LOS MEJORES GOLES DE LAS FINALES DE LA UCL

ESTAMOS AD PORTAS DE UNA NUEVA FINAL DEL CAMPEONATO DE CLUBES MÁS IMPORTANTE DEL VIEJO CONTINENTE. PARTIDO EN DONDE PODEMOS ENCONTRAR GRANDES EQUIPOS, LOS MEJORES JUGADORES Y POR SUPUESTO LO MÁS IMPORTANTE EN EL FÚTBOL: EL GOL. ELABORE UN RANKNG CON LAS MEJORES PEPAS DE LA DEFINICIÓN DE LA CHAMPIONS LEAGUE.

1997 quedara grabado en mi memoria futbolera, ya que fue el año que vi mi primera final de este torneo. De ahí en adelante jamas me he perdido una definición. Decidí realizar este post con goles que vi en directo y que tengo grabados en mi memoria. No utilice Internet como herramienta para buscar en el pasado, ni tampoco para definir mi lista.

Aquí vamos…

 

9. ARJEN ROBBEN

Comenzamos con algo no tan espectacular, pero si emocionante. Final alemana el 2013 entre el Bayern Munich y el Borussia Dortmund. El Wembley nuevamente es testigo de un gran jugada para definir al campeón. El partido ya estaba llegando a su fin y el empate parcial a un gol tenía a todos en las tribunas y en sus casas, esperando el pitazo inicial para disfrutar 30 minutos más de fútbol. Pero en el minuto 89 apareció Arjen Robben tras ser habilitado de taco por Ribery y, con su velocidad característica, es intocable para tres defensores rivales, y define de manera rápida ante la salida del arquero. A primera vista pareciera que le pegó mal al balón. Pero la verdad es que el toque fue perfecto.

 

8. DIEGO MILITO

Diego Milito no debe estar muy arriba en la lista de los mejores delanteros del mundo. Es uno más del montón. Pero para los hinchas del Inter de Milán, el jugador se adjudico el mote de idolo despues que en la final del 2010 ante el Bayern Munich, anotara los dos goles con lo que los de Mourinho levantaron la orejona. El movimiento de cintura y la definición al palo mas lejano en el segundo gol, es ABC de como ser un gran goleador

 

7. RAÚL GONZÁLEZ

Raúl González fue hasta hace muy poco el máximo anotador en la historia de la Champions League, hasta que apareció en escena un argentino y un portugués. El 7 del Real Madrid brilló por su habilidad para definir. En la final del nuevo siglo lo demostró, cuando desde la mitad de la cancha enfiló hacia al arco, y lo único que separaba a la pelota de la red, era el arquero del Valencia: Santiago Cañizares. Tuvo tiempo para pensar qué iba a realizar, y la ejecución fue perfecta quitándose a Cañete al más puro estilo del verdadero Ronaldo. Golazo del Ángel de Madrid para el 3-0 lapidario.

 

 

6. DAVID VILLA

Partido decisivo de la Champions League 2010-2011 que enfrentó al Barcelona de Pep Guardiola ante el Manchester United de Alex Ferguson. El lugar: el legendario Wembley. El club catalán estaba arriba 2 a 1 y controlaba el resultado. Pero había que asegurar el partido y la copa. Es ahí cuando aparece David Villa para controlar un balón en la medialuna fuera del área, y con todo el espacio y tiempo que le dieron los jugadores rivales, la clavó lejos de Edwind Van Der Sar, con más técnica que fuerza. Era la cuarta orejona que levantaba el Barcelona.

 

5. ALESSANDRO DEL PIERO

Mi primera final de la UCL que vi en la vida. Corría el año 1997 y en el elegante estadio Olímpico de Munich, se enfrentaban por la orejona el Borussia Dortmund y la Juventus. Tras los primeros 45 minutos, el conjunto alemán estaba 2-0 arriba en el marcador. La Vecchia Signora salió con todo en la segunda parte de ese descuento que tanto necesitaban. Es por eso que Marcello Lippi decidió meter a la cancha a un tal Del Piero. 20 minutos después Pinturicchio dibujaba una exquisita definición dentro del área chica para darle un segundo aire al conjunto de Turín. Lamentablemente, esta joya no sirvió de nada.

 

4. LIONEL MESSI

Año 2009. El Olímpico de Roma se dividía en dos para recibir una gran final entre el Barcelona y el Manchester United. Minuto 70 y la defensa inglesa decide dejar sólo en el área a Lionel Messi, pensando que con su pequeña altura no les va a hacer daño por arriba. Xavi saca un centro preciso, La Pulga corre pero su ímpetu lo hace que quede un poco pasado. Qué importa. Si eres uno de los mejores jugadores de la historia, puedes suspenderte en el aire y cabecear con el cuerpo incómodo, pero igual clavarse al lado contrario de Edwin Van Der Sar y su 1,97 mts de altura. Digan lo que digan, hay que tener categoría para definir así.

 

3. HERNAN CRESPO

Ingresamos al podio con uno de los mejores partidos de fútbol que se han podido ver -no sólo de la Champions– sino que de toda la historia. Los asistentes al estadio Olímpico de Estambul no se imaginaban lo que iban a presenciar entre el AC Milan y el Liverpool en el año 2005. Se acababa la primera mitad y los italianos estaban adelante 2-0 en el marcador. En el minuto 44 apareció la genialidad de Kaká para inmortalizar una de las mejores asistencias que se han visto en un campo de fútbol. Y Hernán Crespo firmó esa obra de arte de la mejor manera posible. Era el tercero que sentenciaba la final. Pero todos sabemos cómo terminó todo aquella noche.

 

2. LARS RICKEN

Otra golazo de aquella final de 1997. Pero ahora corresponde al equipo vencedor. Quizás muchos pueden no estar de acuerdo con mi decisión, pero en esta ocasión fui más romántico que practico. Como ya les conté, Del Piero descontó con un tacazo de categoría y la Juventus se iba con todo al campo del Dortmund en busca del empate. Minuto 70 y el DT del equipo bávaro –Ottmar Hitzfeld– introduce un cambio. Lars Ricken ingresa para retomar el control de la pelota. Nadie se imaginaba que a los pocos segundos, el medio campista iba recibir un pase que le permitía dirigirse en solitario hacia el arco rival. Ante la sorpresa de todos, Ricken, en vez de correr con el balón para quedar mano a mano con el arquero –Ángelo Peruzzi– dispara desde 30 metros anotando el gol de la tranquilidad para su equipo. Mente fría por parte del jugador para tomar una decisión de manera rápida que tuvo un resultado positivo.

 

 

1.- ZIDANE

El mejor de todos. Uno que estará este sábado en la definición, pero no en cancha. Sino que en el banquillo dando las instrucciones. Zizou en la final de la temporada 2001- 2002, sacó a relucir toda su calidad, y le demostraba al mundo nuevamente porque está inserto en el grupo de los mejores jugadores de la historia. Se acaba el primer tiempo, Real Madrid y Bayern Leverkusen igualaban a 1 gol. Roberto Carlos pelea una pelota por el lado izquierdo cerca del área del conjunto alemán, logrando sacar un “centro” que en realidad era un melón. Pero lo que el lateral brasilero sabía y el resto no, era que tenía un compañero de equipo que se le podía tirar un ladrillo, y él se las arregla para clavarla en un ángulo. Y así fue. Una maravilla lo del francés. Para disfrutarlo mil veces y verlo desde todos los ángulos.

SUERTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.