BEATLES Y EL FÚTBOL

NO HAY DUDA QUE EL CUARTETO BRITÁNICO DE MÚSICA SABÍA MUCHO. PERO VINIENDO DE UNA CIUDAD QUE MUERE POR LA PELOTA, SIEMPRE HA HABIDO UN INTERÉS MEDIÁTICO POR CONOCER LOS GUSTOS DE SUS INTEGRANTES POR ESTE DEPORTE. 

Ha pasado ya más de medio siglo desde que Los Beatles se dieron a conocer al mundo a través de su música, transformándose en no sólo una de las mejores bandas de la historia -para varios ES la más grande- sino que también en un ícono pop que generó un cambio radical en la sociedad, desde la manera de vestir hasta la forma de pensar. Sus canciones han traspasado las barreras generacionales, y son escuchadas hasta el día de hoy. Tienes que ser parte de una tribu amazónica – de esas que nunca han visto la luz del sol- para no conocer las letras de Hey Jude, Love me do, Yellow Submarine o de Let it be entre otras. Además, se conoce hasta el más intimo detalle de las vidas de sus integrantes. Es de total conocimiento público todo lo que ha girado entorno a la vida del cuarteto de Liverpool.

Es precisamente sobre esta ciudad ubicada en el noreste de Inglaterra, que centraremos la atención de este artículo. No es de extrañar que Ringo, John, Paul y George pusieran en la mira del mundo el lugar donde formaron su exitosa banda. Los fanáticos más acérrimos de la agrupación, saben que alguna vez en la vida tienen que viajar ahí, y recorrer los lugares donde la beatlemanía comenzó. Es sólo cosa de buscar por la web para encontrar cientos de empresas turísticas que realizan tours relacionados solamente con los Fab4 (los fabulosos cuatro).

Pero mucho tiempo antes que el rock invadiera las calles de la ciudad, sus habitantes han vibrado con el fútbol gracias a los dos equipos más importantes de la ciudad: Liverpool y Everton. Ambos clubes existen desde el siglo XIX, y el partido en que se enfrentan entre sí –El Derby de Merseyside– es de los más antiguos y tradicionales del país. Pero no sólo la tradición y el fanatismo mueve a los hinchas a seguir los colores. La religión también es parte del fútbol en Liverpool, ya que mientras que los rojos son relacionados con los protestantes, los azules por los católicos.

Toda esta información entregada, es para que se entienda que los habitantes de Liverpool pierden la cabeza con este deporte. Eso nos lleva a la siguiente pregunta entonces. ¿Por cuál equipo hinchaban los miembros de la banda? Lo cierto es que hay mucha incertidumbre sobre este tema. Para partir, se dice que ninguno era un fanático de este deporte. Por el contrario, preferían ver el críquet o la Fórmula 1. Además existe el mito de que su manager Brian Epstein -apodado el quinto Beatle– les recomendó no hablar de fútbol ante la prensa, para así evitar polémicas con los hinchas.

A continuación les cuento la historia de la banda más grandiosa de todos los tiempos, y el deporte más lindo del mundo.

EL BALÓN EN EL MUNDO BEATLE

Dentro de la historia de la banda británica podemos encontrar varias alusiones al deporte rey. Quizás la más conocida es sobre la mítica portada del álbum Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band que apareció en 1967.  Dentro de todos los personajes que aparecen en ella, la banda decidió incluir a un futbolista. Paul sugirió que el goleador del Everton –Dixie Dean- fuera el elegido. Pero finalmente es Albert Stubbins del Liverpool FC quien aparece en la portada, supuestamente a pedido de John Lennon. Eso ya nos indica algo de las preferencias de algunos integrantes. Pero no nos adelantemos, eso lo veremos más adelante Stubbins -que jugaba de delantero- fue campeón una vez con el Liverpool -siendo el goleador del equipo- pero no tuvo una exitosa carrera. Claramente aparecer en este disco de Los Beatles ha sido su mayor acierto. De hecho, recibió una copia del disco con la firma de los 4 miembros de la banda. No hay Bota de Oro que supere eso.

LA IMAGEN DE LA PORTADA DEL ÁLBUM CON LA UBICACIÓN DEL JUGADOR

 

En el disco Let it Be -último de estudio de la banda- lanzado al mercado el año 1970, encontramos la canción Dig It, en la cual John Lennon menciona varios nombres al azar. Uno de ellos es de Matt Busby, jugador del Liverpool en los años ´30, pero que al momento de lanzar el disco, era entrenador del Manchester United. Hoy en día es ídolo de los Diablos Rojos.

En 1965 la final de la Copa FA la jugarían el Liverpool ante el Leeds United en el estadio Wembley. Horas antes del pitazo inicial, el entrenador de los rojos –Bill Shankly– recibió un telegrama de parte de la banda, deseándoles toda la suerte del mundo para el partido. El Liverpool levantaba por primera vez el trofeo de la FA, tras ganar  por 2-1. Ésta es una de las pruebas más concretas de que a la banda le importaban los equipos de la ciudad. ¿O era solamente algo político que había que hacer?

 

Circulando por Internet, se pueden encontrar miles de fotografías de la banda en distintas circunstancias. En la imagen a continuación, podemos ver a Ringo en un detrás de cámaras de la filmaciones de una de las tantas películas que hicieron. El baterista intenta dominar una pelota con cigarro en mano.

 

En la película Yellow Submarine, cuando es el momento que suena Eleanor Rigby, vemos al submarino amarillo recorrer distinto parajes de Inglaterra. En una secuencia podemos observar a jugadores de rojo y otros de azul con una pelota de fútbol -más bailando que jugando- haciendo clara referencia a los equipos de Liverpool.

Pero es en Magical Mystery Tour de 1967, que podemos ver a los propios miembros de la banda con una pelota de fútbol. Durante la canción Blue Jay Way, mientras John toca al fondo, Ringo, Paul y George juegan con una balón, pero no con los pies, si no que con las manos. Esta escena fue grabada en la casa de campo de Ringo, y habrían decidido incluirla en la película, por la fiebre futbolera que existía en el país tras haber ganando el Mundial un año antes.

 

LA BANDA

GEORGE HARRISON

El guitarrista fue quizás el que menos interés mostró, y el que menos declaraciones hizo sobre este deporte. Cuando le preguntaron sobre su preferencia a la hora de elegir un equipo, él respondió:

“EN LIVERPOOL HAY TRES EQUIPOS, YO SOY DEL OTRO”

Para los medios esta fue una respuesta para salir con gracia de algo que no le interesaba. Pero para otros, el músico en realidad se refería al tercer equipo de la ciudad. Ese que en el extranjero nadie conoce: los Tranmere Rovers, que hoy en día militan en la quinta división del fútbol inglés.

 

RINGO STARR

El baterista hizo pública su preferencia por un club de fútbol. Pero este no era de Liverpool, si no que de la capital inglesa. Hablamos del Arsenal del norte de Londres. La razón sería que su padrasto era londinense. Entonces lo llevaba a Anfield Road o Goodison Park cuando los gunners visitaban la ciudad. Los hijos de Richard Starkley -verdadero nombre de Ringo– no apoyaron la traición de su padre, y como buenos hinchas nacidos en Liverpool, están abonados y habitualmente se les puede ver en Anfield Road apoyando al equipo rojo.

 

PAUL McCARTNEY

El bajista es quizás el integrante que más ha hablado sobre este tema ante los medios. Reconocida es su preferencia por el Everton, debido a que su familia es seguidora de aquel equipo. Se sabe que Macca asistió a Wembley en 1968 para presenciar la final de la Copa FA entre el Everton y el West Bromwich Albion. Su equipo perdió, así que nos imaginamos que el beatle se tiene que haber retirado triste del recinto. ¿Llorar? Todo indica que no. El músico no se desvive por los colores del Everton. En una entrevista del año 2008 declaró:

Mi padre y mi familia son del Everton y cuando se enfrentan soy Evertoniano. Pero ¿sabes qué? Yo sólo voy a apoyar a los dos equipos, porque es todo Liverpool y no tengo esa cosa católica-protestante”

¿Verdad? ¿O sólo una manera de desviar la atención tal como Epstein les aconsejó a toda la agrupación años atrás? Lo cierto es que hay historias de Paul escuchando la final de la FA Cup entre Liverpool y Manchester United cuando navegaba en su yate por el caribe en 1977. O que asistió a la final de la Champions League entre el United y Barcelona el 2011. Pero si uno asiste a un concierto suyo en cualquier parte del mundo, no sería extraño encontrarse con una camiseta del Everton entre los asistentes.

Un dato freak: Cuando Sir Paul tocó en Uruguay, el club local llamado Liverpool, le otorgó un carnet de socio honorífico.

JOHN LENNON

Pete Best fue quien confesó que en los días de la banda en Hamburgo, jugaban fútbol para matar el tiempo. Y que Lennon era por lejos el más hábil dentro de las limitaciones de todos.

“No éramos especialmente hábiles, aunque John era, indudablemente, el mejor con el balón en los pies. Un día me confesó que siempre había soñado con jugar en el Liverpool. 

No es difícil adivinar que el compositor era hincha del lado rojo de la ciudad, ya que su padre era fanático de ese equipo. John mantuvo esa tradición, pero  con menos euforia. Hay poca información suya con respecto al Liverpool. Pero si podemos encontrar relación con el fútbol.

En Chile conocemos muy bien la historia de un dibujo que John Lennon realizó cuando tenía 11 años. En éste se puede ver al delantero chileno Jorge Robledo convirtiendo el gol de cabeza con que su equipo -el Newcastle–   derrotó al Arsenal por 1-0 en la final de la Copa FA de 1952. Esta obra terminó siendo la portada del álbum Wall and Bridges de 1974. Por ningún motivo esto significa que a Lennon en realidad le gustara el Newcastle. Para muchos, le llamó la atención el número 9 que aparece en al camiseta del jugador de espaldas. Numero que el integrante de Los Beatles hizo muy importante alrededor de su vida.

A continuación el dibujo y la imagen real en la cual se inspiró Lennon. 

 

POR EL MUNDO

Como mencioné al principio, la banda británica revolucionó al planeta entero con su música, y el fenómeno Beatlemanía perdura hasta el día de hoy. Por eso clubes de todos los continentes utilizan las contagiosas melodías de sus canciones para apoyar a sus jugadores.

Para comenzar nos remontamos a la década de los ´60, al estadio Anfield del club Liverpool. La tribuna más famosa del recinto, llamada The Kop -donde los fanáticos siempre estaban de pie- coreaban uno de las primeros sencillos de la banda. Y lo hacían en pleno partido, a modo de apoyar a los jugadores.

 

Al club Manchester City no le importó que la banda fuera de una de las ciudades rivales del equipo, e hicieron de Hey Jude el himno popular de los hinchas.

“Na Na Na Na Na Nanaaaaaa City!”

 

Ya fuera de la isla. En España el Villarreal es conocido como el Submarino Amarillo, en clara alusión al color de camiseta y la banda inglesa. Se ha podido ver a los seguidores del equipo utilizar la iconografía Beatle en sus graderías. Y qué decir de la música. Está claro que canción se escucha por los parlantes del Madrigal.

 

En Japón, la “Barra Brava” del club Kashima Antlers tomó una canción del cuarteto, para tararearla durante los partidos y apoyar a los jugadores al ritmo de la música. ¿Adivinan qué canción es? Muy fácil…..

 

SUERTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.