LA PREVIA: SUPER BOWL XLIX

Este domingo se disputa la mayor fiesta deportiva de los Estados Unidos: El Super Bowl. Todo lo que envuelve esta fiesta es de conocimiento de todo el mundo.  El show de medio tiempo, los millones de dólares que se gastan las empresas en comerciales de 30 segundos, la cantidad de cerveza ridícula que se toma en todo el país en esas 4 horas, las exuberantes apuestas que hacen los famosos por sus respectivos equipos, que en el entre tiempo las cañerías en todo EEUU se tapan, etc…
Por eso ahora vamos a hablar solamente de lo que sucederá en la cancha entre los New England Patriots y los Seattle SeaHawks en la versión XLIV del Super Bowl.



 

 

Los 2 equipos terminaron de líder en sus respectivas zonas en la temporada regular: los Seahawks por la Conferencia Nacional (NFC) y los Patriots por la Conferencia Americana (AFC), para después ganar los 2 partidos de playoffs y llegar al partido final. En el caso de los de Seattles, tendrán la oportunidad de defender el título logrado el año pasado en lo que será su segunda aparición en este partido trascendental. Curiosamente el último equipo en ganar 2 veces seguidas el Super Bowl, fueron los Patriotas (2003-2004). Ellos tendrán la chance de confirmar que son la mejor franquicia del último tiempo. No por nada es la octava ocasión que llegan a esta instancia, igualando el record de los Dallas Cowboys y los Pittsbugrh Steelers.
 
Son los dos mejores equipos. El partido promete y se espera un duro enfrentamiento. Por algo para las casas de apuestas el favorito son los de New Enlgand, pero por muy poco margen de ventaja.
 
La forma de ataque más efectiva para los Pats es mediante pases. Gracias a ese medio terminaron en el cuarto lugar en puntos esta temporada, y para eso tienen a Tom Brady de lanzador y figura del equipo.  La ofensiva liderada por Brady abusa de los pases cortos que le han dado muchos resultados en los últimos partidos. De los 86 pases lanzados por él en playoffs, 75 fueron cortos. La pieza clave para recibir estos pases cortos, es el ala cerrada Rob Gronkowski. Ahí tendrá que centrar sus esfuerzos la defensiva de Seattle para meter en problemas a la ofensiva de New England. Capturar a Brady puede ser una odisea, ya que el QB se deshace muy rápido del balón. El marido de la modelo Gisele Bundchen puede igualar el record de Joe Montana y Terry Bradshaw como los únicos QB con 4 victorias en un Super Bowl.
New England tiene que mezclar su ataque aéreo con buenos acarreos. Si eso sucede, podrá causarle más de algún problema a la defensiva rival.

TOM BRADY

 

 
El quarterbacks de los Seahawks, Russel Wilson, tuvo una temporada bastante productiva, pero el último partido ante Green Bay por la final de conferencia, fue el peor en su carrera como profesional con 4 intercepciones. Seattle tiene claro lo que hará para mantener a Brady fuera del terreno de juego el más tiempo posible……correr el balón. ¿Podrán lograr eso?  “Beast Mode” es la respuesta. Marshawn Lynch, a.k.a Beast mode, es el líder de la ofensiva, y si logra atravesar las primeras líneas defensivas de New England, será prácticamente imparable. Sus 1.306 yardas corridas en la temporada, llevaron a los Seahawks a ser el equipo N°1 de la liga en acarreos. Los patriotas tienen que lograr pararlo si quieren evitar touchdowns.
 
Hasta el momento vemos que New England basa su juego en los pases y Seattle en correr.
 
La defensiva de los defensores del título, fue N°1 en menos yardas en contra, N°1 en menos puntos en contra y N°1 en menos touchdowns por pases permitidos. O sea, son imbatibles.  New England la va a tener complicada para lograr puntos por anotaciones.  Por el contrario, la defensa de los Patriotas no gana partidos. Terminaron N°8 en menos puntos permitidos, N°13 en menos yardas en contra y N°14 en crear recuperaciones de posesión.
Seattle tiene la ventaja en la defensiva.
 
Los pateadores de ambos equipos son de los mejores de la NFL, por lo que el partido se puede definir en los últimos segundos mediante un intento por los 3 pts.
 
El entrenador de los patriotas, Bill Belichick, es conocido por descifrar y encontrar las debilidades en sus rivales. Así que debe estar con bastante trabajo para encontrar la manera de entrarle a la defensiva de los Seahawks.
Pete Carroll y su estilo agresivo hacen presagiar que correrá todos los riesgos necesarios para que los Seahawks se queden con su segundo Super Bowl.
 
 
En conclusión tendremos un partido con bastantes puntos, el nivel de las ofensivas hacen  presagiar eso. En defensa Seattle pueden sacar diferencias para decidir el resultado final y adueñarse del trofeo Vince Lombardi. New England se tiene que entregar a las manos de Brady para que tenga un partido más que perfecto. El partidos será apretado tal como sucedió en su último enfrentamiento en el 2012 que Seattle ganó con un cerrado 24-23.

Mi candidato: Seattle SuperHawks

THE BEAST MODE


A disfrutar de esta final que contempla además del partido: el himno nacional interpretado por la actriz de Frozen, algún herido de guerra llevando la bandera, comerciales de Victoria Secret y Budwieser, 100 millones de espectadores mirando por TV, un nuevo modelo de auto, el estreno de un trailer taquillero, el show de medio tiempo de Katy Perry con Lenny Kravitz, las hiperactivas cheerleaders con la mascota de los equipos, más de 65 mil fanáticos disfrazados y pintados en el estadio que pagaron mínimo USD8.000 por una entrada, el baño de Gatorade al técnico ganador, etc….






Para terminar les dejo una pregunta para ver quien es el favorito para levantar la copa Vince Lombardi el domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *