamientos en total durante ese año.

El primero de ellos disputado en septiembre fue bastante polémico debido a que nuevamente las hinchadas mostraron que la violencia para ellos, es parte esencial de este clásico.

Parkhead era el escenario, y cuando los equipos salieron a la cancha, los simpatizantes locales colgaron desde las tribunas unos muñecos inflables equipadas solo con bufandas de sus rivales. La razón de montar esta extraña y extrema escenografía, fue que la semana previa al esperado encuentro, el hermano del delantero Kris Boyd –ídolo del Rangers- habría cometido suicidio. Macabro.

Los fanáticos protestantes presentes en el estadio, al ver esto, no iban a dejar pasar la situación así como así no más, y se desquitaron con los baños del recinto.

 

ACTUALIDAD

Terminada la temporada del 2018, el Rangers anunció que harían un recorte en las entradas asignadas a los hinchas del Celitc cuando el Old Firm se dispute en Ibrox Park. De 7,000 que entregan habitualmente, ahora solo serian 800 tickets, con el fin de aumentar el ingresó por abonos de temporada. Como era de esperarse, en la vereda del frente decidieron hacer exactamente lo mismo. La criticas no se hicieron llegar por parte de los hinchas, pero las más duras llegaron de ex futbolistas que alguna vez jugaron este clásico. Entendiendo que la atmósfera que se generaba en la cancha, era una de las cualidades especiales del partido. Porque hay que ser realista. Por nombres de jugadores y nivel de liga, no es mucho lo que se puede rescatar. Con tan solo 12 equipos, el Celtic no tuvo problemas de ser campeón cuando su máximo rival no estuvo en la categoría. Y en la actualidad lleva 8 títulos de manera consecutiva. A tan solo 1 de igualar el récord máximo de cualquiera de los dos. Ademas ahora la diferencia de títulos entre uno y otro se acortó a tan solo 4.

 

SPONSORS

Auspiciar a uno de los equipo más grandes y poderosos de un país siempre es llamativo para las marcas debido al gran arrastre de gente que esto significa. Pero en Escocia si decides poner tu logo en la camiseta de uno de estos equipos, corres el riesgo que los hinchas del rival dejen de adquirir tu producto solo por despecho. Y seguidores del Celtic y Rangers son millones, no solo en su país, si no que alrededor del mundo. Por eso no ha sido extraño ver -especialmente en este siglo- la camiseta azul y la albiverde con la misma marca pegada en su pecho.


#DATO El año 1987 fue la última vez que un equipo ajeno a estos dos se titulo campeón de la liga. Llevan 28 años seguidos compartiendo el privilegio de gritar campeón.


La cerveza Carling -una de las mas populares de todo el Reino Unido– estuvo presente en muchos clásicos de Glasgow, ya que entre el 2003 y 2010 fue auspiciador de ambos equipos.

Otras marcas que compartieron estas camisetas fueron la también cervecera Tennent, la firma de comunicaciones NTL y hace ya varias décadas atrás, la cristalería CR Smith.

 

HINCHAS POR EL MUNDO

Como han podido ver, las hinchadas son protagonistas principales de los tapidos de la Old Firm. Como tiene que ser un clásico.

Los seguidores del Celtic son llamados The Bhoys, que quiere decir los chicos o los muchachos. La h se le agregó para representar el acento irlandés.

Ademas de las banderas irlandesas, en el estadio del Celtic se pueden ver imágenes del Che Guevara. Y hasta hace muy poco, se podían ver referencias a la IRA. Conocidos son los lazos con hinchadas de otros países que siguen movimientos de izquierda, tales como el ST. Pauli alemán, el Livorno italiano y el Liverpool ingles. De este último incluso han copiado el mítico You´ll never walk alone que tan conocido es en Anfield.

La fuerte descendencia irlandesa que posee el club se ve reflejado en la gran cantidad de hinchas que poseen alrededor del mundo, con una estimación de más 10 millones de seguidores. En solo EEUU y Canadá hay 1 millón. Suena lógico pensando en la fuerte migración de irlandeses a esos países hace ya cientos de años. Un dirigente afirmó una vez:

«El Celtic es el club de fútbol más apoyado en América del Norte».

En la otra vereda tampoco se quedan atrás. El estadio Ibrox posee una de las mejores asistencias de todo Europa. Los hinchas Gers viajan en masa para ver a su equipo. El 2008 llegaron 200.000 a  la ciudad de Manchester para ver la final de la Copa UEFA que su equipo enfrentaba al Zenit ruso. Poco importó que más de la mitad no tenían entrada para el partido.

EDDIE DE IRON MAIDEN APARECIÓ EN LA PREVIA DE UN OLD FIRM

A pesar de que la mayoría tiene buen comportamiento. Hay fracciones de la hinchada, que por muy pequeña que parezcan, se las arreglan para realizar desordenes donde quiera que vayan. Son sin lugar a dudas también una de las fanaticadas mas peligrosas del Viejo Continente.

Se pueden encontrar cientos de fan clubs de ambos equipos repartidos por el mundo.

 

Para finalizar, un par de cosas recientes que sucedieron en este 2019. Que lamentablemente no tienen que ver la pelotita.

En el Old Firm disputado en abril con victoria del Celtic por 2-1, el jugador del Rangers Ryan Kent no aguanto las burlas del capitán celta Scott Brown, y y al frente de todos le propinó un combo a la cara.

Pocos meses después se volvieron enfrentar, y ahí ocurrió un hecho vergonzoso para cualquiera. Incluso para los mismos hinchas del Rangers. Nuevamente el capitán del equipo católico es protagonista. Cuando se retiraba del estadio Ibrox para subirse al bus juntos a sus compañeros, un fanático del equipo protestante le pregunta ¿Como esta tu hermana? El problema es que la hermana de Brown murió el 2008 a causa de un cáncer. La cara del jugador lo dice todo.

La autoridades del Rangers decidieron prohibirle la entrada de por vida a ese hincha a su estadio. Ejemplar.

 

SUERTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.