CHERNÓBIL: TRAGEDIA Y FÚTBOL.

EL PEOR ACCIDENTE NUCLEAR DE LA HISTORIA OCURRIÓ EN SUELO SOVIÉTICO EN LA DÉCADA DE LOS ´80. TODO EL ENTORNO DE LA CENTRAL SUFRIÓ LAS CONSECUENCIAS, INCLUIDA LA CIUDAD DONDE VIVÍAN LAS FAMILIAS DE LOS TRABAJADORES. EL FÚTBOL TAMPOCO FUE AJENO A LA TRAGEDIA.

El 26 de abril de 1986 el reactor N°4 de la central nuclear de Chernóbil -una de las centrales más grandes del mundo- hizo explosión, desatando una onda radiactiva 500 veces más fuerte que la que soltó la bomba de Hiroshima. La ciudad más cercana estaba a sólo 3 kms, y fue construida y diseñada para albergar a los trabajadores y científicos de la planta. Más de 30 años después, la ciudad duerme plácida y totalmente abandonada. Centros comerciales, oficinas, edificios, restaurantes, teatros, casas, plazas, todo esta tal cual como se dejó tras la evacuación. La misma suerte ocurrió con el estadio recién construido y que pocos días después de la explosión iba a ser inaugurado. A continuación les relato la triste historia del estadio de fútbol en el que nunca se escuchó un grito de gol.

LA CARRERA POR LA ENERGÍA

Comenzando la década de los ´70, la Unión Soviética se fijó como objetivo comenzar a generar energía nuclear a gran escala. Así nace el proyecto para construir la Central Vladimir Ilich Lenin, mejor conocida como Central de Chernóbil. Y como sabemos que los soviéticos no hacían nada a pequeña escala, la central era la más potente del mundo y una de las construcciones más prestigiosas de aquella época.

La central, en una primera fase, consistía de cuatro reactores. Dos estaban en construcción al momento del accidente y cuatros estaban en los planes para el futuro, los cuales obviamente nunca comenzaron a construirse. El encargado de diseñar -y también de dirigir la central- fue el arquitecto Víktor Briujanov, que luego fue apuntado como uno de los principales responsables del accidente. Tuvo problemas con los plazos de entrega de los reactores, y ordenó una construcción rápida. En consecuencia, los materiales no eran los adecuados, por lo que los reactores presentaban fallas, como ocurrió el día del accidente. En 1987 fue sentenciado a 10 años de trabajos forzados, pero solo cumplió 5. En 2006 reconoció ser responsable directo de la tragedia que afectó a miles de habitantes de la ciudad de Prípiat.

PRÍPIAT

Ciudad que se construyó a sólo 3 kms. de la central para darle alojamiento a los trabajadores y sus respectivas familias. En aquellos años estaba emplazada en territorio de la URSS, pero hoy en día es territorio ucraniano. Está ubicada a 110 kms. de Kiev, a 16 kms. de la frontera con Bielorrusia y a 18 kms. al nordeste de Chernóbil. Su posición estratégica, más un clima templado, un precioso rio que cruza la ciudad, autopistas, líneas de trenes y varias comodidades más, la convirtieron en una de las mejores localidades para vivir de la antigua Unión Soviética. A eso le agregamos la mejor planta nuclear del mundo, y encontramos la razón por la cual Prípiat era llamada la Ciudad del Futuro.

ESTE CARTEL DA LA BIENVENIDA A LA NUEVA CIUDAD

Cuando se fundó la ciudad en 1970, la población era de 10.000 personas, pero su rápido desarrollo urbano y su gran calidad de vida, hizo que en sólo 16 años ascendiera a más de 40.000 habitantes. La edad de los habitantes no superaba los 26 años y eso generó que hubieran muchos nacimientos en todo momento. Las madres eran felices paseando a sus hijos por las calles de una ciudad de ensueño, donde la tasa de criminalidad era muy baja. No habían razones para no formar familia en un lugar que ya para el año 1985 tenía de todo: hotel, colegios, cafeterías, cine, sala de conciertos, biblioteca, centro cultural, instituciones médicas, una escuela técnica de ingeniería, otra de arte, escuelas de formación profesional, tiendas y muchas cosas más. En poco tiempo, tenían todo lo que otras ciudades se demoraron décadas en lograr.

Pero faltaba algo para dejar a la sociedad feliz y plena.

FÚTBOL

A los pocos años de su nacimiento, cuando la ciudad comenzaba a erguirse entorno a la central nuclear, el fútbol se practicaba de manera amateur, sólo con fines recreacionales. El equipo local estaba conformado en su totalidad por trabajadores que estaban construyendo la planta nuclear. Es ahí la razón de su nombre: FC Stroitel Prypiat, que traducido al español significa FC Constructor Prypiat.

EL ESCUDO DEL EQUIPO

El equipo entrenaba y jugaba en un pequeño estadio emplazado en el bosque de la ciudad, y sólo disputaban torneos de aficionados con localidades cercanas. Con el correr de los años, la sociedad comenzó a formarse y agarrar vuelo, especialmente cuando el primer reactor comenzó su funcionamiento en 1977.

Pero la grandeza de esta ciudad que comenzaba a darse por conocida por toda Europa, tenía que estar acompañada de un equipo de fútbol acorde al desarrollo y expansión que estaba teniendo. Es por eso que la decisión de profesionalizar esta disciplina deportiva, fue del jefe a cargo de la construcción de la ciudad en general: Vasili Kizima. El gobierno soviético dio todo su apoyo para la realización de este proyecto, y se comprometió con ayudar en lo que fuera conveniente. La Ciudad del Futuro era su hijo mimado.

Como dije anteriormente, la edad promedio en Prípiat era de 26 años. Por lo que el físico no era un tema preocupante para el equipo. Lo que faltaba era experiencia para entrar a disputar los partidos con equipos que juegan profesionalmente hace años. A los que querían ser parte del plantel, se les ofrecía trabajo en la central. Era una condición para poder jugar. Pero como varios jugadores reconocieron años después, eso sólo estaba estipulado en el contrato. La realidad decía que los jugadores se preocupaban sólo de entrenar y disputar los partidos, y el FC Stroitel les pagaba para eso. Un club 100% profesional.

Equipos como el Spartak de Moscú y Dínamo de Kiev -instituciones con mucha historia- era a lo que a aspiraba a transformarse el equipo de Prípitat. Es por eso que en 1981 contrataron al ex jugador Anatoliy Shepel -que jugó en ambos equipos- para que se siente en el banquillo y les otorgara esa experiencia que tanto necesitaban. El delantero había ganado torneos importantes, además de defender la selección nacional. Otra tarea muy importante que tenía que realizar, era formar una cantera con niños de los cinco colegios que funcionaban en la ciudad. Labor clave para el éxito del proyecto.

UN DÍA NORMAL EN UNA DE LAS ESCUELA DE PRÍPIAT

Rápidamente el equipo comenzó a disputar varios torneos amateurs. Pero uno era el que centraba todas las miradas, ya que le otorgaba un cupo en la segunda división del campeonato  de la Unión Soviética al que resultara campeón. Ahí los equipos pasan a ser Club Deportivo, convirtiéndose en profesional. En los primeros años ganaron los campeonatos de su zona, pero lamentablemente en el que realmente importaba, las cosas no salían como se quería. Su flameante DT dejó el cargo tras dos años. Pero eso no le quitó las ganas a un equipo que tenía decidido llegar a lo más alto del fútbol soviético. En 1985 el equipo tuvo un notorio crecimiento en calidad, lo que confirmaba que las cosas se estaban realizando bien, y se presagiaba un gran futuro en el horizonte. Los espectadores e hinchas que repletaban el pequeño estadio fin de semana tras fin de semana, sabían eso y estaban maravillados con el rendimiento de su equipo.

Era el momento de construir una nueva casa para el FC Stroitel.

ESTADIO 2.0

Tras esa excelente campaña del ´85, se comunicó a la sociedad la construcción de un nuevo estadio acorde a lo que requería la ciudad. Este tendría una capacidad para 5.000 espectadores, con una tribuna de material sólida, una pista de atletismo, mejores accesos, y el paño contemplaría además un parque de diversiones. La plata para gastar no era un problema, y eso había que aprovecharlo. La obra comenzó cuando el reactor N°5 ya estaba en su etapa final de construcción, por lo que se planeó una inauguración en conjunto. En las propias palabras del jefe e ingeniero de las obras, Vasili Kizima:

EL NUEVO ESTADIO ES TAN IMPORTANTE PARA LA CIUDAD COMO EL NUEVO REACTOR”

El nombre escogido para el estadio fue Avanhard.

IMAGEN DE UN PARTIDO DEL QUE SERÍA EL ANTIGUO ESTADIO

1986 iba a ser un gran años para la Central Nuclear de Chernóbil.  El desarrollo urbano había alcanzado niveles altísimos, la población se había cuadriplicado en menos de 20 años. Habían cuatro reactores funcionando, el quinto ya estaba casi listo, y un sexto estaba en carpeta. Lo que atraería más gente en busca de trabajo. La URSS estaba en éxtasis con su paraíso energético, y las muestras de agradecimiento a los encargados de hacer funcionar diariamente la planta, eran constante. El estadio era una de ellas, y el gobierno eligió una fecha muy importante para su inauguración: el día del trabajador. En una ciudad que se construyó por trabajadores y para los trabajadores, el 1 de mayo era el momento perfecto para celebrar.

EL ACCIDENTE

En las semanas previa al día de la inauguración, la ansiedad de niños, habitantes, trabajadores y de los propios jugadores del FC Stroitel era muy alta. Sólo esperaban que los días y las horas transcurrieran para que llegara la fecha señalada. Lo que nadie sabía es que en la central había una bomba de tiempo que hace años estaba preparándose para arruinarle la fiesta a todos.

El 25 de abril se iba a realizar una prueba de seguridad en el reactor n°4. El plan era que el experimento se hiciera  en manos del equipo diurno de la central, que era el más capacitado y experimentado para realizarlo. Pero por órdenes directas del Kiev, se tuvo que mantener el nivel más bajo de energía por unos problemas ocurridos en otra central no muy lejos de ahí. La prueba se tuvo que posponer. A las 12 de la noche hubo cambio de turno cuando los niveles de la central volvieron a la normalidad. Ahora, los trabajadores con menos experiencia, y que en teoría sólo tenían que hacer un monitoreo post prueba, eran los encargados de realizarla.

A las 01:23 del 26 de abril, comenzó esta prueba de seguridad. Menos de 60 segundo después, el generador se sobrecalentó -el sistema automático de seguridad no se activo- y se produjeron dos explosiones. La segunda fue equivalente a 300 toneladas de TNT, provocando un intenso incendio, a la vez que volaba el techo del reactor permitiendo la salida al exterior de gases y partículas radioactivas. Cuando llegaron los bomberos, militares y policías, el edificio del reactor 4 -que seguía funcionando- estaba completamente envuelto en llamas, y amenazaba llegar al reactor n°3. La acción rápida de los bomberos durante las primeras horas, evitó que el incendio se propagara a los otros reactores. Muchos catalogan de heroica esta situación. Pero la verdad es que no sabían a qué se estaban enfrentando. Para muchos era sólo otro incendio más.

ASÍ SE VEÍA EL REACTOR N°4 AL DÍA SIGUIENTE DEL ACCIDENTE

#DATO El roentgen es una unidad utilizada para medir el efecto de las radiaciones ionizantes. Se utiliza para cuantificar la exposición radiométrica, es decir, la carga total de iones liberada por unidad de masa de aire seco en condiciones estándar de presión y temperatura.


Una persona que recibe una dosis de 100 roentgens por hora, se considera letal. Esa noche en el reactor 4 y en sus alrededores, se alcanzaron los 20.000 roentgens por hora. Eso significa que trabajadores y bomberos recibieron dosis letales en menos de un minuto.

29 personas que estuvieron en al centra aquella noche, murieron en los próximos tres meses debido a la exposición a la radiación. Dos personas lo hicieron a causa de la explosión.

FOTOGRAFÍA DE LA CIUDAD TOMADA EL AÑO 2017

Mientras tanto en  Prípiat el sol comenzaba a iluminar la ciudad durante la mañana, y sus habitantes abrían los ojos en lo que parecía sería un día normal. Pero habían situaciones que levantaban sospechas. En las propias palabras del capitán del FC Stroitel:

“Eran las 9. Aún no había tráfico. Pero me encontré con muchos policías. Les pregunté qué había sucedido, por qué estaban allí, aunque ellos no sabían. Entonces crucé el puente y me dirigí al estadio. El viejo estadio era bonito, hermoso. En el camino vi que había un montón de gente con chicos, iban todos a dar un paseo. La carretera estaba regada, había sido rociada. Luego Anyukhina, el segundo entrenador, dijo que en el estadio había aterrizado un helicóptero. Llamaron de la base y dijeron que no jugáramos”.

Lo sucedido ese primer día tras la falla en la central, va a quedar en la historia como la negligencia más grande del mundo. En vez de alertar a la población, las autoridades declaraban que el nivel de radiación era normal  porque no querían aceptar lo que había ocurrido, y mentían tranquilizando a los ciudadanos para que siguieran con su vida normal. ¿NORMAL? Llevaban horas en un ambiente totalmente radioactivo.

La explosión del reactor N°4 hizo que la nube radioactiva alcanzara una altura de 1,5 kms. Ésta se desplazó por toda Europa, siendo los países más afectados: Bielorrusia, Ucrania y la Unión Soviética. Se confirmó que llegó  a lugares tan lejos como Escandinavia. De hecho, se dice que la nube dio vuelta por todo el mundo. Más de 135.000 personas tuvieron que ser evacuadas de las zonas cercanas a la central, inclusive de otros países. La contaminación fue de proporciones épicas.

De vuelta en Prípiat. A las 22:00 hrs de ese fatídico día, cuando los niveles de radiación alcanzaban niveles mortales y muy superiores a los de Hiroshima, una comisión especial decidió que había que evacuar a la población. Arriba de buses, barcos, camiones y autos, se comenzó a desalojar la ciudad a las 14:00 hrs del 27 de abril. 36 hrs después del accidente. Un par de horas bastaron para desalojar completa la Ciudad del Futuro. Algunas personas no quisieron abandonar sus hogares, y fueron encontrados muertos pocas semanas después. Un dato curioso, y que confirma que las autoridades no sabían a qué se enfrentaban, es que se les informo a los ciudadanos que sólo sacaran sus documentos y algunas prendas, ya que la evacuación sería por tres días.

Nadie más volvería a vivir en Prípiat. Las tribunas del  estadio Avenhard nunca supieron lo que sentía gritar un gol.

¿QUÉ PASÓ CON EL FÚTBOL?

El gobierno rápidamente nombró un nuevo director de la Central de Chernobyl y levantó una nueva ciudad a 45 kms de Prípiat, llamada Slavutich. Increíblemente, ante la mayor tragedia nuclear jamás vivida, igual habitantes y trabajadores de la desaparecida ciudad se fueron a vivir a este nuevo proyecto. Algunos jugadores del FC Stroitel estaban dentro de ese grupo, por lo que el equipo siguió en su plan de convertirse en una gran institución, como si nada hubiera ocurrido. Pero la aventura sólo duró un año más. Todo se había acabado con la desaparición de Prípiat.

UNAS DE LAS POCAS IMÁGENES DEL FC STROITEL

 

CONSECUENCIAS Y ACTUALIDAD

Tras la evacuación, helicópteros lanzaron desde lo alto más de 5.000 litros de plomo y otros productos químicos sobre el reactor n°4 para evitar que la radiación siguiera saliendo. El gobierno soviético ideó un plan de descontaminación que duró años. En este intento por mitigar las consecuencias del accidente, trabajaron alrededor de  600.000 personas -llamados Liquidadores– que estuvieron expuestos a altos niveles contaminantes por varios meses. Éstos estaban conformados por bomberos, científicos, militares, obreros, geólogos e ingenieros en minas y muchos voluntarios. Se calcula que al menos 100.000 han muerto debido a los altos niveles de radiación que absorbieron sus cuerpos.

La última etapa de los trabajos contempló la construcción de una obra de hormigón armado para asilar el reactor. Éste fue llamado “sarcófago”, y su vida útil sería de 30 años. No es mucho tiempo si se estima que el reactor permanecerá radiactivo por los próximos 100 años. Las consecuencias del desastre de Chernóbil existirán por muchas generaciones más.

En el año 2016 se inauguró un nuevo sarcófago ya que su predecesor mostraba señales de deterioramiento. Ésta es la estructura móvil más grande jamás construida, y se prevé que mantenga aislada la radiación por los próximos 100 años.

AQUÍ SE PUEDE APRECIAR LA CIUDAD EN LA ACTUALIDAD, AL PRIMER SARCÓFAGO A LO LEJOS, Y A UN COSTADO LA NUEVA Y GIGANTESCA ESTRUCTURA QUE FUNCIONARÁ POR LOS PRÓXIMOS 100 AÑOS.

Por muy extraño que parezca, debido a que la radiación ha bajado considerablemente en los alrededores de la central y en la ciudad misma de Prípiat, empresas de turismo realizan viajes por el día para aquel que tenga interés en visitar la ex Ciudad del Futuro

SUERTE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *