MÓNACO NO PERDONA

POR PRIMERA VEZ EN EL AÑO PUDE VER UNA CARRERA EN VIVO DE LA FÓRMULA 1. LA SEXTA FECHA DE LA TEMPORADA TENÍA A MÓNACO COMO ESCENARIO, Y MI OPERADOR DE TV CABLE SE PUSO LAS PILAS Y LA TRANSMITIÓ CUANDO CORRESPONDÍA. NO ERA PARA MENOS, ES DE LOS CIRCUITO MÁS TRADICIONALES DEL CIRCO DE LA F1 Y DURANTE LA HISTORIA A BRINDADO CARRERAS ESPECTACULARES.             ¿EN UNA ÉPOCA QUE NO ES DE LAS MEJORES DE LA F1, SIGUE A LA ALTURA DE LAS CIRCUNSTANCIAS ESTE GRAN PREMIO?

 

Voy a comenzar diciendo de que estoy podrido de cierta empresa de TV cable que se ha adueñado de las transmisiones de todos los deportes en el último tiempo. Primero fue el fútbol español, inglés e italiano. Para Brasil 2014, era la única señal que transmitió todos los partidos, el resto de los mortales teníamos que conformarnos con ver algunos partidos. Y por si fuera poco, desde este año se adjudicaron los derechos de la Fórmula 1 también, dejando sólo algunas carreras para que el resto la viéramos en otro canal. He ahí la razón de que esta fuera el primer GP que he visto del año. Yo no tengo esa compañía de cable.

Salvo las prácticas libres 3 en donde Vettel fue el mas rápido, todo lo que sucedió en la previa de Mónaco era normal. Hamilton en la pole, con Rosberg y el alemán de Ferrari de escoltas, y Alonso comenzando bien atrás en la grilla de largada. Por ende se esperaba que la carrera fuera bastante plana y chata en lo que a espectáculos se refiere. Un circuito callejero en donde adelantar es muy difícil y arriesgado de lograr. Estaba cantado quienes se iban a subir al podio. Pero en el principado siempre ocurren cosas que no suceden en otros circuitos, especialmente con los accidentes y abandonos. No por nada tiene el récord de menos autos en cruzar la meta en la historia de la Fórmula 1. Ocurrió en 1996 y sólo 3 autos completaron  la carrera.                                                                                              Para este domingo, los primeros que se escaparan y tuvieran su carrera aburrida como ha sido todo el año. Pero el resto tenía 78 vueltas para deleitarnos con el tan recordado show de la F1. Es lo que hay.

Como siempre el glamour no faltó en Mónaco. Yates, Jacuzzi, modelos, actores, Jet Set, etc. Todo estaba preparado para disfrutar de la carrera, aunque me atrevo a decir que la gente que está en los yates, lo último que hace es ver la carrera.

CRISTIANO ESTUVO PRESENTE EN EL PRINCIPADO
CRISTIANO ESTUVO PRESENTE EN EL PRINCIPADO

Decepcionante fueron las primeras 60 vueltas. Hamilton liderando con 20 segundos de ventaja sobre Rosberg y Vettel. No teníamos muchos cambios en el resto de la pista. Y sólo 2 abandonos! Y por fallas mecánicas, no por choques. Al parecer Mónaco se impregnaba de fomedad de los ciruitos restantes, y pasaba a ser una carrera más de la temporada. Hasta que llego la vuelta N° 62.

El año pasado Mercedes estaba tranquilo con el comienzo de temporada que venían trayendo, gracias a la calidad de sus autos y también de sus pilotos. Pero en Mónaco esa tranquilidad se vio afectada por los roces entre Hamilton y Rosberg, debido a algunas maniobras producidas por el alemán que no le gustaron al británico. Esa carrera la ganó Nico, pero la relación de compañeros salió perdiendo.

Este circuito esta cargado para Mercedes al parecer, ya que lo sucedido el día de ayer, deja chiquito a lo del 2014.

Estaba todo listo para que Lewis Hamilton se llevara su cuarta carrera en este temporada, y alejarse aún más en la tabla general. Pero no contaba con la magia negra de Mónaco.                                               Las cámaras de televisión estaban siguiendo la lucha entre Grosjean y Verstappen por el décimo lugar, la última posición que da puntos para el campeonato. Estaba tan enfocado por obtener esos puntos el piloto de Toro Rosso, que en una curva le jugó una mala pasada y pasó a llevar al francés de Lotus. Fue duro y feo el golpe que se puso contra el muro el belga, pero las medidas de seguridad funcionaron perfectamente y salió caminando del auto. La primera emoción del dia!!! Y llegaba recien a 16 vueltas del final. Pero quedaba más. Cuando la transmisión repetía de todos los ángulos posibles el fuerte choque, y los relatores comentaban que por primera vez se hacia uso del Virtual Safety Car -igual después salio a la pista el clasico Safety Car- hasta que la cámara enfocó la salida de pits de Hamilton. Inexplicablemente el líder de la carrera había ingresado a pits para cambiar neumáticos, todo planeado por el equipo para aprovechar el Safety Car, pero hicieron mal el cálculo y el líder ahora quedaba atrás de su compañero de equipo y de Vettel. TRAGEDIA! El campeón defensor iba a tener muy pocas vueltas para tratar de retomar la punta y además tenía que adelantar primero al blondo multicampeón que iba a ser difícil….y fue imposible.

EL ACCIDENTE DE VERSTAPPEN QUE INICIO TODO

Terminada la carrera, todo lo que se conversaba era sobre la horrible maniobra que el equipo liderado por Toto Wolff le había ordenado a Hamilton. Le quitaron la victoria de las manos cuando no había ninguna manera de que se la pudieran quitar. El único que podía arrebatarle el 1-2 a Mercedes, eran ellos mismos. Lewis no lo podía creer y eso se notó en el tortuoso proceso que fue llegar al podio, en donde los esperaba Alberto II para entregar los premios. Paró el auto en la mitad, pasó a llevar el letrero del podio, se tomó todo el tiempo del mundo en bajarse del auto, tenia una carita y en algún momento pensé que se llevaba el botellón de champagne para reventársela en la cabeza al responsable de esto. Obviamente después el británico fue todo un caballero al responder las preguntas y no tirarle mierda a nadie, como algunas otras veces suele ocurrir en otros deportes. Pero eso es a la TV y a las redes sociales, porque a puertas cerradas de seguro fue distinto.

Rosberg no tuvo nada que ver con lo sucedido y, a diferencia del año pasado, Hamilton no puede decir nada de él. Pero el festejo del alemán podría haber sido más moderado, no tanto por respeto a su compañero, sino porque su equipo le regaló una victoria que no merecía, y celebrar como si fuera un piloto de Marussia que ganó su primera carrera. Y recodemos que ésta fue la tercera victoria seguida de Nico Rosberg en Mónaco. Creo entender que no estuvo a la altura de las circunstancias, a diferencia de Sebastian Vettel que se mostró más consiente de cómo había llegado a ese segundo lugar. Dicen que los campeones son distintos.

Esto es de lo único que se ha hablado después de finalizada la carrera, pero este ERROR se agradece desde muchos puntos de vista. La más importante, es que la Fórmula 1 tiene que volver a las emociones que la caracterizó por mucho tiempo y volver a ser ese gran espectáculo que la hizo ser la categoría reina de las carreras de motor. Lamentablemente la seguridad y la tecnología ha jugado en contra de eso en los últimos años, haciéndola monótona y totalmente predecible. Hay volver al punto de que el piloto es más importante que la máquina, y que la FIA los deje correr a su propio riesgo para que el factor humano sea el verdadero responsable del destino de la carrera. Tal como sucedió el domingo.

SUERTE

Un comentario en “MÓNACO NO PERDONA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *