AUSTRALIA: UNA SELECCIÓN PATIPPERA

DURANTE SU HISTORIA, EL PAÍS DEL CONTINENTE OCEÁNICO HA RECORRIDO MILES Y MILES DE KILÓMETROS PARA SER PARTE DEL SUEÑO MUNDIALISTA. AHORA EN RUSIA YA SON UN EQUIPO EXPERIMENTADO

SOCCEROOS

El fútbol llegó hace mucho tiempo a Australia. Hace dos siglos para ser precisos. Pero de igual forma nunca se ha desarrollado como el deporte principal del país. Esa es la razón de que los oceánicos nunca se han establecido como una selección de al menos segunda línea en el mundo. El factor de estar en un continente tan alejado del resto del mundo fue un factor para el bajo nivel de sus futbolistas. Es por eso que ya hace algunos años decidieron realizar un cambio con el fin de ayudarlos en experiencia y calidad táctica. Y viendo los resultados del último tiempo, se puede decir que les resultó.


#DATO El apodo Socceroos nació de la mezcla de las palabras fútbol y canguros en inglés.


HISTORIA

El fútbol llegó a Australia a finales del siglo XIX gracias a los inmigrantes ingleses. Se tiene información de partidos disputados entre clubes en el año 1880. Y dos años después se fundó la primera Federación de Fútbol de Australia. Pero tuvieron que pasar 4 décadas para que se creara la Selección Nacional, que juega su primer partido ante Nueva Zelanda en 1922. Fue una derrota por 3 a 1 en suelo neozelandés. La lejanía de Oceanía con el resto del mundo -en donde el fútbol estaba en pleno crecimiento- impidió que se desarrollara de manera normal por lo próximos 50 años. De hecho, dio al paso para que deportes de esa región surgieran en la población y hoy en día sean los más populares en el país. En el presente, la FIFA le otorga medio cupo al continente para asistir a los mundiales. ¡O sea, imagínense cuál era el trato hace 80 años! Recién para las clasificatorias de la cita mundialista de Inglaterra 1966, Australia comenzó a ser parte del fútbol mundial. Se jugaron el cupo con Corea del Norte. Pero no tuvieron suerte ya que perdieron el partido jugado en Camboya, territorio neutral.

No tuvieron que esperar mucho para asistir a un Mundial, ya que tras superar un grupo conformado con países asiáticos y oceánicos, y después derrotar en partidos de ida y vuelta a Irán, para finalmente enfrentarse a Corea del Sur por el cupo, tuvieron que disputar un tercer partido de desempate tras igualar los primeros dos. Los Socceroos ganaron 1-0, y así accedieron fácilmente al Mundial de Alemania 1974. No hicieron ningún gol en aquel torneo, pero sumaron su primer punto al empatar a cero con Chile.

IMAGEN DE AUSTRALIA EN SU PRIMER MUNDIAL. AQUÍ ENFRENTANDO A CHILE.

Para los próximos años, los australianos se tendrían que conformar por ver el Mundial por TV. El eterno sistema de repechaje que afectó a Oceanía, les prohibió clasificarse ya que se tenían que enfrentar a rivales difíciles y más experimentados. Israel, Escocia y Taiwán son ejemplos claros, manifestando también que la FIFA no sabía qué hacer con la Confederación de Fútbol de OceaníaOFC– ya que les cambiaba la repesca a cada rato entre Asia y Europa. En 1994, increíblemente se decidió bajarles el cupo a 0,25. ¡Sí. 1/4 de cupo! O sea, Australia tras ganar su zona, debía enfrentarse al segundo lugar de las clasificatorias de la CONCACAF,  y el ganador de esa llave, tenía que disputar el ticket mundialero ante el cuarto lugar de la CONMEBOL. Los canguros sortearon la primera “final” tras derrotar a Canadá. Ahora, si querían viajar a Estados Unidos, tenían que despachar a la Argentina de Diego Armando Maradona. Tengo recuerdo de esos enfrentamientos. La albiceleste no tuvo unas buenas eliminatorias y su juego estaba en duda.  Pero igual la diferencia con Australia era descomunal, y todos estaban seguros que se quedaban fácil con la llave.  Pero las cosas no fueron tan así. En la ida en Sydney el resultado fue un empate 1. Y la vuelta en Buenos Aires los locales sólo pudieron sacar la ventaja mínima.  Los oceánicos dejaba una grata imagen, pero se quedaban sin Mundial en una nueva ocasión.


#DATO El ya retirado arquero Mark Schwarzer, posee la mayor cantidad de partidos disputados con la selección de Australia con 109 encuentros entre 1993 y el 2013.


Para Francia ´98, la OFC volvió a tener medio cupo, definiendo el repechaje ante el cuarto del continente asiático. Australia ganó todo sus partidos de zona, y en la final ante NZ obtuvo un 5-0 a favor. El pasaje al Mundial se jugaba ante Irán. Obtuvieron un gran empate de visita 1 a 1, y en Melbourne se pusieron adelante 2-0 tras los primeros 45 minutos. Los Socceroos estaban prácticamente listos para retornar a un Mundial tras 24 años. Los iraníes salieron con todo en el complemento logrando igualar el marcador, y accediendo a Mundial por los goles de visita convertidos. Fracaso total por parte de los locales.

Camino a la máxima cita de fútbol mundial que se celebraría en Corea y Japón el 2002, Australia hizo noticia alrededor del mundo, no por uno, sino que por dos partidos en especial. El 9 de abril del 2001, los Aussies derrotaron 22-0 a la selección de Tonga, convirtiéndose en un nuevo récord del fútbol mundial. Lo mejor viene ahora. Sólo dos días después de aquel partido, les metieron ahora un 31-0 a Samoa Americana, ¡rompiendo el récord que recién habían establecido! El dato curioso, es que para ese partido el DT canguro utilizó jugadores con muy poca experiencia en la selección, dándole descanso a los titulares. Australia ganó su grupo con puras victorias, 66 goles a favor y ninguno en contra. La final de la conferencia fue para variar ante Nueva Zelanda, que nuevamente no pudieron ante sus eternos rivales. Estaba más que claro que para países como Australia y NZ, sus clasificatorias eran un chiste y que se tenían que esforzar el mínimo para superar a sus rivales. Así es casi imposible desarrollarse como selección de primera línea. Perder un tercer repechaje consecutivo -ahora ante Uruguay– confirmaba eso. Había que hacer un cambio urgente.

En todos estos años, al menos Australia pudo gritar campeón en su región, levantando en cuatro ocasiones la Copa Oceánica de Naciones. Un premio de consuelo al menos en tantos años de sufrimientos a nivel mundial.

El fútbol da revanchas dicen. Eso lo pudo vivir en carne propia Australia cuando en el repechaje para llegar al mundial del 2006, se tuvieron que enfrentar nuevamente a Uruguay. Primero fue un 1-0 en contra en Montevideo, pero en Sydney repitieron el mismo marcador a favor. El pasaje a Alemania se decidida mediante los lanzamientos penales. Los oceánicos estuvieron más eficaces, logrando la clasificación a un Mundial después de 32 años. Esta iba a ser su segunda participación.

LA ALEGRÍA DE LOS JUGADORES CUANDO ELIMINAN A URUGUAY

Ese año ademas,  participaron de la Copa Confederaciones tras ser el campeón continental.  No sumaron ningún punto, aunque le hicieron partidos a germanos y argentinos.

Mientras los jugadores hacían un gran trabajo en cancha al defender la camiseta de su país, las autoridades del fútbol australiano también la mojaban fuera de ésta, buscando una solución al problema que tenían del lento desarrollo del deporte en su país. El principal objetivo era cambiarse de conferencia hacia el continente asiático. Así jugarían sus torneos y sus clasificatorias, mejorando el roce internacional con selecciones de más alto nivel que en Oceanía, y además evitarían el eterno repechaje con potencias del fútbol mundial. Las respectivas asociaciones aceptaron la propuestas, y tras el sí de la FIFA, el 1 de enero del 2006, Australia era un país asiático en lo que a fútbol respecta.


#DATO Rusia será el quinto Mundial de Australia; el cuarto de manera consecutiva. Sus números históricos son: 13 partido jugados, 2 partidos ganados, 3 empatados y 8 perdidos, con 11 goles a favor y 26 en contra. Los octavos de final del 2006 fue su mejor desempeño


El entrenador holandés Guus Hiddink fue el encargado de dirigir el equipo en el Mundial de Alemania. De la mano de él, los Socceroos lograron su primer triunfo en los Mundiales tras derrotar a Japón en el debut de la fase de grupos. Y fue lleno de emociones; hasta el minuto ´84 de partido los nipones ganaban por la mínima. Tras el pitazo final increíblemente el marcador fue a favor de Australia por 3 a 1. En su segundo partido, Brasil le propinó un decente 0-2. Así que en la última fecha ante Croacia se jugaban una histórica calificación a 1/8 de final. Cuando quedaban 10 minutos de partido, Australia anotó el definitivo empate a 2, logrando avanzar a la segunda fase de un Mundial por primera vez. En la siguiente ronda se toparían con la siempre poderosa Italia, dirigida por Marcelo Lippi en lo que todos pensaban sería un trámite para los -hasta ese momento- tres veces campeones mundiales. Los aussies jugaron prácticamente todo el segundo tiempo con un hombre de más tras la expulsión de Materazzi, pero el cerrojo Azzurri fue imposible penetrar. La polémica llegaría en los descuentos, cuando el arbitro cobró un ridículo penal a favor de Italia. Con la frialdad que lo caracteriza, Francesco Totti lo cambió por gol, y así el sueño de los Socceroos se acababa.

En esta época conocimos grandes jugadores australianos: Mark Viduka, Harry Kewel, Mark Schwarzer, Jason Culina, Brett Emerton, John Aloisi, Mark Bresciano y Tim Cahill.

Tras el Mundial, la primera experiencia australiana en su nuevo continente, fue la Copa Asiática 2007, en donde alcanzaron los 1/4 de final. Luego vendrían las clasificatorias a Sudáfrica 2010, situándose como cabeza de serie en su grupo. De manera sólida, fueron superando las distintas fases de la competición, hasta  alcanzar un cupo directo al Mundial. Australia confirmaba rápidamente que el cambio era lo correcto al clasificar a su segundo Mundial consecutivo.

En Sudafrica, el primer partido del grupo le costó caro con miras al futuro, ya que perdieron 4-0 con Alemania y la diferencia de goles fue el causal de quedar eliminados tras empatar en puntaje con Ghana.

En la Copa Asiática del año 2011, alcanzarían su primera final regional en el que era su nuevo continente. Pero un final apretada e intensa, fueron derrotados por Japón en tiempo suplementario.

El camino a Brasil no fue tan tranquilo como lo fue para el Mundial del 2010. A sólo dos fechas del término, los australianos estaban fuera de la zona de clasificación directa. Pero dos sólidos triunfos le permitieron conseguir pasajes a su tercer Mundial de manera consecutiva. Pero en el torneo realizado en Sudamérica, su desempeño no fue óptimo, y cayeron derrotados en los tres partidos del grupo ante Chile, Holanda y España.


#DATO Chile ha enfrentado dos veces a Australia en los Mundiales. Con un empate (1974) y una victoria para los sudamericanos en el 2014.


La AFC eligió a Australia como sede la Copa Asiática 2015. ¿O sea un torneo continental se jugaría en otro continente? Cosas del mundo actual. Los Socceroos disputarían la final con Corea del Sur. En Sydney, ante más de 70.000 espectadores, ganaban el partido 2-1 en tiempo suplementario, y se consagraban campeón de Asia, convirtiéndose así en la primera selección de la historia en ganar copas de conferencias distintas. Este título le valió el derecho de participar en la Copa Confederaciones del 2017, donde obtuvo una derrota ante Alemania, y empates ante Camerún y Chile, quedando eliminada en la fase de grupos.

CAMINO A RUSIA

Para llegar a su cuarto Mundial consecutivo, los Socceroos tuvieron que sortear unas largas clasificatorias que incluyeron repechajes al no lograr el cupo de manera directa. Todo comenzó tranquilo, al ganar con holgura su grupo de la primera fase con tan solo un partido perdido. En la siguiente ronda, cuando los mejores equipos se dividieron en dos grupos, Australia empató en puntaje con Arabia Saudita en el segundo lugar, pero la diferencia de goles los relegó al tercer lugar, sin un cupo directo al Mundial, y con un largo camino para llegar a Rusia. En la siguiente fase se tuvieron que enfrentar a la sorprendente selección de Siria, que logró sacarle un empate en ambos partidos, pero un gol en el tiempo suplementario clasificó a los oceánicos. Ahora venía la llave ante Honduras, que otorgaba finalmente un cupo a la copa. En Centroamérica el marcador terminó a cero. Pero en Sydney la supremacía aussie fue contundente, y con un 3-0 aseguraron la plaza en su cuarto Mundial consecutivo.

LA FIGURA

TIM CAHILL   

Es el jugador más importante de la última época, y quizás también de toda la historia de su país. Esta opinión la realizo con poco conocimiento del fútbol australiano. Pero he visto el rendimiento del delantero en los últimos tres Mundiales, y con eso, sumado a las estadísticas que posee, puedo confirmar que el jugador de 38 años está un peldaño más arriba que el resto. Desde que fue pieza clave en las clasificatorias a Alemania 2006, Cahill ha visto la gloria con los Socceroos. En el primer partido de aquel torneo ante Japón, marcó dos goles, convirtiéndose en el primer jugador Australiano en anotar en una Copa del Mundo. Cuatro años después volvió a inflar en la red en una ocasión en el Mundial de Sudáfrica. Y en Brasil 2014 anotó el descuento en la derrota ante Chile y marcó un verdadero golazo en el partido con Holanda. Como pueden ver, el delantero ha metido pepas en tres Mundiales distintos. Por eso en Rusia tiene un objetivo personal, marcar para entrar en el selecto grupo de jugadores que han realizado la hazaña de convertir en cuatro Mundiales distintos. Esa terna está compuesta por: los alemanes Uwe Seeler, Miroslak Klose, y O Reí Pelé.

Además de ser el máximo goleador de su país en Mundiales, Tim Cahill también es el goleador histórico de Australia con 50 goles, y muy lejos de su más cercano perseguidor. Goles que hasta el día de hoy, a su avanzada edad, siguen ayudando a los Sooceroos a ganar partidos y lograr objetivos. Tal como sucedió en el primer repechaje en las clasificatorias a Rusia, cuando un gol suyo le dio la victoria a Australia en el tiempo suplementario ante Siria.

HINCHADA

No hay mucho que hablar en este ítem. En un país en donde el fútbol no es el deporte más popular, no se verán muchos fanáticos aussies en los estadios de Rusia. Menos si el pique igual es largo, y la selección no promete pasar de ronda.

TÁCTICA Y PROYECCIÓN

Extraño lo que pasa en la banca de la selección de fútbol de Australia. El griego Ange Postecoglou sorprendió a todos cuando renunció como entrenador de los Socceroos después de clasificarlos al Mundial. La Federación pensó en grande, y contrató al holandés Bert Van Marwijk como su reemplazante. En su extenso curriculum tiene la final del Mundial del 2010 junto a los Países Bajos. Lo curiosos es que Van Marwijk ya sabe que terminado la Copa del Mundo, se tiene que ir porque esta listo el australiano Graham Arnold para que se haga cargo del equipo a largo plazo. O sea, el actual DT solo tiene que pensar en el torneo que se le viene en un par de semanas más. Quizás es un beneficio para no tener presiones de realizar un gran campeonato, ya que sí o sí se tiene que ir.

Por lógica no se ha podido ver mucho del esquema del nuevo entrenador. Sólo un par de amistosos previos al Mundial. Pero igual se puedo deducir que Australia jugara con una formación “Europea”, con mucho físico en sus jugadores, pero poca calidad.

Difícil para los oceánicos avanzar de fase en Rusia. Insertado en el Grupo C junto a dos países europeos y uno sudamericano, no se ve un futuro auspicioso para los Socceroos. El primer partido ante Francia se podrá sacar una mejor idea de qué fue a hacer Australia a esta Copa del Mundo.  Recordemos que en el pasado han hecho sufrir a potencias mundiales. Y ahora cuentan con un entrenador  experimentado de cómo pasar de rondas en un Mundial.

PROYECCIÓN CTM: FASE DE GRUPOS


#DATO Australia debuta el 16 de junio ante Francia en Kazán


SUERTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.