HISTORIAS DE CLÁSICOS: AVELLANEDA

UNO DE LOS DERBYS MÁS HISTÓRICOS Y AGUERRIDO DE ARGENTINA, GRACIAS A DOS CLUBES POPULARES CON HINCHADAS MASIVAS Y VECINAS. CONOCE TODO SOBRE ESTE PARTIDO CON MÁS DE 100 AÑOS DE HISTORIA. 

Avellaneda es una ciudad argentina que forma parte del Gran Buenos Aires. Las casi 350.000 personas que habitan en ella, se dividen en dos al momento de hinchar por los colores de algunos de los dos equipos que están instalados desde los inicios del siglo XX en la ciudad y que son de los más importantes del país trasandino: Club Atlético Independiente y Racing club.

Rojo por un lado y albiceleste por el otro, este partido es considerado el segundo en importancia dentro del fútbol argentino. Ambos clubes tiene mucha historia, y sus seguidores no solo se encentran dentro de los limites de la ciudad, si no que por todo el territorio argentino.

LOS ORIGENES

El 12 de mayo de 1901, estudiantes del colegio Nacional Central, crearon el equipo Barracas al Sud, siendo el primero del país en ser fundado por habitantes locales. A diferencia del resto de los clubes, que eran creados por ingleses. Un años después, gran parte de los socios abandonaron el club para formar uno nuevo: el Colorados Unidos del Sud. Al poco tiempo se dieron cuenta que esto fue un error., ya que el Barracas quedó disminuido tras el éxodo. Mientras que el nuevo equipo nunca despego como sus miembros creían que pasaría.

El 25 de marzo de 1903, en una reunión en donde asistieron los miembros de ambos clubes, se tomo la decisión que lo mejor para ambas instituciones, era unir fuerzas bajo un solo nombre. Uno de los asistentes -de descendencia francesa- mostró un revista de automovilismo del país galo, en donde se podía leer en la portada: Racing Club. Es así como se fundo el primer equipo de esta historia.

En 1904, los empleados de una de las mejores tiendas de Buenos Aires -llamada A la ciudad de Londres– formaron un club llamado Maipu Banfield, que jugaba partidos con otras marcas comerciales. Los trabajadores de menor edad que eran parte del equipo, no se les permitía jugar en él, solo podían presenciar los partidos. Esto provoco que los jóvenes se revelaran, y tras reunirse y conversar el tema, decidieron salirse del club, por considerar que no representaba sus ideales. Otros equipos les abrieron las puertas, pero los jóvenes empleados querían formar su propio club y mostrar su independencia del resto de los equipos. Es así como nace el Independiente Football Club. El 1 de enero de 1905 es la fecha oficial de fundación del club.

ERA AMATEUR: La primera vez

El primer partido oficial entre ambos equipos se disputó el 9 de junio de 1907 por el torneo de tercera division, y cuando el fútbol en Argentina aún se jugaba a nivel amateur. Desde aquel primer enfrentamiento, se comenzó a palpar la rivalidad que existiría entre ambas instituciones. Primero porque los hinchas de Racing no estaban de acuerdo con la ida de compartir barrio con otro equipo, ya que ellos llegaron una par de años antes al sector. Segundo, al llegar Independiente a Avellaneda,  se hicieron con el apoyo de los obreros y las clases más bajas, ya se sentían identificados con el equipo. Mientras que los hinchas de Racing eran empleados municipales y de un status más alto. y esa diferencia siempre genera rivalidad,como hemos podido observar en otros clásicos mundiales.

Días antes de aquel partido, las paredes de las calles de Avellaneda, aparecieron pintadas con el resultado del partido, que según los seguidores de la Academia,  seria un 40-0 para ellos. Suena ridículo y exagerado. Pero tenían sus razones para pensar así. Racing luchaba por el titulo y estaba invicto en el torneo. Mientras que el Rojo tenia la valla más batida, y venían de ser derrotados por 21 a 1 en la fecha anterior. Nadie veía posible una victoria de Independiente.

El lugar del partido fue una cancha ubicada en la calle Manuel Ocantos. Un dato curioso, eran los colores que ambos equipos utilizaban por aquel entonces: Independiente vestía de blanco, mientras que Racing lo hacia con una camiseta celeste con rosado.

Minutos antes de comenzar el partido, Independiente no llegaba a los 11 jugadores para poner en cancha. Recordemos que hablamos de un deporte amateur por esos años. Rosendo Degiorgo -fundador, presidente y capitán del club- se acerco al entrenador de RacingLuis Carbone– para proponerle que ellos se llevaran los puntos, y que el partido se disputara, pero a modo de amistoso. Carbone no acepto, ya que creía que lo mejor para su equipo era jugar el partido y meter varios goles que le servirían para la pelea por el titulo. Por lo que Independiente saltó a la cancha con un equipo que tuvieron que armar en el momento.

Sonó el pitazo inicial, y el desarrollo del partido se dio de una manera que nadie se esperaba. Independiente se puso en ventaja 2-0 en la primer mitad. Pero Racing supo reaccionar e igualo el marcador, que se mantuvo así hasta el minuto ´85 de partido. Cuando faltaban poco para que se cumpliera el tiempo reglamentario, llegó la sorpresa ya que Degiorgi –no satisfecho de portar la jineta de capitán y de ser uno de los fundadores del club- sacó un potente disparo y anoto el gol que le dio el triunfo al Rojo en el primer Clásico de Avellaneda de la historia.

Tras esa vergonzosa derrota, el técnico perdedor se acercó a Degiorgi con la intención de comprarle los puntos para evitar la humillación, y porque los necesitaban para seguir en la pelea por el campeonato. Pero la respuesta fue un rotundo NO. Les dieron la chance antes del partido, y ahora Independiente no vendería su victoria por nada del mundo.

Esta es la tercera razón para cimentar la rivalidad entre Racing e Independiente.

IMAGEN DE AQUEL PRIMER ENFRENTAMIENTO

#DATO Racing Club logra levantar su primer titulo nacional de primera división en 1913. Independiente tuvo que esperar hasta 1922.


Pasaron los años, y ambos equipos se vieron las caras por primera vez en la máxima categoría del fútbol argentino, el 12 de diciembre del año 1915. El partido tuvo lugar en la primera cancha que tubo el Rojo, que se ubicaba en el barrio de Crucecita. El local ganó por 2 goles a 1. Pero después fue despojado de los puntos, y la victoria se le otorgó a Racing, ya que Independiente utilizó un jugador que estaba inhabilitado para jugar.

En los próximos 15 años, Racing se convirtió en uno de los equipos más ganadores de su país. Fue campeón en 9 ligas nacionales. Siete fueron de manera consecutiva -desde 1913 hasta 1919- récord absoluto del fútbol argentino, que se mantiene hasta la actualidad. Fue por aquellos años que la prensa bautizó al club con el apodo de La Academia, por el gran fútbol que practicaban. Por el contrario, Independiente solo obtuvo dos títulos.

En esta etapa amateur en primera división, el Clásico de Avellaneda se disputó en 18 ocasiones, con 8 victorias para cada uno, y dos empates. Era considerado por los amantes del fútbol, el partido más popular del país, debido a que Boca Jrs y River Plate jugaban en diferentes asociaciones de la AFA, y casi nunca se enfrentaban. En el  mundo amateur, Racing e Independiente eran los protagonistas del fútbol trasandino.

LLEGA EL PROFESIONALISMO

En 1931 llego el profesionalismo a las canchas de Argentina. En ese primer torneo, Independiente y Racing estuvieron muy cerca de ser el primer clásico que se disputaba en esta nueva etapa del fútbol trasandino. Ya que el partido entre ambos estaba programado en la primera fecha. Pero dirigentes de la Academia pidieron aplazar el partido, porque no le había alcanzado el tiempo par armar el equipo. Sus rivales de buena manera, aceptaron el requerimiento, por lo que el partido se jugaría cuando terminara el campeonato. Los habitantes de Avellaneda tuvieron que esperar hasta el 27 de septiembre de aquel año, cuando por la fecha N°18 se enfrentaron los equipos de la ciudad.

Fue en el antiguo estadio de Racing donde ocurrió este primer Derby de Avellaneda en la era profesional. Un recinto que contaba con una tribuna con un techo a dos aguas, tablones de madera, y columnas que entorpecían la visión de los espectadores. Todo muy al estilo ingles. En lo que se refiere al partido, el momento merecía que fuera épico. Y si fue. De hecho nunca más se repitió un resultado así entre ambos equipos. Racing derrotó a su rival por 7 goles a 4, convirtiéndose en el partido con más goles en la historia de todos los clásicos de la Argentina en el ámbito profesional.

IMAGEN DE AQUEL PARTIDO

En el partido postergado que se jugó posterior a la última fecha del campeonato, Racing fue a al cancha del Rojo y volvió a ganar, ahora por 4-1.

Esta diferencia de rendimientos entre ambos equipos, se debía a las distintas situaciones que vivían las dos instituciones. Racing Club estaba en  una época de gloria, llenando su estantería de copas. Esta es de hecho, la mejor etapa del club en su historia. Los hinchas de Independientes tendrían que esperar varias décadas para ver a su equipo triunfar en grande.

BOLETA

Pero paras vengarse de esa goleada sufrida el ´31, no tuvo que pasar mucho tiempo. Aunque nueve años si es bastante en realidad. No se, ustedes decidirán. Lo cierto es que para el campeonato de 1940, Independiente llegaba como Bi campeón tras levantar los títulos del ´38 y ´39. En su cancha, el Rojo fue ampliamente superior, y gracias a su histórica delantera: Erico, De La Mata, Maril, Zorrilla y Sastre, derrotaron si piedad 7-0 a su rival. La mayor goleada que se ha podido ver en el Clásico de Avellaneda.

El paraguayo Arsenico Erico fue uno de los goleadores de aquella mágica tarde para el Rojo. El delantero convirtió la increíble cantidad de 295 goles con el equipo de de Avellaneda. Goles que le sirvieron para alcanzar bastantes récords. Como se podrán imaginar, es hasta hoy el máximo anotador en la historia del club. Pero no se queda ahí, ya que esa cifra le alcanza para seguir al tope de la tabla de artilleros del fútbol argentino también. Logros por la cual la FIFA lo eligió como el mejor jugador de todos los tiempo de Paraguay.  Pero como en este articulo nos enfocamos en el Clásico de Avellaneda, lo más importantes para nosotros, es que Arsenico Erico es el máximo artillero de este partido con 19 pepas.

ARSENICO ERICO

En 1945 Independiente volvió a golear a su archirrival, en el que fue el primer clásico jugado fuera de Avellaneda. El resultado fue 5-1. Terminando  los años ´40, recién Racing se pudo desquitar de las dos goleades sufridas en aquella década, tras derrotar a domicilio al Rojo por 5 a 2.

Nos saltamos los años 50, para recaer en noviembre de 1961,en donde el clásico tuvo una de sus versiones más violentas. Racing ya se había titulado campeón, pero eso no importó porque como buen derby, este partido siempre se juega a muerte. Se jugó en cancha de la Academia, y el desarrollo del partido era bastante parejo, hasta el minuto que los jugadores se trenzaron a golpes, desatando una batalla campal que tuvo el partido suspendido al menos 30 minutos. Hoy en día una situación así amerita dar por finalizado el partido. Pero tras calmarse los ánimos, el arbitro tomó la decisión de expulsar a cuatro jugadores por lado, cifra récord en este partido. El resultado final fue un empate a 1.

Esta década fue vital para aviar la rivalidad entre ambos equipos, debido a las polémicas. A la ya mencionada anteriormente, en mayo de 1965 volvimos a tener un partido lleno de polémica. La Academia derrotaba cómodamente a Independiente por 2 goles a 0. Pero en el segundo lapso, el árbitro Dellacasa-uno de los jueces más temido de la década ya que no se arrugaba para expulsar jugadores- le cobró dos penales a favor para el Rojo. Para los jugadores de Racing fueron polémicos estos cobros, y tras convertido el segundo penal, se fueron contra el referee protestando de manera airada. El juez no aguantó los reclamos, y saco cinco tarjetas rojas, dejando a Racing con un numero de jugadores inferiores al reglamento para jugar. El partido fue suspendido cuando aún le faltaban 23 minutos para su finalizacion. La AFA decidió continuar el partido otro día, pero jamas se volvieron a jugar esos minutos. Dellacasa fue suspendido 3 meses.


#DATO Independiente ganó su primera Copa Libertadores en 1964. Racing lo hizo en 1967. Este es el primer clásico de Argentina disputado entre 2 equipos campeones de América.


La última fecha del campeonato de 1970 fue de infarto, con River Plate e Independiente peleando el titulo mano a mano. Los Millonarios golearon 6-0 a su rival de turno, quedando 2 pts arriba del Rojo y con un gol más de diferencia. Independiente visitaba El Cilindro  con la misión de ganar y levantar la copa. Racing se puso en ventaja rápidamente, pero a los ´21 el arbitro Dellacasa -un conocido en Avellaneda– pita un penal para la visita. Tarabini se puso frente a al pelota, y su disparo fue detenido por Agustín Cejas. Pero el juez mandó a repetir el penal, ya que el arquero se adelantó. Nuevamente Cejas tapó el lanzamiento, pero Dellacasa decidió volver a repetirlo por un nuevo adelantamiento. En el tercer intento, Tarabini pudo filialmente marcar el empate. Cuando restaban 9 minutos para el final del partido y el resultado era un empate a dos, Independiente anotó el gol que le dio el triunfo, y por ende pudo levantar el titulo tras haber igualado a River en puntaje, igualarlo en la diferencia, pero haber marcador un gol más durante el torneo. El Rojo daba la vuelta olímpica en la cancha de su archirrival por primera vez. Racing nunca ha tenido ese privilegio en la cancha de independiente.

Llegamos a un punto importante de la historia del Clásico de Avellaneda. Desde el primer partido que se enfrentaron, hasta 1974, Racing lideraba las estadísticas a favor en los resultados. Pero en esta década comenzó la etapa de oro de Indepndiente, dando vuelta por primera el historial de victorias a su favor. Diferencia que perdura hasta la actualidad. Además, el Rojo obtuvo 4 Copas Libertadores y tres Intercontinentales en estos años.  Es por eso que este partido fue también el primer clásico de la Argentina entre dos equipos campeones del mundo.


#DATO Hay pocas ciudades del mundo que se pueden jactar de tener dos clubes con títulos mundiales: Milan, Madrid y Buenos Aires. Avellaneda también tiene le honor de ser la más pequeña de esa lista en lograrlo.


En 1979 tuvimos dos derbys que dieron mucho que hablar. El primero se disputó el 2 de septiembre en la cancha de Racing. El local ganaba cómodamente 2-0, gracias a las anotaciones de Cárdenas y Rodríguez. Pero la visita necesito solo 13 minutos para dar vuelta el marcador. Ricardo Bochini, uno de los máximos ídolos de Independiente, recuerda esa tarde:

«Perdíamos 2-0, los de Racing me cargaban y me hicieron enojar….En 15 minutos di tres asistencias y ganamos 3-2»

Poco más de un mes después, se volvieron a ver las caras, pero ahora en la cancha de Independiente. El partido lo gana Racing por la cuenta mínima, cuando en el minuto ´40, el partido fue suspendido por una agresión a uno de los guardalineas. El partido se terminó de jugar el 22 de noviembre en La Bombonera, en donde Racing fue el ganador 3×2.

1983 es un año que los hinchas de Independiente recuerdan con mucha satisfacción y afecto. El 22 de diciembre el Rojo recibía a Racing en su estadio, con la  mision de ganar para titularse campeón del fútbol argentino. Pero además aquella tarde había un ingrediente extra. La Academia ya había descendido a la segunda división la fecha anterior. Con goles de Ricardo Guisti y Enzo Trossero, Independiente daba la vuelta olímpica por segunda vez en la cara de su máximo rival. Mientras los jugadores visitantes lloraban el primer y único descenso de la historia del club.

Tres años se demoró Racing en volver a la máxima categoría, y así poder disfrutar el Clásico de Avellaneda nuevamente. Jugadores e hinchas de la Academia querían ganar ese partido para vengarse de la última derrota sufrida antes de descender. Pero no pudo ser así ya que el resultado fue un empate. Pero lo que no sabían en esos instantes, es que Racing iniciaría una racha de partidos consecutivos sin perder, que a la postre se convertiría en la mejor racha en la historia del clásico. En total fueron 16 partidos invictos entre 1986 y 1994. El volante uruguayo Rubén Paz es uno de los máximos ídolos en la historia de Racing. El jugador recuerda con sus propias palabras esa racha de partidos:

«ya desde mi debut en 1987 me fue bien, perdíamos 1-0 y anote el empate. No perdí nunca con ellos, le hice goles y anduve bien. ¿Que más puedo pedir?»

Independiente cortó la racha de derrotas con una victoria 2-0 el ´94. Un año después, Marcelo Delgado anotó un golazo en la Doble Visera para empatar el partido cuando el reloj ya marcaba los 90 minutos. Es una de las anotaciones más recordadas para los hinchas de la Academia.

En 1998 Racing pudo cortar una muy mala racha en la cancha de su rival. Fueron 17 años sin poder ganar en el estadio del Rojo, pero se logró una victoria que pudo cambiar esa estadística. Pero no antes sin polémica. Ya que cuando el marcador estaba 2-0 para la Academia, un sospechoso corte de luz hizo que el arbitro suspendiera el partido, que fue reanudado 3 días después. Independiente logró descontar, pero Racing supo liquidar en el momento justo y ganar por 3 a 1.

SIGLO XXI

Racing volvería a sonreír el 2001 tras 35 años sin coronarse campeón del fútbol argentino. El Clásico de Avellaneda de ese torneo fue vital para lograr ese objetivo, ya que lograron empatar el partido en el final con un gol de Gabriel Loeschbor. Ese gol fue muy importante para la campaña, ya que Racing superó por tan solo 1 pt a River en la punta de la tabla.

 

LO PEOR DEL CLÁSICO

Estos partidos siempre se destacan por la gran efervescencia que despiertan en los hinchas. Son esos enfrentamientos distintos, en donde no importa el rendimiento con el cual cada equipo llegue al pitazo inicial. cualquier cosa puede pasar. Dicen que los fanáticos más acerrimos prefieren obtener un triunfo sobe su archirrival, ante que titularse campeón. Son esos momentos en donde los tecnicos y jugadores dicen que hay que dejar la «vida» en la cancha. Y que a veces esa frase es mal interpretada por los hinchas. El año 2002, en la previa del Clásico de Avellaneda, cuando simpatizantes de ambos bandos se enfrentaron en en más de alguna localidad de la ciudad. Pero el más grave sucedió a pocos metros del estadio de Racing. El resultado fue una veintena de personas ingresadas en hospitales con heridas de bala y armas blancas. Un joven de 24 años -hincha de Independiente– murió en la ambulancia debido a la gravedad de sus heridas. Fue el mártir N° 165  por violencia en el fútbol argentino.

Por algo en la actualidad se juega sin barras visitantes.

En el 2003 ocurrió uno de los hechos más curiosos en la historia de este gran duelo. El destino de los hermanos Milito decidió que se enfrentaran en una cancha. Gabriel con Independiente y Diego con Racing. Además el del Rojo era defensa y el de la Academia delantero. ¡Imposible mejor! Ese año el partido se disputó en la cancha de Lanus. En un momento del partido, Gabriel cortó con falta una contra del rival, y Diego le pidió al arbitro que le mostrara la roja de manera directa. Por un instante los lazos de sangre se olvidaron y cada uno defendió sus colores.

 

El 2005 para muchos se pudo ver el mejor gol en la historia de este clásico. El 11 de septiembre en la Doble Visera, Independiente derrotaba cómodamente a su rival por tres goles a cero. Todas las conquistas fueron obra del delantero Nicolas Frutos, que era la figura del partido. Pero lo que él y todos los demás no sabían, es que un joven de tan solo 17 años le quitaría el protagonismo tras anotar el cuarto gol, y en el recuerdo colectivo nadie se acordaría del hat trick de Frutos. La joyita de que estamos hablando fue obra de un chiquillo que aún no superaba la mayoría de edad. Sergio Aguero comenzaba su exitosa carrera en el fútbol mundial.

ACTUALIDAD

Independiente sufrió el descenso de categoría el año 2013, el primero en sus más de 100 años de historia. Por lo que el derby de la ciudad se dejó de disputar por un tiempo. Pero rápidamente recuperaron el sitial que les corresponde, logrando un triunfo en su primer partido ante su archirrival.

En la actualidad, el Rojo tiene una ventaja en las victorias de 24 partidos. Consiguiendo así la máxima diferencia entre un equipo y otro en la historia de este clásico.

 

VECINOS PERO NO AMIGOS

Como sucede en todo el mundo, el hecho de que Racing e Independiente compartan una localidad, barrio o ciudad, ayuda a que la rivalidad entre ambos clubes sea aún más fuerte. Pero en Avellaneda ocurre una situación que no se puede ver en todos lados, y que potencia esa enemistad entre ambas hinchadas. Los estadios de cada uno están separados tan solo por 300 mts de distancia.

Racing se instaló primero en la zona -a principios del siglo pasado- entre las calles Alsina y Colón. El estadio fue creciendo mediante los años iban pasando, y en la década de los ’20, tenia capacidad para 30.000 personas. En 1946, el presidente Perón -hincha del club- otorgó un préstamo para la construcción de un nuevo recinto más moderno. El 3 de septiembre de 1950 se inauguró el nuevo estadio que lleva como nombre Presidente Perón -pero que es más conocido como el Cilindro– y que perdura hasta la actualidad.

Independiente por el contrario, arribo recién en 1928 a la zona. El lugar escogido fue un pantano ubicado atrás del estadio de Racing. Los directivos del Rojo de aquella época, tuvieron que secar el pantano y luego rellenarlo con tierra para poder construir. El 4 de marzo de 1928 se inaugura el estadio que años después seria llamado Doble Visera. En el 2005 se remodelo y pasó a llamarse Libertadores de América.

 

TRAIDORES

Como siempre en estos artículos de Clásicos, no se pueden quedar afuera aquellos jugadores que jugaron a dos bandos durante su carrera. Quizás la palabra traidor suena muy fuerte. Pero uno como hincha de su equipo, que vive por esos colores, y que domingo a domingo realiza esfuerzos enormes para apoyar a sus jugadores, no hay otra palabra o sentimiento que refleje mejor lo que uno siente cuando un miembro del plantel cruza a la vereda del frente.

Bien lo sabe el ex jugador Miguel Ángel Ludeña, cuando defendió la camiseta de Racing la temporada del 88´ y 89´, obteniendo titulo continentales con el club. Pero decidió firmar por Independiente a otro año. Los hinchas de la Academia no se lo perdonaron, y se lo hicieron notar, al percutar un par de disparos a su auto en plena calle.

El fallecido ex jugador y director técnico José Omar Pastoriza, también sabe de cambio de bando. Pero por partida doble. Ya que fue parte de Racing e Independiente, tanto dentro de la cancha, como sentado en el banquillo.

Independiente 83
Empates 67
Racing Club 59
Total 209

SUERTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.