LAS SUPERSTICIONES DE LA ELITE

ADEMÁS DE ENTRENAR Y TRABAJAR AL MÁXIMO PARA ALCANZAR EL STATUS DE ESTRELLA, LOS DEPORTISTAS DE ALTO RENDIMIENTO BUSCAN AYUDA EN OTRAS COSAS PARA LLEGAR A LO MÁS ALTO. COSAS QUE VAN MÁS ALLÁ DE LA RAZÓN LÓGICA.

Definiciones de la palabra superstición:

1.- Creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón.

2.- Fe desmedida o valoración excesiva respecto de algo.

3.- Creencia que no tiene fundamento racional y que consiste en atribuir carácter mágico o sobrenatural a determinados sucesos o en pensar que determinados hechos proporcionan buena o mala suerte.

Pablo Guede tuvo un complicado inicio como entrenador de Colo Colo. El bajo rendimiento del equipo, sumado a los malos resultados, lo tenían al borde de renunciar. Hasta que optó por hacer algo al respecto para cambiar la suerte: plantar ruda en la cancha del estadio Monumental. Por varios días se habló solamente de este tema. Varios se burlaron y otros defendieron la creencia. Al final de año, Guede celebraba la obtención de un título que meses antes nadie se esperaba.

LA FAMOSA RUDA EN EL ESTADIO MONUMENTAL

Está claro que el concepto va más allá de cualquier lógica que uno pueda explicar. Todos somos distintos, por ende todos tenemos alguna superstición -o cábala- original, que sólo uno mismo es capaz de entender y valorar.

El objetivo de realizar estos rituales pueden ser varios: sobrevivir el día a día, para sentirnos bien o, simplemente, para lograr algo que deseamos con muchas ansias. La tranquilidad de la mente también es clave. Es por eso que no cumplir con el acto de superstición, puede ser fatal. Si las cosas salen mal, mucha gente se lo atribuye a que aquella fuerza mágica no estuvo presente. Por eso la importancia de realizar el acto o ritual cuando corresponde.

Si eres una persona que no pisas las líneas en al calle, ocupas siempre la misma prenda de vestir, todas las mañanas te haces el mismo desayuno, y te sientes un anormal. No te preocupes, a continuación elaboré una lista de varios deportistas -algunos son considerados leyenda- que tienen rituales y cábalas que son indispensables en su día a día, y que han sido fundamentales para alcanzar la gloria. Son comunes y corrientes como todo el mundo.

SIEMPRE LO MISMO

El capitán del Chelsea -John Terry- ha declarado en varias ocasiones de que es muy supersticioso. Siempre ocupa el mismo urinario en el camarín, llegando incluso a esperar si es que está siendo ocupado por un compañero. Se pone tres vueltas de cinta alrededor de las medias, y escucha siempre el mismo CD en la concentración previa a un partido. El plantel sabe que no se pueden sentar en el asiento que Terry ocupa en el autobus del equipo. Y cuando acude en auto a Stamford Bridge, se estaciona siempre en el mismo lugar.

JAMÁS OLVIDAR LOS ORÍGENES

A Michael Jordan se le han atribuido bastantes manías que utilizaba durante su prestigiosa carrera. Algunas nunca se han comprobado y otras se han descartado. Pero hay una que el propio jugador confirmó en su momento. En cada partido oficial que disputó con los Chicago Bull, se ponía los pantalones cortos de la Universidad North Carolina, donde comenzó a jugar baloncesto.  La razón era atraer la buena suerte, y vaya que sí le resulto.

EXCUSAS

Serena Williams es una de las mejores tenistas que la historia ha podido ver. Y también tiene un par de supersticiones y cábalas .

La hermana de Venus utiliza los mismos calcetines durante un torneo. Además, antes de cada primer saque, bota la pelota cinco veces, y en el segundo lo hace tres veces. La estadounidense ha asegurado que cuando pierde un partido, es porque no ha realizado sus rituales de la manera correcta o los ha pasado por alto.

PATRIOTISMO X GOLES

El siguiente caso es curioso porque es de doble filo. El delantero alemán Mario Gomez, no canta el himno nacional cuando juega por su país. Algo que lo ha llevado a recibir criticas por parte de la hinchada. Situación que han sufrido otros futbolistas. Su razón para no hacerlo y recibir las criticas, es que cuando era juvenil, no cantó el himno antes de un enfrentamiento, y en ese partido anotó un gol. Toda su vida mantuvo ese ritual, aunque igual muchas veces no convirtió.

EL TIGRE ROJO

Por varios años vimos a Tiger Woods ganar y ganar torneos del PGA arrasando a sus rivales. Si el ex Nº1 del mundo llegaba liderando al último día, era muy difícil que perdiera. Era sólido de mente, constante en su juego y la presión no le hacía efecto. Pero para asegurarse, el Tigre siempre juega de color rojo los domingos. El propio jugador ha dicho en distintas ocasiones, que es para la buena suerte, mostrar agresividad – se ha demostrado que el rojo produce esa sensación- y porque el color tiene relación con Stanford, lugar donde estudió.

EL PELADO DE LA SUERTE

No todas las cábalas tienen que durar toda la vida. Quizás pueden ser utilizadas para un periodo corto de tiempo. El mejor caso es el de Laurent Blanc y Fabien Barthez en el Mundial de Fútbol de 1998.

El defensor francés besaba la calva cabeza del portero antes de cada enfrentamiento. Los resultados se fueron dando de manera positiva mientras avanzaban los partidos, y la acción se hizo conocida en todo el mundo. Antes de la final, ante la ausencia de Blanc por estar suspendido, nadie de sus compañeros se atrevía a tomar sus lugar por miedo de romper el efecto. Así que el ritual se tuvo que hacer en camarines, lejos de las cámaras. El efecto fue el mismo.

FRASE PARA EL ORO

Gervasio Deferr es un gimnasta español que se retiró hace algunos años atrás. Bicampeón olímpico y múltiple ganador de mundiales, es considerado uno de los deportistas más importantes de su país. Antes de cada rutina -sea entrenando o compitiendo- repetía la misma frase:

“Lo que hace falta antes de un buen ejercicio, es una ducha de agua fría“.

El deportistas asegura que aumentaba su concentración y traía suerte.

LA RUTINA

Wade Boggs es un ex beisbolista que jugó en la década de los ´80 y ´90 en la MLB estadounidense, es un excelente caso de tener cábalas rutinarias.

Cada mañana se despertaba a la misma hora, su práctica de bateo tenía que ser a las 5:17 en punto, y antes de cada partido comía grandes cantidades de pollo, ya que según él, su efectividad al bate mejoraba si ingería ese alimento.

EL POLLO Y LA NOVIA

Para el DT argentino Carlos Bilardo, habían cosas que traían mala suerte, y otras buenas suerte. Es por eso que le prohibió a sus jugadores comer pollo durante los mundiales del ´86 y ´90, para no atraer malas vibras. Sólo carne de vacuno para la dieta. Por el contrario, tenía una fijación con las novias. Es así como antes del partido de octavos de final ante Brasil en Italia, Bilardo se dio cuenta que en el lobby del hotel donde se alojaban la albiceleste, se realizaba un matrimonio. El entrenador hizo que todos los jugadores besaran a la novia para la suerte. Incluido Maradona. Argentina ganó 1-0 el partido.

BILARDO Y MARADONA

EL OCHO TE PERSIGUE

Aunque suene extraño, el mejor tenista de todos también está en esta lista. Roger Federer está obsesionado con el numero 8, debido a su fecha de nacimiento (el 8 de agosto de 1981). El suizo carga 8 raquetas y 8 botellas de agua en su bolso antes de cada partido y se frota sus manos con la toalla 8 veces al terminar cada set. Pero lo más curioso, es que en los calentamientos previo a un partido, intenta concretar 8 aces.

LA SUERTE A 300 KMS/HRA

Los pilotos de Formula uno no se quedan atrás al momento de tener cábalas sagradas:

Ayrton Senna se convirtió en el mejor piloto de la historia gracias a su talento y a la ayuda de su guantes. Hay dos versiones sobre el brasilero y como utilizaba este equipamiento. Uno fue que nunca cambió su primer par de guantes que ocupaba en sus primeros años en la F1. Por eso se pueden encontrar imágenes de Senna con guantes con hoyos. El otro es que manejaba con los guantes al revés.

Michael Schumacher tiene un un colgante de amuleto que fue un regalo de su mujer e hijos que siempre llevaba en los Grandes Premios. Una vez se le quedó en el hotel y un integrante de Ferrari tuvo que volar para ir a buscarlo y entregárselo al alemán antes del inicio de la carrera.

SENNA Y SUS GUANTES CON HOYOS

Si Felipe Massa tiene un buen sábado en la clasificación, utiliza los mismos calzoncillos al otro día en la carrera. Me imagino que los lavara.

Hace varios años que Kimi Raikkonen siempre ocupa los mismos calcetines para los días de carrera. Él mismo los lava y los pone a secar. Son muy importantes.

David Coulthard utilizaba en las carreras unos calzoncillos azules que le regalo su tía. Hasta que un día sufrió un accidente en pista, y tuvieron que cortárselos para intervenirlo. Su madre al ver que su ropa de la suerte era impresentable, le prohibió volver a ocuparlos. Como buen hijo obedeció, pero siguió llevándolo a todas la carreras en su maleta.

El español Fernando Alonso tiene varias manías. Siempre se calza la bota derecha antes de la izquierda. Si obtiene un buen resultado en un Gran Premio, al próximo año repite el hotel, la pieza e incluso la cena. Los números son muy importante para el asturiano. Suma los de su habitación, las de su padre y su manager, y con el resultado puede sacar una conclusión de como le ira en la carrera. Si en un GP saluda a un mecánico y le va mal el día domingo, para la próxima fecha hace lo posible para no toparse con el mismo mecánico. Previo a la carrera, tiene un ritual con su manager que involucra cantar.

 

AHORRANDO GOLES

El gol es uno de las cosas más importantes en el fútbol, especialmente para los delanteros, y aún más si eres el 9 del equipo. O sea el goleador. Hay tres jugadores dentro de la historia que destacaron por ser extraordinarios peperos. El olfato goleador, la explosión dentro del área y la rapidez para definir son algunos de los rasgos y características que los definen. Pero había algo más que el trío hacía para convertir semana tras semana.

En los entrenamientos y calentamientos previos a los partidos no realizaban tiros al arco para así “evitar gastar los goles” que pretendían hacer después. Y vaya que si les dio resultados. Los protagonistas de esta historia son: Gary Lineker, Hugo Sánchez y Ronaldo…el verdadero.

HUGO SÁNCHEZ

MAGIA NEGRA

El mexicano Julio Cesar Chaves es considerado el mejor boxeador de la historia de México, y uno de los mejores que el mundo ha podido ver. A finales de los ´80, disputó el título mundial ante Edwin Rosario en Las Vegas. Previo a la pelea, le dijeron a Chavez que la madre de su rival lo había embrujado con magia negra para que tuviera problemas durante el enfrentamiento. Para contrarrestar el hechizo, el boxeador utilizó una banda roja en la cabeza para alejar las malas vibras. En una de las mejores noches de su carrera, JC logró el triunfo y durante el resto de su vida, siguió usando la banda cuando se subía al cuadrilátero. Sus hijos que se dedicaron al pugilismo, mantienen esta tradición hasta el día de hoy.

TODO X GANAR

El beisbolista americano Tevor Hoffman, tenía la costumbre de no lavar las medias de su uniforme si es que el equipo andaba en racha ganadora. Sus compañeros no aguantaban el mal olor que emergían de sus pies. incluso algunos deseaban perder, ¡solamente para que Hofmann fuera a la lavandería!

“Es cierto que mis medias huelen mal pero, contradictoriamente, huelen a victoria y es lo que mis amigos del equipo no reconocen

QUE NO VENDA LA VENDA

A Iván Zamorano siempre se le pudo ver con una venda blanca en la muñeca derecha. La razón, es que una vez tuvo una molestia en esa zona y le pusieron la protección. En ese partido el gran capitán metió tres goles y la venda terminó siendo parte de la carrera goleadora de Bam Bam.

AMOR DEL VERDADERO

El ex jugador y ahora entrenador de la NBAJason Kidd– era puro amor con la canasta cuando estaba en la línea de falta. Antes de cada lanzamiento, le lanzaba un beso para la suerte.

EL ÚLTIMO RÍE MEJOR…SI ES QUE NO HAY ARBITRO

El mundo de fútbol tiene supersticiones que suelen repetirse entre los jugadores. Un ejemplo claro es la de salir último a la cancha como cábala. Cracks de la talla de Messi y Cristiano Ronaldo lo hacen de esta manera. Pero hay un defensa que fue al extremo.

Kolo Toure cuando estaba en el Arsenal, estaba esperando afuera de la cancha a su compañero William Gallas -que estaba siendo atendido por unos problemas físicos- para ser el último jugador en saltar a la cancha. El partido comenzó sin el jugador, y cuando al fin pudo ingresar, el arbitro le mostró tarjeta amarilla por hacerlo sin autorización. Así de cabalístico.

MISMO RITUAL, DIFERENTES ÉPOCAS

Los ex tenistas Björn Borg y Andre Agassi compartían la misma superstición, pero la realizaban en distinto tiempos. El sueco la hizo en los ´70, mientras que el Kid de las Vegas lo hizo en los ´90. Antes de cada torneo se afeitaban, y no lo volvían hacer hasta que terminara su participación. Es así como se les pudo ver a ambos jugar finales con barba.

       

PAZ INTERIOR

La cábala a continuación se dio a conocer al mundo entero en los Juegos Olímpicos de Río 2016, obra del nadador canadiense Santo Condorelli.

Antes de saltar a la piscina, el atleta hace la señal de levantar el dedo del medio de la mano. ¿Su intención es tirarle mala onda al mundo? Para nada. Este gesto va dedicado a alguien especial para él: su padre. El propio deportistas olímpico tuvo que dar explicaciones -y disculparse- el 2012, cuando las cámaras lo captaron haciendo el gesto durante una competencia en EEUU.

Cuando era pequeño y estaba partiendo en el mundo de la natación, Condorelli se sentía inseguro frente a sus compañeros y rivales por ser de menos altura. Ahí apareció la figura paterna, que le recomendó trabajar la confianza en sí mismo, y que se tenía que concentrar en nadar mejor que todos. Le dedicó a su hijo una sabias palabras:

“SIEMPRE QUE ESTÉS AL BORDE DE LA PISCINA, HAZME EL GESTO DEL DEDO, QUE YO TE LO DEVOLVERÉ”

Desde ese momento, el nadador realiza este bonito ritual antes de cada carrera para la suerte. Aunque hoy en día lo hace algo de manera más sutil, para no tener problemas con nadie.

EL ANTES Y DESPUÉS DEL GESTO

CUANDO LA NATURALEZA LLAMA……

Para el arquero argentino Sergio Goycochea el Mundial de 1990 le quedará grabado para siempre en la memoria, porque ahí fue cuando saltó a la fama. Tras la lesión de Pumpido, Goyco saltó a la cancha y llevo a su país a la final del torneo tras dos definiciones de lanzamientos penales. Rápidamente para el planeta fútbol se convirtió en un portero “ataja penales”. Años después, el propio jugador relató unos acontecimientos que sucedieron esos días, que daría vuelta al mundo.

En el partido de 1/4 de final ante Yugoslavia -y después de jugar 90 minutos de tiempo regular, más 30 de suplementario- Goycochea necesitaba ir al baño con urgencia, algo que estaba prohibido en la previa de los lanzamientos penales. Es por eso que sus compañeros se reunieron cerca de un arco, en lo que al ojo de los espectadores se veía como un acto de unidad, pero en realidad era para cubrir al arquero mientras éste hacía sus necesidades en plena cancha. Dos penales atajó esa noche. Por lo que cuando en las semis ante Italia también se fueron a los penales, por cábala, provocó las ganas y realizó el mismo acto. Como todos saben, Argentina clasificó a la final tras dos penales atajados por su arquero suplente. Es lamentable que en la final no pudo hacer “la corta” antes del penal de Brehme.

TODO ESTÁ EN LA CABEZA

El siguiente caso demuestra que las cábalas y supersticiones están dentro de la cabeza de uno y no tienen nada de mágico.

Pelé hizo goles durante su carrera. Y bastantes. Pero durante los ´60, tuvo una sequía que se prolongó por más tiempo de lo que el quería cuando jugara por el Santos. Para O Rei esta mala racha tenía una explicación. El último partido en el que convirtió un gol, tras el pitazo final, le regaló la camiseta a un hincha del Santos. Desde ese momento los goles comenzaron a ser escasos, es por eso que el tres veces campeón de mundiales, le encargó a un empleado del club que hiciera todo los posible por recuperar la camiseta y así volver al ritmo goleador al que estaba acostumbrado. El ayudante cumplió con su tarea y Edson Arantes Do Nascimento volvió a inflar redes por todo Brasil.

Años más tarde, el empleado reconocería que nunca pudo recuperar la camiseta original, y que la que le entregó al crack brasilero era una copia similar. ¿Qué tal?

ESTO SE FUE DE LAS MANOS

Rafael Nadal se lleva el primer lugar si hablamos de rituales. El español es una bestia para realizar acciones y tics desde incluso antes de saltar a una cancha. Podría escribir un post sólo dedicado al zurdo y sus mañas. Pero en esta ocasión veremos las más llamativas.

Conocido es su ritual antes de sacar: tocarse ambos hombros, las orejas, la nariz y acomodarse el calzoncillo del culo. Además nunca pisa las líneas que delimitan la cancha entre punto y punto -ni siquiera su prolongación imaginaria- siendo la pierna derecha siempre la primera en cruzar. En los cambios de lado, el rival tiene que cruzar primero la red (nuevamente tampoco pisa la línea imaginaria de ésta). Y antes de los partidos, se ducha con agua helada para entrar concentrado. Pero la más increíble y que da a entender que Rafa tiene un problema de TOC. Es su especial y dedicado ritual con las botellas.

El tenista sale con dos botellas a jugar. Una contiene agua a T° ambiente y la otra más helada. También puede ser una con otro tipo de liquido. Coloca ambas en el suelo al frente de su banquillo, de forma diagonal y siempre con la etiqueta apuntando hacia la cancha. En los descansos, toma la botella que esta más lejos primero, y bebe de ella una vez. Para luego hacer lo mismo con la segunda ¡Jamás toma dos veces seguidas de la misma botella! ¿Cómo finaliza la sesión? Al terminar de hidratarse, deja las botellas en el exacto mismo lugar en que estaban, tomando como guía las marcas que estas dejaron en el suelo. ¡Psicópata!

Uno siempre ve al zurdo jugar a través de la televisión, es por eso que no siempre se pueden apreciar estos tics, reflejos, cábalas o como quieran llamarlo. Pero hoy en día hay cámaras en todos lados, especialmente en el público, y podemos observar con detalle estos momentos que llaman la atención de Rafael Nadal.

En este primer video se puede ver su manía por las botellas dos veces durante los descansos de un mismo partido.

 

Todo el planeta tenis conoce las botellitas de Nadal. Aquí podemos ver a un pasa-pelota colocar minuciosamente una de ellas después de que se había caído. El español se rió al menos y después dijo que era una “tontera lo de las botellas”. Lo sabemos Rafa.

 

El ritual antes de sacar: Culo, hombros, oreja, orejas y nariz.

 

Seguimiento al tenista durante un mismo partido para explicar su problemas con las líneas. Muchas veces las cruza de forma natural con la pierna derecha primero. Pero muchas otras veces se puede apreciar como se frena y alarga la pierna indicada para cumplir con el propósito. Aunque llegue antes a la mitad de la cancha, igual espera que su rival sea el primero en cruzar hacia el otro lado.

CÁBALAS Y SUPERSTICIONES DEL MUNDO DEL FÚTBOL

El jugador ruso Andreí Arshavin no habla con su señora los días que tiene partido. ¡Ésta hay que imitarla los días que hay liga!

El extraordinario Johan Cruyff ingresaba a la cancha masticando chicle, para luego escupirlo en la mitad de la cancha que defendía el rival. René Higuita siempre ocupaba un calzoncillo azul cuando jugaba un partido de fútbol.

Iker Casillas toca el travesaño con su mano izquierda cada vez que su equipo anota un gol.

JOHAN CRUYFF

Cristiano Ronaldo ingresa a una cancha de fútbol primero con el pie derecho.

El jugador de Sierra Leona Malvín kamara -que jugó en diversos equipos del Reino Unido– siempre antes de una enfrentamiento, prendía la TV y veía Willy Wonka y la fábrica de chocolates. “Es mi película favorita, me relaja y además me trae buena suerte”. ¿¡Cuántas veces la tiene que haber visto!?

Al igual que Iván Zamorano, la bruja Verón llevaba una cinta en su cuerpo a modo de cábala. La diferencia es que el argentino la tenía bajo su rodilla derecha.

Durante el Mundial del 2006, el italiano Gennaro Gattuso usó el mismo sueter durante todo el torneo para la suerte. En palabras del propio jugador:

“Estaba siempre acalorado y de mal muy humor porque no podía quitármelo”.

Al menos, al final de cuentas valió la pena.

SUERTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *